Inicio NOTICIAS AMIA. Rab. Levín: “No hay duda de que lo mejor sería sentarse a una mesa y solucionar los problemas”

AMIA. Rab. Levín: “No hay duda de que lo mejor sería sentarse a una mesa y solucionar los problemas”

Por
0 Comentario

Itongadol.- En medio del clima efervescente y tenso que se vive en la AMIA en los últimos tiempos, el líder del Bloque Unido Religioso (BUR), el rabino Shmuel Levín (foto), dialogó en exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN) y llamó a un diálogo con los opositores de Plural JAI y Amia es de Todos.

SL- En Israel, los partidos religiosos estuvieron en la oposición casi dos años y se la aguantaron, ¡qué le van a hacer! Ahora cambió el mapa y vamos a estar en la coalición; eso cambia todo. Hay que saber aguantar el estar en la oposición y también vivir con la oposición. No se puede decir “soy el dueño, voy a mandar y hacer lo que quiero”; no existe. Min Hashamaim (por la Providencia Divina), en el momento en que querían denunciarnos (al Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social) apareció la falsificación de las firmas (en pedidos de la oposición de Asambleas Extraordinarias). ¡Cómo D’s nos cuidó de ellos y nos dio esta arma! Empezaron a investigar todo por una equivocación: había dos veces una misma firma…

P- ¿Cree que la comunidad necesita lograr un punto de encuentro, o es muy difícil?

SL- Es nada difícil: hay que saber que esta frustración pasó. Perdieron las elecciones tres veces y ya está. Habrá una cuarta y una quinta vez, no sé lo que va a pasar pero, ¿por eso se viene el mundo abajo? Para nosotros si ganan será un problema grave porque van a empezar con los cementerios… Pero, ¿qué hay de grave para ellos? ¿Qué está pasando? La economía de la AMIA nunca estuvo tan bien como en los últimos años. Hay que ser consciente: todo está perfecto, ¿para qué hay que pelearse? Hay que ver qué va a pasar en las próximas elecciones…

P- Se venía amenazando con que iban a hacer una denuncia en el INAES…

SL- … Ya sé, y en ese mismo momento apareció la falsificación de las firmas y se asustaron porque pensaron que los íbamos a denunciar. Es uno contra uno, ahora tienen que cuidarse. La falsificación de las firmas cayó del Cielo para que no fueran al INAES. ¿Y qué va a pasar si van al INAES? Van a quedar en la comunidad como múiser (moser, en hebreo; delator). Para Am Israel el ser un entregador es lo peor que hay. Como los tzvmeilim (por los tratantes de blanca de la Zwi Migdal) que hubo acá, ¿qué quedó de ellos? ¿Cómo van a hacer eso entre iehudim? ¿Entregar a un iehudí? ¡No entra en la cabeza! Molestan y molestan, ¿por qué molestan tanto? ¿Perdieron? ¡Aguántenselas!

P- ¿Esto debería resolverse directamente en las próximas elecciones y terminar con esta situación?

SL- Y si vuelven a perder, ¿qué va a pasar? ¿Van a seguir molestando tres años más? Tienen que ser conscientes: si pierden, pierden, y si no pierden, no pierden. Estoy de acuerdo con que hay que sentarse y bajar los decibeles porque -¿querés que te diga un secreto?- lo que nos ayuda mucho en las elecciones son las barbaridades que hacen. ¿Quieren ir al INAES? Es la mejor propaganda para que a nuestra gente le entusiasme ir a votar. Ellos no lo captan: cuantos más problemas nos hacen, más se descapitalizan para las elecciones. Se tienen que portar como iehudim, y nos podemos sentar, hablar y llegar a un acuerdo sobre algo, aunque no sé lo que quieren. ¿Acaso se les están prohibiendo cosas, o si vienen a pedir un dinero no se les da? ¡No sé adónde quieren llegar! La AMIA no se hizo religiosa, todo sigue igual. ¿Tienen que estar siempre dominando? Hay otra gente que tiene ganas. Ya estuvieron 100 años, ¡ya está! El discurso de Leonardo (Jmelnitzky en la cena de Heijal Hatorá cuando seguía de licencia como presidente de la AMIA) no sé si tenía que decirlo o no, pero hay una realidad: fuimos castigados muchos años en la comunidad…

P- … Cuando no eran gobierno…

SL- … Cuando no éramos gobierno fuimos castigados terriblemente (en la década de 1950, cuando la AMIA suspendió el subsidio de esa escuela). Yo me acuerdo de esa época de (Isidro) Massel. ¿Ellos son castigados? ¡La verdad que no los entiendo! Sufrimos muchos años cuando no teníamos lo que necesitábamos y todo lo que hicimos fue con nuestras propias manos y sangre, y ellos sacaban plata de la AMIA para el Scholem Aleijem: cien o doscientos mil dólares en préstamos que nunca devolvían. Esas cosas pasaban todos los días y nadie decía algo… Hoy no pasa eso, todo está claro y abierto. Hoy la AMIA está bien económicamente porque no se saca plata para esas cosas…

P- Concretamente, ¿usted propicia sentarse a una mesa?

SL- No hay duda de que sería lo mejor, y por eso hicimos una mesa con Avodá y otros. Si hay un problema, traelo a la mesa y se va a ver cómo se soluciona.

P- ¿Usted participaría en un encuentro de estas características?

SL- No tengo problema en que haya uno. Tenemos un equipo político, que se encuentren con ellos y hablen. A nadie rechazamos, escuchamos a todos… Cuando Luis Grynwald (candidato a la presidencia de la AMIA por Acción Plural Comunitaria) quiso entrar a la coalición… ¿Por qué tiene tantos puestos Avodá (en la Comisión Directiva)? Porque les dimos esos puestos para Avodá y para Luis y tenían que negociar entre ellos. Como los de Luis no entraron, los de Avodá se quedaron con todos los puestos.

P- Hoy la oposición está diciendo que antes de sentarse a hablar algunos dirigentes de Avodá, como Pablo Reisman y Mario Sobol, tienen que irse de la Comisión Directiva…

SL- … Eso no puede ser. No podemos sacar al que nos apoyó y ayudó. ¿Qué somos? Tenemos fidelidad. Cuando nos embroman hacemos otra cosa, pero normalmente hay fidelidad. ¿Éste me va a pagar más o va a ser mejor para mí? No es así. Ellos fueron fieles. El vicepresidente sería de Amia es de Todos… Si después no entró Luis, no tengo la culpa. No queríamos rogarles, pero se les dio casi el 45 por ciento (de los cargos en la Comisión Directiva). Y del 55 por ciento (restante) también le dimos a Likud (NdR: en rigor, a Unidad Comunitaria).

P- ¿Y por qué se llegó a esto?

SL- Porque no pueden aguantar el estar en la oposición. (Pedro) Buki y Amia es de Todos se equivocaron al no aceptar lo que les ofrecimos. Era lo máximo que podía ser… Avodá estaba todo el tiempo detrás nuestro porque quería entrar y hasta último momento le dijimos que no porque primero estaba Amia es de Todos. Pero dijeron que no y entonces arreglamos con Avodá…

P- ¿La decisión de que Jmelnitzky reasumiera la presidencia de la AMIA tiene que ver con este momento particular de la Kehilá?

SL- Siempre estaba por volver, él lo quería, había que empujarlo y lo empujé… Se lo empujó y volvió. Creo que Leonardo es un poco más duro que otro, pero queremos solucionar el problema. No somos dictadores, no somos gente que quiere dominar todo, pero queremos consciencia. ¿Tienen un problema? Vengan a sentarse y vamos a hablar: a ver qué les molesta, qué les falta, en qué se sienten discriminados… Cuando Buki viene a pedir plata para el (Templo de) Paso, ¿alguna vez le dijeron que no se la van a dar? Siempre le dan, ¿por qué no? Si van a pedir para el partido, no le van a dar, pero para educación o alguna obra que están haciendo, seguro que los van a apoyar. Todo el problema es que no pueden estar en la oposición y ya llevan siete años… El BUR está fuerte y no se debilitó (con el ejercicio del poder).

P- ¿Ya tienen un candidato para les elecciones de la AMIA, en abril de 2016?

SL- Se sabe que hasta después de las elecciones no decimos el candidato, pero lo tenemos.

P- ¿Y para la DAIA, a fin del año que viene?

SL- Con la DAIA vamos a ver qué hacemos, no sé… No vamos a poner a un candidato nuestro en la DAIA, vamos a ver a quién apoyar… Quiero que sepan: cuando hacemos algo, nos cuidamos. No queremos roturas en la comunidad, sino la unión comunidad. A (el primer ministro israelí, Benjamín) Netanyahu (el titular de Yesh Atid y ex ministro de Finanzas, Yair) Lapid lo obligó a hacer una coalición. Ahora resulta que está arrepentido… Bueno, ya está, se equivocó. Ahora hay que ver qué va a pasar en las próximas elecciones. Es un juego político. Para nosotros, estar en la oposición es un peligro porque nos pueden hacer cosas que le duelan muchísimo a la parte religiosa, pero nosotros a ellos qué le molestamos. ¿Le sacamos el teatro, la cultura, qué? Les molesta algo que sí les sacamos: que no son el presidente, y nada más. Nada les sacamos y ellos nos quieren sacar los principios de la religión. No lo entienden: para nosotros es la vida y para ellos, nada. Cabod -honor-, nada más; dominar. Quieren dominar y nada más. ¿En qué se perjudicó a Luis, a (el ex titular de Plural JAI Raúl) Stolarza o a (su sucesor, Elías) Sporn? ¿Qué problema tienen? Si la AMIA sigue con la misma línea histórica de hace cien años…


También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat