Inicio NOTICIAS Entre el fútbol y la sinagoga

Entre el fútbol y la sinagoga

Por
0 Comentario

Ni los dos contendientes, ni la máxima autoridad de los judíos de Alemania, ni siquiera el ministro alemán han conseguido aplazar el encuentro, que coincide con el Rosh Hoshana, el principio de las fiestas del Año Nuevo, una de las celebraciones religiosas judías más importante del calendario.

En Alemania, donde todo lo que toque a las relaciones con Israel es asunto de máxima sensibilidad, la decisión por parte de la UEFA de rechazar un cambio de fechas ha suscitado críticas muy duras por parte de diversos sectores. «Me quedé desconcertado cuando un funcionario de la UEFA dijo que los israelíes debían decidir entre ir al fútbol o visitar la sinagoga. Es un desprecio por los sentimientos religiosos», declaró Paul Spiegel, presidente del Consejo Central de los Judíos en Alemania, en una entrevista al diario Die Welt. «¿Qué habría sucedido si en Alemania la UEFA decidiese que el partido se jugase en Nochebuena?», añadió.

Paul Spiegel es un personaje central en la vida pública del país. Autor de libros de divulgación sobre la cultura judía, suele intervenir en el debate político, con frecuencia para alertar sobre los riesgos de un retorno del antisemitismo.

Las palabras del presidente del Consejo de los judíos en Alemania no se han discutido en el país germano. Previamente, según la prensa alemana, el ministro de Exteriores y vicecanciller, Joschka Fischer, y su homólogo israelí, Silwan Schalom, intentaron que la UEFA cediese en su postura y se aviniera a buscar otra fecha en el calendario para disputar el encuentro. Sin éxito. Aplazar el partido, ha explicado el diario Frankfurter Allgemeine, podría suponer para los organizadores un problema importante por los derechos de televisión.

El Bayern aceptaba cambiar la fecha. Y en un gesto que revela la conciencia histórica de los alemanes, el presidente del club bávaro, Franz Beckenbauer, ha recomendado a los jugadores que visiten el complejo conmemorativo del holocausto Yad Vashem.

Si no hay una sorpresa de última hora, el debut del Maccabi en la Champions tendrá lugar. Para Paul Spiegel, «será un partido fantasma, delante de unas gradas vacías».
Fte L.V.D

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat