Inicio Irán Irán intensifica sus esfuerzos para secuestrar y matar a funcionarios, activistas y periodistas

Irán intensifica sus esfuerzos para secuestrar y matar a funcionarios, activistas y periodistas

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- «En última instancia, estas actividades hostiles e injerencias extranjeras socavan la seguridad de Canadá y de los canadienses, así como nuestros valores democráticos y nuestra soberanía».

El sábado, los disidentes iraníes que viven en Canadá declararon a la CBC que no habían recibido ayuda de la policía canadiense ni de los funcionarios del gobierno y que no sentían que la amenaza contra ellos se tomara en serio. Los disidentes dijeron a la CBC que habían recibido llamadas telefónicas y mensajes amenazantes.

Hace unas dos semanas, el director general del servicio de seguridad MI5, Ken McCallum, reveló que Irán ha intentado secuestrar o matar al menos a 10 personas radicadas en el Reino Unido desde enero. «Irán proyecta amenazas al Reino Unido directamente, a través de sus agresivos servicios de inteligencia. En su forma más aguda, esto incluye la ambición de secuestrar o incluso matar a individuos británicos o radicados en el Reino Unido percibidos como enemigos del régimen. Hemos visto al menos diez amenazas potenciales de este tipo sólo desde enero», dijo McCallum en una actualización anual de amenazas.

Los medios de comunicación británicos han informado en las últimas semanas de que cientos de periodistas y activistas políticos del Reino Unido han sido advertidos por la policía de que pueden ser objetivo de Irán debido a su oposición a la República Islámica.

En agosto, un miembro del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán fue acusado de intentar contratar a sicarios para asesinar al ex asesor de seguridad nacional John Bolton, en un aparente intento de represalia por el asesinato en enero de 2020 del comandante de la Fuerza Quds del CGRI, Qasem Soleimani, según anunció el Departamento de Justicia estadounidense.

Shahram Poursafi, alias Mehdi Rezayi, residente en Teherán (Irán), intentó pagar a individuos en Estados Unidos 300.000 dólares para que asesinaran a Bolton en Washington DC o Maryland en nombre de la Fuerza Quds, según los documentos judiciales.

«El Departamento de Justicia tiene el solemne deber de defender a nuestros ciudadanos de los gobiernos hostiles que pretenden hacerles daño o matarlos», dijo entonces el fiscal general adjunto Matthew G. Olsen, de la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia. «No es la primera vez que descubrimos complots iraníes para vengarse de personas en suelo estadounidense y trabajaremos incansablemente para desenmascarar y desbaratar cada uno de estos esfuerzos».

También se ha informado de varios intentos de asesinato y secuestro orquestados por Irán contra israelíes en todo el mundo.

En junio, la inteligencia turca reveló que había frustrado los intentos iraníes de secuestrar a varios turistas y diplomáticos israelíes en Estambul.

En mayo, Iran International publicó un vídeo en el que un oficial del IRGC llamado Mansour Rasouli admitía ante supuestos agentes del Mossad que le habían ordenado crear una célula para asesinar a un trabajador del consulado israelí en Estambul, a un general estadounidense destinado en Alemania y a un periodista en Francia.

Además, en mayo, el Shin Bet (Agencia de Seguridad de Israel) anunció que había descubierto operaciones de los servicios de inteligencia iraníes para atraer a empresarios y académicos israelíes al extranjero con el fin de secuestrarlos o perjudicarlos y recabar información.

En octubre del año pasado, las noticias chipriotas informaron de que empresarios israelíes fueron objeto de intentos de asesinato en Chipre, y que un ciudadano ruso de ascendencia azerí fue detenido por planear el ataque.

En agosto del año pasado, el diario El Tiempo informó de que dos empresarios israelíes y sus familias tuvieron que abandonar rápidamente Bogotá después de que los servicios de inteligencia colombianos descubrieran que se estaba planeando un atentado contra ambos por parte de un deportista iraní llamado Rahmat Asadi, que estaba encarcelado en Dubai por estar implicado en el secuestro de un empresario británico-iraní. Al parecer, Asadi entrenó a dos delincuentes que posteriormente fueron puestos en libertad para llevar a cabo el atentado.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat