Inicio NOTICIAS Software israelí ayuda a las autoridades ucranianas a salvar vidas en medio de la guerra

Software israelí ayuda a las autoridades ucranianas a salvar vidas en medio de la guerra

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- En la era de los dispositivos inteligentes que tienen la capacidad de compartir una ubicación o transmitir en directo desde cualquier parte del mundo en cuestión de segundos, todos nos sentimos a veces frustrados al encontrarnos con proveedores de servicios que siguen ofreciendo únicamente un servicio analógico.

El fundador y director general de Carbyne, Amir Elichai, se encontró hace unos años precisamente en una situación en la que una respuesta eficaz y rápida era crucial pero no estaba disponible.

«Hace unos años, sufrí un intento de robo en la playa de Tel Aviv. Fue la primera vez en mi vida que llamé a la policía, lo que resultó ser una experiencia terrible», cuenta Elichai. «No sabían exactamente dónde estaba, quién era, qué pasaba a mi alrededor. Estamos en el siglo XXI y los servicios de emergencia siguen funcionando así».

La falta de comunicación adecuada con la que se encontró le dificultó explicar su ubicación exacta o proporcionar información sobre su paradero rápidamente, lo que provocó un retraso e impidió que recibiera la asistencia adecuada.

A raíz de ese incidente, Elichai decidió crear Carbyne, una empresa basada en la nube que desarrolla herramientas tecnológicas en el ámbito de los servicios de emergencia y la seguridad pública, con el objetivo de mejorar la forma en que las personas se comunican con los proveedores de servicios de emergencia de todo el mundo.

«Desarrollamos herramientas que permiten a los servicios de emergencia recibir gran cantidad de información de los ciudadanos -incluyendo localización en tiempo real, vídeo, fotos y textos- en casos en los que alguien no puede hablar en voz alta, como los incidentes de violencia doméstica».

Carbyne se fundó en 2015, y ha recaudado más de 100 millones de dólares de inversión. Opera en tres oficinas en todo el mundo, incluyendo la sede en Nueva York y un centro de desarrollo en Israel, y más de 400 millones de personas en todo el mundo tienen acceso a sus servicios. Presta servicios en 21 estados de Estados Unidos, en México y trabaja con varias organizaciones en Israel.

Al inicio de la invasión rusa de Ucrania, la empresa comenzó a operar a nivel nacional, con el objetivo de ayudar a los civiles que estaban siendo atacados.

«Habíamos estado en contacto con la policía de Ucrania mucho antes de que estallara la guerra», explica Elichai. «Intentamos que nuestros sistemas fueran accesibles en el país y realizamos varios pilotos. Cuando estalló la guerra, escribí al asistente del viceprimer ministro ucraniano y le dije que estaríamos encantados de ayudar durante la guerra sin coste alguno. Estuvieron muy contentos y se subieron al carro rápidamente», dijo.

«Ucrania tiene recursos y capacidades limitadas. También es un país muy extenso, lo que dificulta a veces una evaluación en tiempo real de la situación, por lo que la capacidad que les proporcionamos de información para saber dónde enviar tropas y cómo ayudar a los civiles es fundamental», añadió Elichai.

La instalación de los sistemas Carbyne en Ucrania se produjo apenas una semana después de la invasión rusa. «Hicimos los cursos de instrucción a distancia, con la ayuda de trabajadores de nuestro centro de desarrollo en Ucrania. Así que, dos semanas después del comienzo de la guerra, todo estaba funcionando y plenamente operativo. Extendimos nuestro sistema a 22 localidades de toda Ucrania, y toda la información sobre los ataques de misiles rusos, los edificios destruidos y los heridos llegaba desde los civiles de la zona a nuestro centro de control central en Kiev.»

Con todos esos datos, mediante el software, se podía crear una imagen de la situación y un informe diario de los daños, los heridos y cómo asignar los recursos. Desde que entró en funcionamiento, millones de llamadas e informes han pasado por el sistema Carbyne.

«La mayoría de los incidentes son informes de impactos de misiles en edificios. Hubo un incidente en el que una familia quedó atrapada en un edificio dañado y tuvo que ser rescatada, pero fue difícil determinar dónde estaban exactamente. La capacidad de las personas que se encontraban cerca del edificio para transmitir una señal de vídeo a las fuerzas de rescate ayudó a averiguar en qué piso se encontraban y a extraerlos», explicó Elichai.

«En los casos en los que las personas atrapadas acuden a la policía, el software tiene la capacidad de determinar su altura y si están por encima o por debajo de la superficie. También hubo un caso en el que una fábrica fue bombardeada, y fue difícil localizar el edificio porque estaba fuera de las zonas residenciales, y nuestra tecnología ayudó a salvar vidas.»

Además de la implantación inicial y la formación sobre el uso de la tecnología, la empresa sigue manteniendo un contacto constante con las autoridades de Ucrania. «Hacemos llamadas cada dos semanas, averiguamos qué más necesitan, y creemos que el sistema podría ayudar mucho incluso después de la guerra. Cuando la gente vuelva a sus casas y comience el proceso de recuperación. Los informes de daños podrían ayudar a saber cómo asignar los recursos para las reparaciones», explicó Elichai.

Además de la actividad en Ucrania, la empresa también tuvo un gran éxito en otras partes del mundo. En Estados Unidos, el envío de localizaciones en tiempo real permitió rescatar a una niña de 13 años que había sido secuestrada y metida en un maletero, mientras el vehículo estaba en marcha. Y en la India, los paramédicos dieron formación en vídeo a hombres cuyas esposas dieron a luz en casa por vivir lejos del hospital o por miedo a llegar a uno durante el brote de coronavirus.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat