Inicio NOTICIAS Hoy en la historia judía / Se realizó la Masacre de Hebrón, donde 67 judíos fueron asesinados por árabes

Hoy en la historia judía / Se realizó la Masacre de Hebrón, donde 67 judíos fueron asesinados por árabes

Por
0 Comentario

 Itongadol/AJN.- En agosto de 1929 se produjeron sangrientos ataques de sectores de la población árabe a habitantes judíos en las ciudades de Jerusalem, primero, y Hebrón después. Cuando la policía británica logró imponer el orden, ordenó a los árabes enterrar a los judíos, 67 en total, entre los que se contaban no sólo hombres, sino mujeres y niños.

Desde mediados de 1928 las autoridades religiosas musulmanas solicitaron a las autoridades del Mandato Británico en Eretz Israel (Tierra de Israel) ser los responsables de todo el sector de la ciudad de Jerusalem conocido como la “Explanada de las Mezquitas” ó “Monte del Templo”, donde se encuentra la Mezquita Al Aqsa, el Domo de la Roca y el Kotel Hamarabí, Muro Occidental del Templo de Jerusalem, y de esa manera tener el dominio del espacio, exiguo en esos años, destinado a que los judíos oraran frente al Kotel Hamarabi.

Si bien no lograron esto último, cuando comenzó la refacción de la Mezquita Al Aqsa, en octubre de 1928, ladrillos de la construcción que se llevaba a cabo cayeron “accidentalmente” sobre los judíos que oraban en el Kotel. Además, cuando los Muecín llamaban a los musulmanes a las oraciones diarias, lo hacían utilizando altoparlantes que amplificaban sus voces y de esa forma interferían las oraciones de los judíos. También, en algunas ocasiones ingresaban al espacio utilizado por los judíos mulas de los mercaderes árabes.

A mediados de agosto de 1929, ante esta situación, se realizó una manifestación de miles de personas en la ciudad de Tel Aviv que, bajo el lema “Hakotel Shelanu (el Kotel es nuestro), reclamaron ser los responsables del lugar sagrado para el Am Israel (Pueblo de Israel). Esa noche unos 3.000 judíos se congregaron frente al Kotel para decir las oraciones.

Ante esta situación comenzaron a circular rumores de que grupos judíos atacarían la Mezquita Al Aqsa. Si bien éstos eran falsos, fueron utilizados por el Mufti de Jerusalem, Amin al-Husayni – quien apoyó durante la Segunda Guerra Mundial abiertamente a los nazis – para instigar a los árabes contra los judíos y el 20 de agosto se produjo un enfrentamiento en Jerusalem.

Los rumores que en esos días llegaron a Hebrón, donde vivían unos 800 judíos, afirmaban que los judíos ya habían atacado la mezquita incendiándola y matando a pobladores árabes. El 22 de agosto se pronunció una fuerte prédica allí por otro de los líderes árabes, Aref el Aref, al visitar la ciudad, y en Jerusalem el Mufti al-Husayni incitó a los árabes musulmanes a eliminar a los judíos del territorio del Mandato Británico. Luego de las oraciones del viernes 23 de agosto grupos armados atacaron el barrio judío de la Ciudad Vieja de Jerusalem.

Hebrón, ciudad ubicada a unos 30 kilómetros de Jerusalem, es el lugar en donde se encuentra la Maarat Hamajpela (la cueva de la Majpela) la que, de acuerdo al texto bíblico, Abraham compró para enterrar a su esposa Sara, y donde fueron enterrados los tres Patriarcas: Abraham, Itzjak y Iaacov y también las matriarcas (Sara, Lea y rivka), excepto Ragel, que descansa en Bet Lejem (Belem). Por lo tanto, este es un lugar sagrado tanto para judíos como musulmanes.

Los judíos, una comunidad sefardí u oriental, vivían en Hebrón desde hacía más de 800 años en forma ininterrumpida, y a ellos se le unieron, a fines del siglo XIX, una comunidad ashkenazi. Si bien desde inicios de la década del ’20 habían existido incidentes por parte de los árabes hacía los judíos y existía una fuerte tradición de hostilidad hacia los ellos, no se habían producido hechos de sangre.

Pero el 23 de agosto al anochecer varios judíos fueron atacados cuando se iniciaba Shabat y uno de ellos fue asesinado. Ante esto, el rabino Jacob Slonim invitó a muchos judíos a refugiarse en su casa.

A las 8 de la mañana del sábado 24 de agosto, una horda árabe rodeó la casa con garrotes, hachas y cuchillos y exigieron que les entregara a los judíos de origen ashkenazi y les perdonarían la vida a los sefaradím. Como el Rabino Slonim no aceptó lo que le exigían, inmediatamente lo asesinaron junto a otros 65 judíos. Luego se dedicaron a vejar al resto de la población judía, la que en cierta medida fue protegida por familias árabes que no participaron del progromo.

Cuando la policía británica logró imponer el orden, ordenó a los árabes enterrar a los judíos, 67 en total, entre los que se contaban no sólo hombres, sino mujeres y niños.
Debido a lo ocurrido, los judíos se vieron obligados de abandonar la ciudad de Hebrón, a la que sólo regresaron luego de Miljemete Sheshet Haiamín (la Guerra de los Seis Días) en junio de 1967.

La incitación a la violencia contra los judíos se hizo sentir en casi todo el territorio del mandato donde se produjeron ataques a las poblaciones judías. Días después del progromo de Hebrón se produjo otro importante en la ciudad de Sfad, el 29 de agosto, en el cual fueron asesinados 20 judíos y hubo decenas heridos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat