Inicio NOTICIAS La DAIA desestimó que exista “mala fe” en el artículo de La Nación que utilizó la ascendencia rabínica del actual viceministro de Economía

La DAIA desestimó que exista “mala fe” en el artículo de La Nación que utilizó la ascendencia rabínica del actual viceministro de Economía

Por
0 Comentario

El presidente de la DAIA, Aldo Donzis, desestimó hoy que haya existido “mala fe” en el desencuentro con el diario La Nación por una columna de opinión del periodista Carlos Pagni, en la que se hacía referencia a la ascendencia rabínica del actual viceministro de Economía de la nación, Axel Kicillof.
“Acá no hay mala fe. Tampoco hay mala fe en el artículo de La Nación y tampoco mala intención, por eso, nosotros no hemos sacado un comunicado de condena sino simplemente hicimos una reflexión política como un disparador de análisis y nada más”, afirmó Donzis en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Asimismo, el titular de la representación política de la comunidad judía argentina sostuvo “la verdad es que no hubo ningún cambio de palabras” en referencia a lo publicado por el diario La Nación que negaba la existencia de un comunicado oficial en el que expresaba su rechazo a la opinión de Pagni.
“Las mismas palabras se las dije a La Nación, las mismas palabras se las dije a cada uno que fue llamando y cada uno fue tomando lo que quiso”, indicó el dirigente.
Donzis consideró que no se puede hablar de mala fe de nadie. “Cada uno ha interpretado de distinta manera (la respuesta de la DAIA), no debería ser cuando solamente proponíamos analizar un tema”, explicó.
El dirigente consideró que nadie tiene que pedir disculpas por lo ocurrido y estimó que en este caso “hay mala interpretación”. “Se pide disculpas cuando hay mala fe. Cuando hay mala interpretación no hace falta pedir disculpas”, sostuvo.
“Me preguntaron si hubo comunicado, yo dije que no, les dije que es una reflexión política. Ese fue todo el conflicto donde alguien que pensó que hubo un comunicado y otros decían que no”, resumió Donzis.
El presidente de la DAIA realizó estas declaraciones al finalizar un importante desayuno en un hotel donde se encuentra hospedada la delegación israelí que vino a la Argentina para participar en el acto oficial por el 20º aniversario del atentado contra la Embajada de Israel en la Argentina.
En el encuentro participaron el empresario Eduardo Elsztain, el escritor Marcos Aguinis, David Sulton, la delegación israelí, el embajador de Israel, Daniel Gazit y Mario Gorenstein, ex presidente de AMIA.
La polémica se inició luego de que la DAIA expresó su “preocupación” por la utilización, por parte del periodista Carlos Pagni, columnista del diario La Nación, de la ascendencia rabínica del actual viceministro de Economía de la nación, Axel Kicillof.
“En el marco de nuestro permanente trabajo sobre la discriminación que sufren todas las minorías y dentro de lo que es el accionar cotidiano de DAIA no podemos dejar de estar sorprendidos por la descripción que el periodista utiliza para desestimar al funcionario asociando la ascendencia rabínica de Kicillof al carácter dogmático de la tradición rabínica”, reflexionó Mario Comisarenco, tesorero de la DAIA en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
La noticia sobre el malestar de la dirigencia comunitaria trascendió el martes pasado a última hora, pero recién el miércoles se oficializó a través de la declaración dada a esta agencia por Comisarenco.
En este sentido, el dirigente señaló que “cualquier estudioso de la cultura judía sabe que el debate y las diferentes interpretaciones son lo más usual de la tradición hebrea”.
Para Comisarenco, el cuestionado artículo publicado el lunes pasado en el diario La Nación con la firma del columnista Carlos Pagni, en el que hace referencia al parentesco rabínico de Kicillof, presenta al menos “un posible desliz discriminatorio”.
Asimismo, el tesorero sostuvo que la opinión pública argentina “debe evaluar a sus políticos o funcionarios no por la confesión o tradición sacerdotal o rabínica de la que provienen, sino desde el rol que cumplen al servicio del desarrollo democrático de la Argentina”.
La polémica estalló luego de que el columnista de La Nación se refiriera a Kicillof, economista de La Cámpora, como “el bisnieto de un legendario rabino llegado de Odessa”, y también interpretara la genealogía del viceministro como “una sucesión de dogmáticas”.
El hecho despertó hasta la reacción de la presidenta Cristina Kirchner, quien en un acto público consideró que la columna de Pagni tenía un "tufillo antisemita", porque, justamente, al detallar las raíces de Kicillof mencionaba a un bisabuelo rabino.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat