Inicio NOTICIAS Hoy en la historia judía / Las mujeres acceden a participar de los servicios de las sinagogas

Hoy en la historia judía / Las mujeres acceden a participar de los servicios de las sinagogas

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Cuando un grupo de judíos sefardíes del Caribe se dedicaron la sinagoga más antigua de América, con 251 años, hicieron historia nuevamente. Más de un judío se deleita en ver a su sexo opuesto en la galería de las mujeres o en el santuario principal. Maridos y mujeres intercambian sonrisas, madres saludan a sus hijos e hijas a sus padres. Pero no siempre fue así.

 
Hasta 1760, las mujeres no podían entrar a las sinagogas y se escondían detrás de barreras que eran demasiado altas para ver sobre ellas o demasiado opacas para ver a través.
 
La segregación de género en las plegarias públicas judías data de la época del Templo, cuando las mujeres se mantenían separadas de los hombres. El Talmud babilonio explica el por qué principalmente a través de conceptos los de modestia y atención a los rezos. Las sinagogas ortodoxas tenían, por lo tanto, espacios segregados: el área principal de plegarias albergaba al arca sagrada, que contenía la Torá, y el podio de rezos era solo para hombres. Antes de la Sinagoga Touro, las mujeres se sentaban en sus secciones designadas y no podían ver el servicio.
 
En el noreste de América, en el puerto comercial Newport, Rhode Island, la congregación Yehuat Israel de los "Marranos" sefardíes, descendientes de los judíos expulsados de Iberia en el siglo XV, quienes habían llegado desde Londres, Ámsterdam y Barbados, se movilizaron para construir una casa de plegarias permanente e icónica que hiciera las cosas de manera diferente.
 
La sinagoga Touro es la más antigua de Estados Unidos y un poderoso símbolo del pluralismo religioso que se convirtió en Sitio Histórico en 1943. En vez de estar oculta, la galería de las mujeres de este templo, que está alrededor del santuario principal, fue construida con balaustradas que permitían que se viese el servicio que ocurría más abajo. Esto fue radical en su momento y marcó un cambio en la conscientización sobre el lugar de las mujeres en el lugar de rezos de la sinagoga. Además estableció un precedente que luego se integraría a la arquitectura de otros templos del país.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat