Inicio MUNDO JUDIO Gran rabino de Israel: La carne cultivada es considerada vegetal, pero no se puede consumir con lácteos

Gran rabino de Israel: La carne cultivada es considerada vegetal, pero no se puede consumir con lácteos

Por IG
0 Comentario

Itongadol.- El gran rabino de Israel David Lau ha decidido permitir que aquellos que comen casher coman carne cultivada y afirmó que es como comer un vegetal.

Dijo que se la considera parve (sin lácteos ni carne), pero que no debe venderse con productos lácteos para que el público «no se acostumbre a comer productos lácteos y cárnicos juntos», lo cual está prohibido según la Halajá (ley judía).

En respuesta a una solicitud que le envió una empresa israelí, Lau escribió el miércoles su decisión halájica detallada con respecto a su cashrut y su definición halájica.

«Mientras la carne cultivada se defina y comercialice como un producto vegetal similar a la carne y haya supervisión sobre el resto de sus ingredientes, entonces la Halajá la clasificaría como casher parve como un producto vegetal».

Sin embargo, Lau ha agregado que si la carne cultivada se comercializa como un producto cárnico «y, en particular, si su forma será similar en sabor y olor a la carne», hay espacio para «tratar a esta carne cultivada de manera más estricta y definirla como casher, pero no parve para mezclarla, cocinarla y comerla con productos lácteos».

Por lo tanto, Lau dijo que debe estar prohibido comercializar carne cultivada casher con productos lácteos «porque eso puede hacer que [los judíos] pequen».

La carne cultivada en laboratorio se produce cultivando productos cárnicos directamente a partir de sus componentes básicos, las células, en lugar del animal completo. Aunque a menudo se la clasifica como una «proteína alternativa», la carne cultivada es realmente un proceso de producción alternativo para la carne. Les permite a los consumidores disfrutar de las cualidades culinarias y sensoriales de la carne que siempre han amado, pero producida de forma sostenible y sin sacrificar animales.

Otros rabinos han dicho recientemente que está bien comer carne cultivada con queso. El rabino de un gigante lácteo, Zeev Whitman, y el jefe de la rama cashrut de la organización rabínica Tzohar, Oren Duvdevani, firmaron un fallo, así como los rabinos David Stav, Yuval Cherlow, Aharon Katz, Moshe Bigel y otros, todos los cuales acordaron que el nuevo método de producción de carne alteró el estado de cashrut del producto final.

Una empresa israelí de carne cultivada cambió su nombre como parte de una amplia estrategia para estar un paso más cerca de la viabilidad comercial, en espera de la aprobación regulatoria de los Estados Unidos.

La empresa recaudó 347 millones de dólares en diciembre de 2021 con una valoración de la empresa de 900 millones. La compañía abrió la primera línea de producción de carne cultivada del mundo en Israel en 2021 y ahora ampliará la producción de sus productos cárnicos cultivados en su nueva planta de producción a escala comercial, que se espera que comience a construirse en los Estados Unidos.

La directora ejecutiva de Believer, Nicole Johnson-Hoffman, destacó: “El cambio de marca de nuestra empresa encarna el curso que hemos trazado para construir un mejor futuro para la producción de carne. Nuestra evolución de una empresa de biotecnología a una empresa de tecnología de alimentos impulsada por el consumidor es un hito en el camino hacia la adopción generalizada de carnes cultivadas y, lo que es más importante, indica que nos estamos acercando al lanzamiento comercial”.

El presidente fundador de Believer, Prof. Yaakov Nahmias, agregó: “Nuestro cambio de nombre habla de nuestra confianza en nuestra misión de hacer posible que todas las generaciones futuras coman carne. Nuestro equipo ha creado una tecnología revolucionaria que arrasó en el campo en términos de costo, seguridad y experiencia del producto. Si bien la carne cultivada tiene sus escépticos, creemos en desmitificar la tecnología y demostrar críticamente que existe una mejor manera de producir carne a través de la ciencia y la innovación. A medida que la demanda de carne continúe creciendo en las próximas décadas, la industria cárnica convencional actual no podrá satisfacer el suministro necesario. Es por eso que creemos que la carne cultivada es necesaria para garantizar una nutrición saludable, sostenible y asequible para las generaciones venideras”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat