Inicio NOTICIAS Hoy en la historia judía/ Un científico judío testea la vacuna contra la peste bubónica sobre sí mismo

Hoy en la historia judía/ Un científico judío testea la vacuna contra la peste bubónica sobre sí mismo

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El 10 de enero de 1897, el bacteriólogo Waldemar Haffkine, un judío nacido en Odessa que entrenó con el doctor Louis Pasteur en su instituto en París, probó la vacuna que había creado en un tiempo récord para combatir una epidemia de peste bubónica en Bombay, sobre sí mismo. Sobrevivió, y la vacuna pasó a servir como base para una fórmula más refinada que proporciona una protección generalizada de la enfermedad.

No era la primera vez que Haffkine, un judío ortodoxo, se había utilizado a sí mismo como un conejillo de indias antes de someter a otros seres humanos para sus remedios.

Vladimir Aaronovich Mardoqueo Lobo Chavkin (la versión rusa de su nombre) nació el 15 de marzo de 1860,  hijo de Aarón Chavkin, un maestro de escuela, y Rosalie Landsberg. Cuando era niño se trasladó con su familia a Berdyansk, una ciudad portuaria al este de Ucrania, y fue educado tanto allí como en Odessa, ambos parte del imperio ruso.

Durante su juventud, Haffkine se unió al grupo revolucionario Narodnaya Volya, pero renunció cuando se tornó demasiado violento – fue este grupo que asesinó zar Alejandro II en 1881. También perteneció a la Liga Judía para la autodefensa. Fue herido y detenido por su activismo mientras ayudaba a defender a los judíos en Odessa durante un pogrom en la década de 1880.

Después de terminar su doctorado, en 1884, Haffkine trabajó como investigador en el Museo de Zoología de Odessa, antes de trasladarse a la Universidad de Ginebra, en 1888, y al año para el Instituto Pasteur, en París, donde Metchnikoff tenía una posición.

En 1892, una pandemia de cólera azotó Asia y Europa, y Haffkine comenzó a trabajar en una vacuna preventiva para la enfermedad.

Después de probar su vacuna sobre sí mismo, a partir de la bacteria del cólera y con el permiso de las autoridades coloniales británicas, viajó a la India en 1893 para realizar la prueba en un grupo más grande. A pesar de que se veían sus investigaciones con sospecha, Haffkine tuvo éxito en probar la eficacia de la vacuna en un grupo de población muy extendida.

El siguiente reto llegó en 1896 con un brote de peste bubónica. Haffkine trabajó en una vacuna en un frenesí y fue esta vacuna la que puso a prueba sobre sí mismo, el 10 de enero 1897.

Cinco años más tarde, 19 personas del pueblo en el Punjab contrajeron tétanos y murieron después de la inoculación con la vacuna contra la peste de Haffkine, todos han sido tratados con el suero de la misma botella. La investigación inicial sobre el desastre culpó a Haffkine para los procedimientos de producción defectuosos; y fue relevado de su cargo como jefe de la Plaga Laboratorio de Bombay.

Solo luego de cinco años se reveló que la persona en el campo de la administración de la vacuna había contaminado su contenido después de abrir la botella. Solo entonces Haffkine fue reivindicado, y regresó a la India. Mientras tanto habiendo experimentado hostilidad antijudía llegó a dedicarse a la causa de reasentamiento de los judíos en Palestina, y se acercó al sultán otomano con un plan para la compra de tierras allí para ese propósito, pero este la rechazó.

Haffkine vivió sus últimos años en Lausana, Suiza, donde murió el 26 de octubre de 1930.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat