Inicio COMUNIDAD EN ACCION Presidente de la Fundación Tzedaká: “Lanzamos Guesher, un programa de asistencia para familias durante la pandemia”

Presidente de la Fundación Tzedaká: “Lanzamos Guesher, un programa de asistencia para familias durante la pandemia”

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- La Fundación Tzedaká anunció el lanzamiento de un Programa de Asistencia, Guesher, especial para miembros de la comunidad que producto de la cuarentena no están pudiendo afrontar sus necesidades de alimentación, vivienda y salud.

El presidente de la Fundación, Miguel Kiguel, cuenta en esta nota sus alcances.

-¿Qué es Guesher? ¿Cómo nace?
-Desde el comienzo de la cuarentena obligatoria en la Fundación venimos trabajando muchísimo porque las necesidades de la gente que ya estábamos atendiendo crecieron de manera importante. Hubo que armar dispositivos de todo tipo para resolver, y se hizo. Pero en forma paralela empezaron a llegar pedidos de ayuda de personas que no tienen el perfil tradicional de beneficiario. Cuentapropistas, profesionales, gente que se arregla con sus ingresos pero que de un día al otro dejó de tener esos ingresos. Primero recurrieron a sus ahorros, al colchoncito, pero luego empezaron a recurrir a los servicios sociales comunitarios en busca de ayuda.
También aparece esta necesidad en el contacto cotidiano con los shules y otras organizaciones que identifican esta problemática entre sus miembros y era necesario generar un sistema de ayuda específico.
Guesher es un programa de asistencia en la emergencia para estas familias, que fue desarrollado por la Fundación con un fondo especial del Joint. Es una ayuda temporal para cubrir necesidades de alimentación, vivienda y salud hasta que estas familias puedan nuevamente encaminar su situación.
Creo que hay que agradecer al Joint su vocación de asistir a las instituciones para que como comunidad podamos afrontar esta situación particular fortaleciendo las redes de ayuda a quien necesita.

-¿En qué consiste la ayuda?
-En principio, en subsidios de dinero de montos hasta $15.000 pesos mensuales durante 3 meses. Esta es la ayuda principal, pero detrás como en todo el trabajo social que realiza la Fundación, hay trabajadoras sociales que evalúan y sobre todo acompañan a la familia. La orientan más allá del subsidio, para que puedan recurrir a otras herramientas que puedan estar a su alcance como ayudas del Estado y ayudarlas a pensar en una nueva organización de sus prioridades, por supuesto respetando la privacidad y dignidiad de cada uno. No se trata de decirles qué deben hacer y cómo, sino de ayudarlas a transitar este camino que para ellos es absolutamente nuevo, de la mejor manera posible.
La Fundación tiene mucha experiencia en eso trabajando con lo que fue la nueva pobreza en el 2001, personas que hasta antes de la crisis participaban en escuelas, templos y clubes incluso donaban a organizaciones y de golpe se encontraron en situación de pedir ayuda.

-¿Cualquiera puede pedir ayuda a Guesher?
-Si y no… es un programa para familias de nuestra comunidad de la ciudad y el conurbano que, como expliqué, atraviesan una situación compleja porque están percibiendo la mitad o menos de sus ingresos regulares. Se va a priorizar a familias con hijos en edad escolar y que tienen becas en las escuelas.
Estamos trabajando junto a las escuelas, los templos y los clubes para que donde haya un caso de necesidad, puedan derivarlo al programa. Por supuesto pasarán por un pequeño proceso de evaluación social para garantizar que la ayuda efectivamente sea para quienes la están necesitando para sus necesidades más básicas.

-Cómo presidente de la fundación, ¿cómo evalúa esta circunstancia excepcional que atraviesa el mundo y nuestra comunidad en particular?
-Bien lo decis vos, el mundo vive un momento del que no tenemos registro. Esta situación es completamente inédita y todos, sin excepción, estamos construyendo sobre la marcha respuestas a una situación que era completamente inimaginable hace sólo 2 meses. Y cuando digo todos, me refiero a gobiernos, países, no solamente a la comunidad judía argentina.
La crisis agravó las necesidades de quienes ya venían recibiendo ayuda comunitaria y en ese sentido desde la Fundación hemos hecho en enorme esfuerzo, incluso económico, para dar respuestas. Ahora se suma este Programa que apunta a un sector diferente.
Me parece que es importante puntualizar el trabajo en conjunto y la coordinación que se realiza desde la Fundación, AMIA y Jabad desde el comienzo de la cuarentena en una mesa de trabajo permanente en la que también participan regularmente Ledor Vador y el Joint.
Si algo aprendimos de la crisis del 2001 es que la comunidad hoy tiene los mecanismos para hacer frente a las situaciones que se van presentando. Creo que hay que pensar a la comunidad como una gran red. Trabajar en conjunto no quiere decir necesariamente estar todos haciendo lo mismo. Con una red de protección social comunitaria más madura como la nuestra, significa pensar juntos, coordinar acciones y potenciar entre todos las respuestas.
Desde la Fundación no sólo trabajamos en respuestas a la crisis sino que en paralelo desplegamos un enorme abanico de acciones de recaudacion de fondos que garanticen cubrir necesidades. Nuestros donantes creen en la Fundación y en su misión y nos siguen acompañando con compromiso, y estamos profundamente agradecidos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat