Inicio NOTICIAS Escepticismo estadounidense por la reanudación del diálogo con Irán

Escepticismo estadounidense por la reanudación del diálogo con Irán

Por
0 Comentario

ITONGADOL.- La responsable regional del Departamento de Estado, Roberta Jacobson, dijo que lo que hace falta no son gestos sino "hechos concretos"; Timerman se reúne hoy con su par iraní
WASHINGTON.- El gobierno argentino iniciará hoy conversaciones formales sobre el acuerdo que firmó con Irán para "interrogar" a los acusados por el atentado terrorista contra la mutual judía AMIA, sin que eso haya llegado a cambiar del todo el "escepticismo" que, hasta ahora, cosechó en esta ciudad el desenlace de ese acercamiento entre partes.

"Parece un paso positivo y hay expectativa en la comunidad internacional. Pero la esperanza no es necesariamente una política y lo que hace falta son hechos concretos", dijo la máxima responsable para la región en el Departamento de Estado, Roberta Jacobson.

El canciller Héctor Timerman anunció que hoy mantendrá un primer "cara a cara" con su par iraní, Javad Zarif.

La expectativa argentina es que ese encuentro sea determinante para saber "cuándo" podrían viajar funcionarios judiciales argentinos a Teherán para interrogar a los cinco iraníes acusados por el atentado que, en 1994, voló la mutual judía AMIA y causó la muerte de 80 personas.

Al cierre de esta edición, sin embargo, un sugestivo hermetismo parecía encerrar los detalles del encuentro.

Timerman confirmó que sería "temprano, por la mañana" y en territorio neutral, posiblemente, en dependencias de la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Pero fueron vanos los intentos por lograr ayer nuevas precisiones al respecto. "Ya está todo dicho. No queda más que esperar a ver qué ocurre", dijo una fuente diplomática a LA NACION.

Lo otro que no parece haber obtenido respuesta precisa es el pedido formal de la diplomacia argentina para que el gobierno de Barack Obama impulse la "incorporación" del tema AMIA en la agenda de alto nivel que mantiene con Irán para lograr el control de su armamento nuclear.

"Sí, he recibido el pedido formal de la Argentina al respecto", confirmó Jacobson. Pero, a partir de allí, fue más cauta que el entusiasmo mostrado por el canciller argentino, quien dio por seguro que contaría con una respuesta favorable.

"No puedo decir si eso efectivamente ha sido discutido o si lo será. Es una agenda muy intensa" la que se está siguiendo con Irán en ese punto, atajó la diplomática.

Jacobson matizó también con que la idea de que las tratativas sobre el armamento nuclear iraní "no son" su área específica de competencia.

Aludió así a la misión que Timerman encomendó a la embajadora Cecilia Nahón para lograr que Washington incorpore la cuestión de la AMIA en las deliberaciones que, por el control del desarrollo nuclear iraní, que mantiene con Teherán en el marco del llamado grupo "5+ 1", que integran los Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Rusia, China y Alemania.

El encuentro de hoy entre los dos cancilleres tiene como telón de fondo los tramos finales de la Asamblea General de la ONU, lo que llevó a que los dos cancilleres coincidieran en Nueva York.

Fue ante ese plenario que, al reconocer implícitamente el estancamiento de las negociaciones, la presidenta Cristina Kirchner advirtió a Teherán que "no confunda" la paciencia con "ingenuidad ni con estupidez".

La respuesta del gobierno de Hassan Rohani fue la disposición a un encuentro entre los dos cancilleres.

La iniciativa coincide en los hechos con el clima de distensión, moderación y diálogo que Rohani quiere imponer de ahora en adelante en sus relaciones con Occidente, sobre todo con los Estados Unidos.

De hecho ayer, por primera vez desde 1979 hablaron los presidentes de ambos países, en el clima de distensión que parece prevalecer tras la elección de Rohani.

El mandatario iraní declaró que su par estadounidense, Barack Obama, fijó un nuevo tono en su discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas, que le suscitó "optimismo" sobre la posibilidad de reducir las tensiones entre los dos países.

"Al hablar con importantes funcionarios europeos y también al escuchar al señor Obama pareció que sonaban distinto al pasado, y eso yo lo considero un paso positivo para resolver las diferencias entre la República Islámica de Irán y Occidente\’\’, declaró Ruhani.

Hace un año, cuando la Argentina firmó el memorando de entendimiento con Teherán, el gobierno norteamericano se mostró "escéptico" sobre lo que se podría alcanzar.

Ahora que también la administración de Obama abre la puerta al diálogo con Teherán, el discurso no parece haber cambiado mucho, según se desprende de los comentarios de Jacobson ante periodistas.

"Hace un año yo era muy escéptica. Se lo he dicho al gobierno argentino en su momento y así me mantuve durante estos meses. En todo ese tiempo no hubo avance en lo esencial, que es saber si podrá ponerse a los responsables de cara a la Justicia", dijo.

De todos modos, admitió que "por todo lo que hemos visto, hay esperanza de que las cosas hayan cambiado en Irán, de modo que pueda haber una relación diferente", algo que incluye a las expectativas de su gobierno por la cuestión nuclear y al de nuestro país por el tema AMIA.

Pero matizó con la idea de que "la esperanza no es necesariamente una política", y de que "para lograr que la cuestión se resuelva son necesarios hechos y no palabras. Podemos estar ante un movimiento más positivo, pero hay que esperar y ver lo que ocurre", subrayó el líder persa.

Al anunciar el diálogo de hoy con su par Zarif, la cancillería argentina mostró interés en poner tres cosas sobre la mesa. Esto es, determinar cuándo podría interrogarse a los iraníes acusados por el atentado; conocer el estatus institucional del acuerdo en Irán y poner en marcha la integración de la comisión de juristas internacionales cuya creación contempla.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat