Inicio ISRAEL Israel/Escuelas. “Todavía no dimensionamos el impacto negativo que va a tener esta pandemia en nuestros estudiantes”

Israel/Escuelas. “Todavía no dimensionamos el impacto negativo que va a tener esta pandemia en nuestros estudiantes”

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN (por Martín Klajnberg).- En diálogo con la Agencia AJN, una importante directora de la red escolar israelí advirtió sobre los efectos del largo período sin clases presenciales y sobre una brecha académica que empieza a surgir entre los estudiantes. Además, habló sobre el sistema de cápsulas, sobre los riesgos de las nuevas cepas del virus y sobre las limitaciones para un regreso completo a las aulas en los próximos meses. «Pensábamos que los chicos podían desarrollar inmunidad sin sufrir la enfermedad y que eran de bajo riesgo, pero la mutación británica está infectando a un mayor número de chicos», explicó, y sostuvo que no cree que el sistema educativo completo pueda volver a funcionar antes de abril.

A pesar de la exitosa y amplia campaña de vacunación, que presenta a casi tres millones de israelíes inoculados contra el coronavirus, incluyendo a más de un millón que ya han recibido ambas dosis de la vacuna de Pfizer, las escuelas de Israel permanecen cerradas. El estricto tercer cierre nacional de Israel dio marcha atrás a una tenue y cautelosa vuelta a las aulas que se había intentado en algunas edades, pero que mantenía a la gran mayoría de los alumnos estudiando de manera virtual.

Peri Sinclair es la directora general de TALI, una organización que proporciona material educativo y recursos de educación judía a más de 90 escuelas israelíes. En una entrevista con la Agencia AJN, manifestó su preocupación por las consecuencias de casi un año lejos de las aulas para los estudiantes y señaló que “vamos a tener que enfrentar los efectos de esta pandemia por un largo tiempo”.

“Creo que todavía no hemos empezado a darnos cuenta de las repercusiones de este período y el impacto negativo que va a tener en nuestros estudiantes, tanto en lo académico como social y emocionalmente”, sostuvo Sinclair.

Sin embargo, la luz al final del túnel que parecía representar la ejemplar campaña de vacunación israelí se vio opacada por las mutaciones del COVID-19 que empezaron a surgir, principalmente las provenientes del Reino Unido y de Sudáfrica. “El cambio que hay en el virus deja el panorama todavía menos claro. Hace algunas semanas, creíamos que éste sería el último cierre, y ahora no estamos seguros de que así sea”, explicó Sinclair.

“Trato de ser optimista, pero no creo que se pueda volver al funcionamiento completo hasta después de la Pesaj (Pascua judía), a principios de abril”, advirtió.

image

El hecho de que la vacuna de Pfizer no esté aprobada para niños menores de 16 años hace que no se pueda pensar con certeza en un regreso a clases. Además, la cepa británica parece estar generando más contagio entre los infantes. “Hace dos semanas pensábamos que los chicos no podían enfermarse, que podían desarrollar inmunidad sin sufrir la enfermedad y que eran de bajo riesgo, pero en las últimas semanas la mutación británica golpeó muy fuerte y está infectando a un mayor número de chicos”, dijo Sinclair. Según informó este lunes la directora de Salud Pública del Ministerio de Salud israelí, Sharon Alroy-Preis, un 40% de los contagiados actuales son niños.

La directora advirtió sobre el surgimiento de una importante “brecha académica” entre los estudiantes de acuerdo a su situación personal y familiar. “Han habido muchos reportes en medios locales sobre chicos quedándose atrás, sobre abandonos escolares. No creo que sepamos la extensión del problema, pero hay estudiantes sin acceso a internet ni computadoras, familias que tienen una sola computadora para varios hijos… nadie tiene números exactos, pero los docentes hablan sobre estudiantes que no tienen conexión y de quienes no saben nada desde hace meses”.

“El gobierno y las municipalidades de cada región han intentado ayudar y han proporcionado computadoras a aquellos que lo necesitan, pero no se puede saber el alcance y cuántos lo necesitan. Todos están haciendo lo que pueden”, aseveró Sinclair.

Sin embargo, no es sólo un problema de falta de computadoras. “Hay familias que viven en barrios carenciados y que no tienen Internet. Y también hay padres que pueden estar en sus casas ayudando a los hijos a estudiar y otros que no”, lo que también contribuye a agrandar la brecha académica, según la directora.

WhatsApp Image 2021-01-25 at 15.41.14

Dra. Peri Sinclair

En cuanto al sistema de “cápsulas”, que se aplicó durante la primera reapertura en Israel y que fue modelo para el mundo, lo definió como “educativamente muy bueno”. Sin embargo, y a pesar de haberse mostrado exitoso, no puede aplicarse a gran escala por limitaciones logísticas, como falta de personal docente, y estructurales, como el funcionamiento de los colegios secundarios, en los que los alumnos tienen distintos compañeros según la materia. “Es logísticamente imposible aplicarlo al sistema completo”, concluyó Sinclair, quien completó un doctorado y un máster en Educación judía.

“Lamentablemente todavía no tenemos todas las respuestas. Si supiéramos con cierta precisión que los chicos no se van a enfermar gravemente, sería más sencillo tomar una decisión, pero no es así. Las nuevas mutaciones hacen que sea un riesgo mucho mayor, por eso es que en Israel se está actuando con tanta cautela”, añadió Sinclair. “No por nada lo llamamos pandemia, es una gran crisis que nos afecta a todos”.

MK

Foto principal: The Times of Israel

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat