Inicio NOTICIAS El éxodo de Israel a Alemania, las fisuras de una nación joven

El éxodo de Israel a Alemania, las fisuras de una nación joven

Por
0 Comentario

 Itongadol/ AJN.- El padre de Ori Haber escapó de Alemania durante el apogeo del Holocausto hacia donde sería el Estado de Israel. Ahora el Sr. Haber, un técnico en computación de 35 años, es parte de un grupo de frustrados jóvenes israelíes que buscan trasladarse hacia la ciudad alemana Berlín, en lo que se ha convertido en una campaña polémica que revela fisuras económicas y las luchas de identidad en la sociedad aún adolescente de Israel.

 
“No puedo ver el futuro aquí. La clase media en Israel va a la baja. Estamos desamparados.” expresó Haber sin ironía en la idea de que un judío de Israel busque una vida mejor en Alemania.
 
Incluso su padre pareció entenderlo. "Él tiene malos recuerdos de Alemania, pero aún así me dijo algo como que si tengo la oportunidad, vaya a probar suerte”
 
Los israelíes han sido durante años apegados al estilo cosmopolita de Berlín, sus escenas artísticas vibrantes y su transporte público de avanzada. Ya hay varios lugares en la ciudad donde uno puede conseguir un auténtico hummus, y hay una revista en idioma hebreo bimestral.
 
Sin embargo, un mensaje de Facebook que fue viral de este mes, una fotografía de un recibo de supermercado mostrando el bajo precio en Berlín de una amada merienda de chocolate pudín, ha reavivado un debate en bruto sobre el significado de la emigración.
 
Los expertos y los políticos han denunciado a aquellos que quieren dejarlos como traidores anti-sionistas. Los medios de comunicación ha estado lleno de diatribas contra el costo de vida de Isreal, las disecciones de costos de los alimentos, y los informes destinados a desacreditar los beneficios de Berlín.
 
La persona detrás de la publicación en Facebook que alentó la emigración, insistió en el anonimato porque dijo que había recibido amenazas de muerte; en los últimos días, han circulado rumores de que se tarta de un cómplice de una preocupación inmobiliario alemán.
 
Los analistas atribuyeron el interés por la emigración a la falla de un movimiento de protesta de 2011 que atrajo a 400 mil a las calles, pidiendo cambios económicos tangibles. La última erupción, dijeron, pone de relieve la inseguridad de Israel, sobre todo después de un verano de guerra y en medio de señales de un creciente aislamiento internacional y el aumento de antisemitismo europeo.
 
El año pasado, después de que dos israelíes que viven en el extranjero ganaran el premio Nobel, una protesta parecida entró en erupción sobre la temida fuga de cerebros.
 
"Israel es como un marido extremadamente inseguro que necesita ser tranquilizado por su esposa ante cada momento que pasa asegurarse de que todavía lo ama", manifestó Aviad Kleinberg, un historiador de la Universidad de Tel Aviv, que escribió en una columna reciente que la reacción era exagerada.
 
"Vivimos en un estado de constante amenaza existencial. Existe la sensación de que siempre estamos a sólo un minuto de distancia de los trenes que salen de Auschwitz", añadió.
 
Que el objeto del deseo sea Berlín sólo ha aumentado las emociones. "¿La gente se muda hacia donde Hitler diseñó la solución final y lo hace gustoso?" Aluf Benn, editor del diario Haaretz, expresó con fingido horror. "El Holocausto es el pilar más importante de la educación israelí. Ir a Berlín es como decir: “¿Has aprendido algo? Es el fracaso final del sionismo", consideró.
 
Las estimaciones oficiales de israelíes que viven en Berlín van de cinco mil a más de 15 mil. Contar es complicado porque los funcionarios alemanes no consideran a aquellos los forasteros con pasaportes, y la Oficina Central de Estadísticas de Israel no registra como emigrantes cualquier persona que vuelve a visitar dentro de un año.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat