Inicio ACT. COMUNITARIA Cristina Fernández de Kirchner pidió la nulidad de la causa del Memorándum con Irán

Cristina Fernández de Kirchner pidió la nulidad de la causa del Memorándum con Irán

Por Iton Gadol
0 Comentario

Agencia AJN.- En una audiencia pública ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 8, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió hoy la nulidad de la causa por el Memorándum con Irán y la calificó de “disparate judicial, institucional y político”.

En el comienzo de su exposición, Fernández de Kirchner repasó qué hacía cada uno de los acusados cuando fue el atentado a la AMIA hace 27 años, para argumentar que ninguno de ellos tenía motivaciones para querer encubrir a los responsables de la masacre. En ese sentido, señaló que en ese entonces Andrés “Cuervo” Larroque sólo tenía 17 años y ella era legisladora provincial. “Los encubridores son los que tienen intereses con los autores materiales o ideológicos del atentado y tratan de borrar la responsabilidad que tuvieron”, argumentó.

La vicepresidenta denunció que el ex presidente “Mauricio Macri utilizó el Poder Judicial como instrumento de persecución para sus opositores políticos”.

“En esta causa se intentó poner un Tribunal Oral a dedo, el número 9. Esto afortunadamente fue abortado por la Corte. Eso iba a constituir uno de los mayores escándalos judiciales”, afirmó la ex presidenta.

“Se naturalizó en la Argentina que había una mesa judicial. Uno lo leía en los diarios. Y de allí salían las órdenes para el Poder Judicial. Ellos decidían a quién había que meter preso, a quién había que armarle una causa, a quién había que intimidar”, agregó.

“Tengo jueces de atracción. Los únicos dos jueces que me tocaban en todas las causa en Comodoro Py eran (Julián) Ercolini y (Claudio) Bonadio. Y los dos jueces que siempre intervenían en Casación eran (Gustavo) Hornos y (Mariano) Borinsky”, destacó la vicepresidenta, desnudando la falta de transparencia en los sorteos de los juzgados.

Además, recordó que fue acusada de reunirse con el juez Sebastián Casanello en la quinta de Olivos y que hoy en día los testigos fueron condenados por falso testimonio: “Nunca Casanello fue a Olivos siendo yo presidenta”.

“Alberto Nisman nos acusó al entonces canciller (Héctor) Timerman y a mí, entonces presidenta de Argentina, de haber firmado el Memorándum con Irán para encubrir a los autores del atentado y levantar las alertas rojas. Pero este acuerdo tenía un único objetivo. Lograr que los acusados de haber sido los autores ideológicos del atentado pudieran ser indagados por el juez. Este acuerdo pasó por el Congreso, pero además jamás entró en vigencia. Porque Irán jamás aprobó ese Memorándum. Esta denuncia de Nisman cayó en el juzgado de Daniel Rafecas, que sacó un fallo ajustado a derecho. Desestimó la denuncia por inexistencia de delito”, recordó la vicepresidenta.

“Hornos y Borinsky se habían declarado incompetentes en todas las causas de la AMIA. Y acá no. Acá no podían excusarse. Acá estaba Cristina. Había que ir contra ella”, afirmó.

“Resucitaron una causa que estaba acabada. Y al otro día, Macri felicitó con nombre y apellido a Hornos y Borinsky”, agregó

Asimismo, destacó que se comprobó que Hornos visitó la Casa de Gobierno en seis oportunidades y que Borinsky visitó la quinta de Olivos en 15 ocasiones durante el mandato de Macri.

“Darío Nieto adulteró los informes para que no aparezcan las visitas de Hornos y Borinsky. Si fueron a charlar cosas que no tenían nada que ver, no se entiendo por qué se suprimió de la lista de visitas a los jueces. Está todo muy claro…”, destacó Fernández de Kirchner.

“¿En serio nos quieren hacer creer que esto es legal? Nunca vi una ilegalidad de este tamaño. Es un escándalo monumental”, expresó.

“Borinsky jugaba al tenis y se iba a comer con Macri. ¿Alguien piensa que ese juez puede ser imparcial con Cristina Fernández?”, preguntó la vicepresidenta retóricamente.

Por otra parte, lamentó que la DAIA, querellante en la causa, no estuviera presente: “Es una lástima que la DAIA no se encuentre presente. Hay que escuchar a todos, aunque uno no esté de acuerdo”.

“Me cuesta creer que a 27 años de la tragedia de la AMIA estemos discutiendo el montaje de una mentira”, concluyó la vicepresidenta.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat