Inicio MUNDO JUDIO El profesor cuyos abuelos huyeron del antisemitismo en la Rusia zarista gana el Nobel de Medicina

El profesor cuyos abuelos huyeron del antisemitismo en la Rusia zarista gana el Nobel de Medicina

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- El profesor David Julius, cuyos abuelos huyeron del antisemitismo en la Rusia zarista, ganó el lunes el Premio Nobel de Medicina junto con su colega científico estadounidense Ardem Patapoutian por sus descubrimientos sobre los receptores de temperatura y tacto.

“Los descubrimientos revolucionarios de los premios Nobel de este año nos han permitido comprender cómo el calor, el frío y la fuerza mecánica pueden iniciar los impulsos nerviosos que nos permiten percibir y adaptarnos al mundo”, dijo el jurado del Nobel.

“En nuestra vida diaria damos por sentadas estas sensaciones, pero ¿cómo se inician los impulsos nerviosos para que se puedan percibir la temperatura y la presión? Esta cuestión ha sido resuelta por los premios Nobel de este año”, agregó.

Julius, profesor de la Universidad de California en San Francisco, y Patapoutian, profesor de Scripps Research en California, compartirán el cheque del Premio Nobel por 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de dólares).

Julius nació en 1955 y creció en Brighton Beach, que entonces era el hogar de una gran población de inmigrantes judíos rusos.

En un artículo autobiográfico publicado el año pasado en honor a haber ganado el prestigioso Premio Kavli en Neurociencia 2020, Julius describió las raíces judías de su familia y dijo que creció “en un vecindario costero de Brooklyn… que ha sido una pista de aterrizaje para inmigrantes de Europa del Este como mis abuelos, que huyeron de la Rusia zarista y del antisemitismo en busca de una vida mejor”.

Julius, graduado del Instituto de Tecnología de Massachusetts y de la Universidad de California, Berkeley, ha dedicado su carrera a investigar la forma en que funcionan los sentidos humanos como el tacto, el dolor y el calor, y ha utilizado la capsaicina, la sustancia química de los chiles que los hace arder, para explorar cómo las terminaciones nerviosas humanas sienten el calor.

«Estos descubrimientos revolucionarios pusieron en marcha actividades de investigación intensas que condujeron a un rápido aumento en nuestra comprensión de cómo nuestro sistema nervioso percibe el calor, el frío y los estímulos mecánicos”, escribió el comité del Premio Nobel en su anuncio de los ganadores.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat