Inicio ISRAEL Atentado en Jerusalem: Entierran a Aryeh Shechopek, de 16 años

Atentado en Jerusalem: Entierran a Aryeh Shechopek, de 16 años

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Cientos de personas se reunieron para el funeral de Aryeh Shechopek, de 16 años, residente canadiense-israelí de Har Nof que murió en el ataque con bomba en Jerusalem el miércoles por la mañana.

Shechopek se dirigía a la ieshivá y esperaba el autobús escolar cuando la bomba colocada por un terrorista palestino detonó, hiriéndolo de muerte e hiriendo a otras 18 personas.

El rabino Naftali Schreiber, director de la escuela donde aprendió Shechopek, lo elogió en el funeral. «Hace un año elogié a un miembro de la clase de Aryeh, no pensé que estaría elogiando a otro estudiante de la misma clase».

Schreiber lamentó que otro desastre haya golpeado a la comunidad de Har Nof y mencionó la masacre de 2014 en Kehilat Bnei Torah.

El rabino notó que Shechopek no se sentía bien por la mañana y estaba debatiendo si ir a la ieshivá. «El mashguiaj le dijo ‘no vengas. Veo que no te sientes bien, descansa un poco’. Lo superó y se levantó y decidió ir [a la ieshivá]. ¿A qué? A colocar tefilín, a orar en la ieshivá, a aprender. No tuvo una vida fácil, se ocupó [de las cosas]».

«Hubo testigos de su grandeza. No hay nadie, en todo su año, en toda su clase, que pueda decir que durante los años que estuvo con él hubo alguna vez ira en Aryeh. Él no sabía lo que es la ira. Caminaba por la calle ayudando a todas las personas que podía», dijo Schreiber. «Tu alma flota aquí sobre nosotros. Hasta en el entierro estás aquí sobre nosotros, mirando y viendo. Aryeh, estás aquí conmigo».

Schreiber se refirió a un escrito de Maimónides de que una persona que se arrepiente un segundo antes de su muerte se considera un arrepentimiento total. «Los dos estudiantes que he elogiado no merecieron ese segundo. Murieron repentinamente y no lograron decir lo básico que todo judío debe decir antes de morir. Aryeh, sé que estás aquí conmigo. Estos momentos sagrados fueron robados. Di [las palabras] conmigo».

El padre de Shechopek, Moshe, también lo elogió y dijo: «Quiero despedirme de mi hijo, despedirme de Aryeh. Lo siento por ti. D’s dio y D’s quitó. Era un niño que nos enseñó una lección. Aprecio cada momento que estuvo con nosotros, como un niño en nuestra familia. Gracias a todos los que vinieron aquí».

El rabino David Yosef, hijo del ex gran rabino sefardí Ovadia Yosef: «Qué terrible es acompañar a un joven que recientemente tuvo su bar mitzva, que terminó el Talmud Torá hace un año junto con mi nieto. [Él era] criado en una familia muy querida, buenos padres, rectos, con buenos modales, una familia gloriosa.”

«Vino a la ieshivá, se quedó durante un año y ahora lo acompañamos a su hogar eterno; ¡oh, qué dolor tan terrible! Un niño que era amado por todos sus amigos. Un desastre tan terrible para nosotros», dijo Yosef.

“Necesitamos ponernos de pie y decir de manera clara: cuando hay gente entre nosotros que no cree, hay gente aquí en esta tierra que lucha contra nuestra Torá. D’s nos está castigando”, agregó el rabino.

“Los que nos combaten no son un pueblo, nunca ha existido un pueblo palestino. Son un pueblo de asesinatos, un pueblo que santifica el asesinato que, lamentablemente, se ha decretado contra nosotros que son nuestros vecinos y nos masacran. Nuestro trabajo es fortalecer la fe en el Creador del mundo. Nuestra guerra contra ellos será a través de nuestra sagrada Torá. Que D’s consuele a la familia rota».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat