Inicio NOTICIAS Experto: “Un ataque israelí a las instalaciones nucleares de Irán sería una locura”

Experto: “Un ataque israelí a las instalaciones nucleares de Irán sería una locura”

Por
0 Comentario

 Los puntos débiles de Israel ante un posible ataque a Irán están puestos nuevamente bajo el foco: un análisis en profundidad escrito por el Dr. Josef Joffe de la Universidad Sandford para el Instituto Internacional de Estudios Estratégicos presenta las dificultades a las que se enfrentaría el Estado Judío si decide avanzar y bombardear las instalaciones nucleares iraníes. 

En su publicación, Joffe explica que Israel no tiene una bomba que pueda destruir la instalación subterránea Fordo cerca de Qom, expande el hecho de que el Estado Judío debería volar sobre países hostiles para llegar a Irán y se enfoca en la falta de aviones de recarga de combustible.
El artículo, el cual fue publicado junto con una serie de textos obre medidas de seguridad en el “Security Times”, abre con una descripción de la bomba GBU-57: “Las bombas pesadas anti bunker son los explosivos más poderoso del arsenal americano. De seis metros 14 toneladas, esta bomba está diseñada para atravesar un concreto de 60 metros antes de que detone su carga explosiva de 2,5 toneladas. Sería el arma utilizada si se decide eliminar la instalación subterránea Fordo”.
Según Joffe, la fuerza aérea americana ordenó GBU-57s cuando se descubrió este lugar y las primeras fueron entregadas el otoño pasado. Israel no tiene estos dispositivos ni bombarderos B2 americanos, los que serían usados para transportar los explosivos durante un ataque. A pesar de esto, Fordo es solo uno de los problemas a los que se enfrenta Israel. 
Otra dificultad en el ataque militar contra Irán es la distancia. De ocho objetivos centrales de la fuerza aérea en la República islámica, solo la instalación Arak es alcanzable sin una recarga de combustible.
Joffe explicó en detalle: “Los pilotos deberían volver 100 kilómetros antes de alcanzar los sitios de enriquecimiento Fordo y Natanz por falta de combustible. Si decidieran avanzar deberían llenar sus tanques en un territorio que no es exactamente amistoso: Jordania e Irak usando una ruta directa, o la variación noreste a través de la frontera siria turca. Podrían volar sin ser detectados sobre el mar, alrededor de la Península Arábica. Lo que significaría 5.000 kilómetros, un riesgo absurdo”.
Sus conclusiones fueron que la fuerza aérea podría intentar derribar componentes claves de las provisiones nucleares al destruir la instalación de enriquecimiento Natanz, la cual es más vulnerable que Fordo, así también como la de Isfahan.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat