Inicio NOTICIAS El recuerdo de Golda Meir

El recuerdo de Golda Meir

Por
0 Comentario

 Itongadol.- La historia define a Golda Meir como política, diplomática, estadista y cuarta Primer Ministro de Israel. También destaca que la líder israelí fue una de las primeras jefas de gobierno del mundo -sólo precedida por Sirimavo Bandaranaike de Sri Lanka e Indira Gandhi de la India-, y pionera en Medio Oriente.

Pero Golda Meir fue protagonista de momentos históricos en la vida del Estado hebreo. Desde su comienzo como representante de la Histadrut Confederación General de Trabajadores o como la primera embajadora de Israel en la Unión Soviética.

Al asumir el cargo de Primer Ministro tuvo que enfrentar la Guerra de Desgaste, y durante su mandato también se produjeron varios ataques terroristas palestinos como el secuestro del avión Sabena, la masacre del Ejército Rojo Japonés en el aeropuerto internacional y la tragedia de los Juegos Olímpicos de Múnich.
La líder sionista laborista nació como Golda Mabovitch en Kiev (Ucrania) en 1898. Cuando tenía ocho años de edad su familia emigró a los Estados Unidos, donde se radicó en Milwaukee, Wisconsin.

Meir se unió a un movimiento juvenil sionista, se casó con Morris Myerson, y, en 1921, inmigró a Palestina, ingresando como miembros al kibutz Merjavia.

En 1924 los Myerson se trasladaron a Jerusalem y Golda comenzó a desempeñar una serie de cargos como funcionaria de la Histadrut Confederación General de Trabajadores, y se convirtió en un miembro de su "círculo interno".

A lo largo de las siguientes tres décadas Golda Meir fue activa protagonista en la vida de la Histadrut, primero en los programas gremiales y de bienestar, luego en la organización sionista laborista y la recaudación de fondos en el exterior, y más tarde en cargos políticos.

Fue nombrada jefe de la sección política de la Histadrut destinada a emplear el creciente poder de la Histadrut para promover objetivos sionistas tales como la inmigración judía irrestricta.
Cuando, en 1946, la mayor parte de los altos líderes de la comunidad judía fueron detenidos por las autoridades británicas, Golda Meir reemplazó a Moshé Sharett como titular interina del departamento político de la Agencia Judía hasta el establecimiento del Estado en 1948.

De ahí en adelante se desempeñó tanto en la política sionista laborista interna como en los esfuerzos diplomáticos.
Entre los principales hechos que protagonizó se incluye un encuentro secreto, sin éxito, con el rey Abdula de Jordania en vísperas de la invasión árabe a Israel en 1948, en un intento para lograr un acuerdo y evitar la guerra.

En junio de 1948, Golda Meir fue nombrada primera embajadora de Israel en la Unión Soviética, cargo que cumplió durante menos de un año, ya que fue electa miembro de la Knesset (Parlamento israelí) en las elecciones de 1949 y sirvió como ministra del Trabajo y Seguro Nacional entre 1949 y 1956, años de intranquilidad social y de una alta tasa de desempleo, causados por la inmigración masiva.

Durante ese período implementó políticas de bienestar social, proporcionó vivienda subsidiada a los inmigrantes y orquestó su integración en la fuerza laboral del país.

En lo que va de 1956 a 1966, Golda Meir ejerció como ministra de Relaciones Exteriores. Inició la política israelí de cooperación con las recién independizadas naciones africanas, introduciendo un programa de cooperación basado en la experiencia de desarrollo de Israel, que continúa hasta el día de hoy.

Asimismo, se esforzó por cimentar las relaciones con Estados Unidos y estableció relaciones bilaterales con los países de América Latina. Entre 1966 y 1968 fue secretaria general de Mapai y luego del recién creado "Alineamiento" (formado por tres facciones laboristas).

Tras la muerte del primer ministro Leví Eshkol en 1969, Golda Meir se convirtió en la "candidata de consenso" y fue electa para sucederle. En las elecciones de octubre de 1969, condujo a su partido a la victoria.

Poco después de haber asumido el cargo, la Guerra de Desgaste acciones militares esporádicas a lo largo del Canal de Suez aumentaron hasta convertirse en una guerra a escala total concluyó con un acuerdo de cese de fuego con Egipto.
A pesar de que el cese de fuego fue roto en repetidas oportunidades por el avance de misiles egipcios en el frente del Canal de Suez, trajo un período de tres años de tranquilidad, que se rompió recién en octubre de 1973 con la Guerra de Yom Kipur.
Durante su gestión como Primer Ministro concentró gran parte de sus energías en el frente diplomático mezclando diestramente la diplomacia personal con el hábil manejo de los medios de comunicación.

De su periodo de gobierno se recuerdan los ataques terroristas palestinos de 1972: el secuestro del avión Sabena (9 de mayo), célebre porque en su liberación participaron dos jóvenes militares, futuros Primeros Ministros de Israel, Ehud Barak y Benjamin Netanyahu; la masacre del Ejército Rojo Japonés en el aeropuerto internacional (30 de mayo), con un saldo de 25 víctimas; y el asesinato de 11 atletas israelíes en los Juegos Olímpicos de Múnich (5 de septiembre).

En este último caso, Golda Meir ordenó a los Servicios de Inteligencia israelíes dar alcance a todos los involucrados en la «Masacre de Múnich», en un operativo que dio en llamarse «Cólera Divina», y que ha sido llevado a la gran pantalla de la mano del director Steven Spielberg en la película Munich.
Golda Meir demostró un fuerte liderazgo durante el sorpresivo ataque de la guerra de Yom Kipur, asegurando un envío aéreo de armas estadounidenses y manteniéndose firme en los términos de las negociaciones de separación de fuerzas y la rápida devolución de prisioneros de guerra.

A pesar de que la Comisión Agranat la exoneró de la responsabilidad directa por la falta de preparación de Israel para la guerra, y de haber llevado a su partido al triunfo en las elecciones de diciembre de 1973, Golda Meir respondió a lo que consideró que era "el deseo del pueblo" y renunció a su cargo a mediados de 1974.

Se retiró de la vida pública y comenzó a escribir sus memorias, pero estuvo presente en la Knesset para saludar al presidente egipcio Anwar Sadat en su visita histórica a Jerusalem en noviembre de 1977.

En una visita que realizó a la Argentina en abril de 1951, cuando formaba parte del gobierno de Ben Gurión, se reunió con Eva Duarte de Perón.

Golda Meir falleció el 8 diciembre de 1978, a los 80 años de edad.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat