Inicio COMUNIDAD EN ACCIONHadassah Cirujanos de Hadassah convierten un caso «desesperado» en un éxito médico

Cirujanos de Hadassah convierten un caso «desesperado» en un éxito médico

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Malka es una mamá de 34 años y esperaba su quinto hijo durante su residencia médica cerca de Tel Aviv. En la ecografía de las 30 semanas, su médico le detectó un “defecto cardíaco al bebé que era demasiado grave”.

Desesperada, Malka y su esposo buscaron una segunda opinión en el Hospital Hadassah Ein Kerem. El cardiólogo hizo un ecocardiograma fetal y comenzó a explicar los tratamientos y cirugías que serían necesarios inmediatamente después del nacimiento.

«Cuando él habló sobre el tratamiento, comencé a llorar», relató Malka. “En Hadassah, el médico estaba planeando el futuro de mi bebé ‘desesperado’. Al bebé se le diagnosticó un defecto de doble entrada en el ventrículo izquierdo (DILV, por sus siglas en inglés), en el que tanto la aurícula derecha como la izquierda del corazón se introducen en el ventrículo izquierdo porque el ventrículo derecho está subdesarrollado. Sin la intervención de expertos, DILV es fatal”, resumió.

La beba, Ruth, nació en el hospital Hadassah Ein Kerem, con un peso de 4,5 kilos. «Todo sobre su nacimiento fue más mágico porque no se suponía que ella naciera», contó Malka.

Una semana después del nacimiento, el profesor Eldad Erez , jefe de Cirugía Cardiotorácica Pediátrica, colocó una derivación temporal en el corazón de Ruth, pero se bloqueó y la beba necesitaba una angiografía. Ella desarrolló un coágulo de sangre en su cerebro.

La cirugía cardíaca generalmente se pospone hasta que el bebé tiene seis meses de edad, pero en el caso de Ruth no se pudo esperar. A los cuatro meses, el profesor Erez realizó la cirugía y redirigió la sangre para ir directamente a los pulmones de Ruth.

Al día siguiente de la operación de su bebé, Malka tomó y pasó su examen médico. «Una de las preguntas en el examen fue sobre defectos cardíacos congénitos», dijo Malka. «Ruth me enseñó la respuesta a esa pregunta», agregó.

Hoy, Ruth, de 5 años, está en jardín de infantes. Recientemente se sometió a la última intervención quirúrgica de su corazón.

«Los médicos de Hadassah son mis modelos a seguir», declaró Malka. “Su increíble profesionalidad, junto con la calma y el humor, nos llevaron a través de este desafío. Encontraron soluciones a cada uno de los enormes desafíos de Ruth. Gracias, Hadassah, por dar a nuestra familia esta niña milagrosa y ruda”, expresó.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat