Inicio ISRAEL BERNNET DA MARCHA ATRÁS EN UNA DECLARACIÓN QUE RESPALDA LA LIBERTAD DE CULTO JUDÍA EN EL MONTE DEL TEMPLO

BERNNET DA MARCHA ATRÁS EN UNA DECLARACIÓN QUE RESPALDA LA LIBERTAD DE CULTO JUDÍA EN EL MONTE DEL TEMPLO

Por Gustavo Beron
0 Comentario

itongadol.- El lunes, la oficina del primer ministro Naftali Bennett pareció dar marcha atrás en su afirmación de que los judíos deberían poder rezar en el Monte del Templo en Jerusalén, un sitio sagrado para judíos y musulmanes donde la oración judía está prohibida bajo los términos de un acuerdo alcanzado después de 1967. Guerra de los Seis Días.

La aclaración se produjo después de que Bennett agradeciera el domingo a las agencias policiales por “defender la libertad de culto de los judíos” que viajaron al sitio de la cima de la colina para marcar Tishá Be Av (el noveno día del mes de Av en el calendario hebreo), que conmemora la destrucción de los dos templos bíblicos que los judíos creen que una vez estuvieron allí.

De acuerdo con el status quo mantenido en el sitio desde el final de la guerra de 1967, la waqf jordana ( autoridad religiosa islámica) tiene la responsabilidad del área y los musulmanes han protestado durante mucho tiempo por cualquier presencia judía en el monte, el sitio más sagrado del judaísmo, como un “provocación” y un catalizador para el malestar.

La declaración de Bennett también incluyó un compromiso de defender la libertad de culto de los musulmanes en el sitio, que también es sagrado para ellos. Pero la visita del domingo de cientos de judíos que marcaban a Tishá B’Av provocó una condena generalizada de los musulmanes, incluso del partido islamista Ra’am, que es miembro del actual gobierno israelí.

“La mezquita de Al-Aqsa en sus 144 dunams [35 acres] es propiedad exclusiva de los musulmanes y nadie más tiene derecho a ella”, dijo Ra’am.

El partido también expresó su desaprobación por el hecho de que los agentes de policía despejaran el área de palestinos que lanzaban piedras el domingo por la mañana temprano y la posterior llegada de miembros de la Knesset, algunos de los cuales cantaron el himno nacional de Israel Hatikvah cerca de la mezquita.

Ra’am advirtió que tales acciones podrían conducir a una nueva escalada de violencia en el sitio. Hamas citó los repetidos enfrentamientos entre manifestantes musulmanes y la policía israelí como un catalizador para que el grupo terrorista lanzara miles de cohetes contra comunidades israelíes durante el conflicto de 11 días en mayo.

“Los eventos que puedan resultar de [esta visita] podrían avivar la situación en Jerusalén y en toda la región, llevando a una guerra religiosa catastrófica”, dijo Ra’am.

“La bendita mezquita de Al-Aqsa, en todo su territorio, es el derecho exclusivo de todos los musulmanes. El Movimiento Islámico y el pueblo palestino se mantendrán como una presa impenetrable contra todos los intentos de los extremistas de establecer nuevos hechos sobre el terreno “en al-Aqsa”, dijo el partido.

La presencia de judíos en el Monte del Templo el domingo también generó críticas de Egipto y Jordania, los dos vecinos de Israel con los que tiene un acuerdo de paz.

Ammán emitió una carta de protesta por lo que denominó “el asalto al recinto sagrado por colonos extremistas bajo la protección de la policía israelí”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Egipto dijo que condenaba la “reanudación de las violaciones en la mezquita de al-Aqsa por parte de extremistas israelíes”.

El Cairo también dijo que Egipto había advertido previamente de un “ataque” a la mezquita de al-Aqsa, y que “la responsabilidad de mantener la seguridad de los fieles recae en Israel”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat