Inicio ISRAEL A 35 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE JORGE LUIS BORGES, REMEMORAMOS SU VISITA A ISRAEL

A 35 AÑOS DEL FALLECIMIENTO DE JORGE LUIS BORGES, REMEMORAMOS SU VISITA A ISRAEL

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El 14 de junio de 1986 murió en Ginebra, la ciudad que había elegido porque allí había sido feliz, para escapar de una fama que lo abrumaba en Buenos Aires. De la magia de su obra a sus declaraciones políticas más estridentes, de sus amores frustrados como el premio Nobel a sus relaciones claves con Adolfo Bioy Casares y María Kodama, estos momentos hicieron que Borges fuera Borges

«Todos somos griegos y hebreos», le dijo alguna vez Jorge Luis Borges a David Ben Gurión, quien fuera el primer Primer Ministro de Israel. Así lo recuerda, ahora, en 121 aniversario del nacimiento del escritor -se cumplen este lunes 24- Baruj Tenembaum, el creador de la Fundación Raoul Wallenberg.

«David Ben Gurión, considerado por muchos el padre del Estado de Israel, también fue un intelectual de peso y admirador de la obra de Jorge Luis Borges. El 24 de agosto se cumple el aniversario del nacimiento del autor de El Aleph», escribe Tenembaum.

Y cuenta: «A comienzos de 1969 Borges aceptó viajar a Israel invitado por Ben Gurión. A su regreso declaró que había conocido la más vieja y la más joven de las naciones. Seis meses más tarde Ben Gurión visitó Buenos Aires. Durante su breve estadía estuvo acompañado por las autoridades de la Casa Argentina en Israel, una ONG creada con el objeto de promover el diálogo interreligioso, actividad que hoy resulta natural pero que por aquellos tiempos encontraba obstáculos debido a la renuencia de cristianos y judíos a sentarse a conversar sobre todo lo que tienen en común».

Tenembaum recuerda: «En aquella reunión cumbre de 1969 que tuve el privilegio de organizar como fundador de la ONG, así como oficiar de traductor, Borges le dijo a Ben Gurión: ‘Más allá de los azares de la sangre, todos somos griegos y hebreos’. Borges no perdía oportunidad de manifestar su inclinación por la cultura judía. Era admirador de la filosofía de Baruch Spinoza, holandés y judío sefaradí. También, solía dedicarle elogios a Gershom Scholem y a Martin Buber, entre otros.

También señala que Borges decía: «Mi pasión por Israel procede de mi abuela inglesa. Ella era protestante y, por lo tanto, ávida lectora de la Biblia. Me he criado en un ambiente bíblico, es decir en un ambiente judío».

La Fundación Wallenberg desarrolla proyectos educativos y divulgacion para promover valores de solidaridad y coraje cívico. Lleva el nombre de Raoul Wallenberg, un diplomático sueco que salvó la vida de más de cien mil judíos en Hungría durante el nazismo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat