Inicio NOTICIAS Hatzad Hasheni. La Universidad Autónoma de Barcelona aprueba su primera moción antisemita

Hatzad Hasheni. La Universidad Autónoma de Barcelona aprueba su primera moción antisemita

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- (Por Gabriel Ben Tasgal) .- Tuve el honor de estudiar mi doctorado-magister en Publicidad y Relaciones Públicas en Bellatera. De acuerdo a la moción aprobada el jueves 17/12/2015, no quedaría del todo claro que pudiera volver a hacerlo. Una minoría de fanáticos antisemitas, apoyados por profesores y representantes del gobierno de la Universidad Autónoma de Barcelona se conjuran, adrede o por omisión, para demonizar al Estado de Israel y, de paso, ganarse la poco noble etiqueta de ser la primera institución académica en España en adherirse a ésta inmoral campaña.

El jueves 17/12/2015 se reunió a sesionar el Claustro de la Universidad Autónoma de Barcelona. El Claustro es un foro representativo que se reúne, una vez al año, y está conformado por estudiantes, profesores, del área de servicios y también miembros del gobierno universitario. Suele estar integrado por 300 personas y sus decisiones podrían ser vinculantes o guiar las políticas de la UAB. Según nos explicó Judith Soller, de la Secretaria General de la UAB, -”en el momento de la votación, solamente 107 representantes se habían quedado en la sesión. Si 15 miembros proponen una moción pasa a votación y la moción fue aprobada en secreto por lo que no sabemos por cuántos votos se aprobó. Cuando se votó estaban presentes docentes y autoridades universitarias”.

Lo cierto es que estudiantes de la UAB ligados al movimiento BDS en Catalunya llamaron a aprobar, exitosamente, la siguiente propuesta que leemos en la página de internet de la UAB: “La segona (proposte), insta a què “la UAB es declari espai lliure d’apartheid i trenqui tot tipus de relacions amb aquelles institucions israelianes que estiguin directa o indirectament implicades en l’ocupació de Palestina”. En español “La segunda (propuesta) insta a que la UAB se declare espacio libre de apartheid y rompa todo tipo de relaciones con aquellas instituciones israelíes que estén directa o indirectamente implicadas en la ocupación de Palestina”. En la cualunque página de Facebook, los fanáticos de BDS UAB se regodean con su logro “Grans notícies. 

La portavoz de la UAB ha tratado de suavizar la vergüenza asegurando que ella había votado en contra, que las instancias de la UAB no pueden censurar decisiones del Claustro y que las implicaciones son “de hecho” nulas ya que ninguna universidad israelí con esas caracteristicas tiene relaciones con la UAB. ¿Será eso cierto?

Dejando a un lado el hecho, contrastado y contrastable, que en Israel no existe tal Apartheid (bien podrían aprender los catalanes de Israel en temas de integración e igualdad), analicemos con quienes se “han aliado” los del Claustro (en donde repito, participaron profesores y autoridades). Los objetivos del BDS según su plataforma (2005) son tres: 1) “Poner fin a la ocupación y colonización de todas las tierras árabes y el desmantelamiento del muro”. Hay que tener en cuenta que cuando hablan de ocupación se refieren a que todo Israel es “tierra ocupada” por lo que si se aceptase este punto simplemente se procedería a la destrucción de dicho país. La Valla de Seguridad ha logrado reducir sustancialmente la penetración de suicidas que asesinaban a civiles israelíes. Desarmar dicha valla de alambrada provocaría nuevas muertes que serían festejadas por los activistas del BDS. 2) “Reconocer los derechos fundamentales de los ciudadanos árabe-palestinos de Israel en su totalidad”. Hay jueces, policías, soldados y médicos árabes en Israel pero ese no es el punto. La igualdad ya existe y es muy superior a la que se puede experimentar en varios paises europeos que pretenden aleccionar a Israel. Para las distintas plataformas políticas árabes la intención es lograr que Israel se declare estado binacional en donde los judíos no tengan derecho a retornar a su patria, en donde la bandera no represente al pueblo judío ni tampoco su himno. 3) “Respetar, proteger y promover los derechos de los refugiados palestinos para regresar a sus hogares y propiedades tal como se estipula en la Resolución 194 de la ONU”. La declaración 194 exige el reconocimiento del Estado de Israel como tal (o sea, contradicen el objetivo dos recien citado) junto a una solución al problema de los refugiados, personas que solamente entran en la categoría legal de refugiados que no son los cinco millones que aducen los palestinos del BDS. Para los líderes del BDS, Israel debería permitir que 5 millones de almas penetren a Israel para modificar su esencia étnico-nacional, provocando su implosión demografica.

BDS Catalunya

Esta es la lacra del BDS que ha logrado imponer una decisión en el Claustro de la Universidad Autónoma de Barcelona. La UAB no se preocupa por las víctimas tangibles en Siria o las violaciones de los Derechos Humanos en decenas de paises árabes sino que se centra en “un sólo estado” al que le exigen a no tener derecho a ser la cuna nacional del pueblo judío y da la casualidad que el único pueblo que no tiene derecho a autodefinirse son los judíos. Esto tiene un solo calificativo posible: Antisemitismo. Sería interesante aún más, saber si los que le niegan el derecho a la autodeterminación de un pueblo milenario como el judío, consideran que SI deberían disfrutar de ese derecho los “catalanes”.

¿Afecta esto a las relaciones entre las instituciones de Israel y la Universidad Autonóma de Barcelona? Según Judith Soller de la UAB la respuesta es negativa ya que no existen tales lazos. Sin embargo, si nos regimos por los objetivos declarados del BDS todas las universidades de Israel ocupan Palestina y especificamente la mía, la Universidad Hebrea de Jerusalén que tiene una sede, la misma en la cual estudie mi licenciatura y master, que queda más allá de la Línea Verde de 1967. ¿Será que debo devolver mi título de la UAB ahora?

Una institución académica con el prestigio de la UAB no debería permitir que el antisemitismo se “sienta en casa”. La excusa de desconocer los objetivos reales del BDS no atenúa lo inmoral de la decisión. El calificar a Israel como un estado Apartheid es propio de aquellos que desean demonizar al Estado de Israel, de los fundamentalistas que ante todo adoptan una verdad y no se dejan confundir por la realidad. Es tiempo de remediar la vergonzosa decisión. No vaya a ser cosa que en el mundo comiencen a creer que UAB es Universidad Antisemita de Barcelona.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat