Inicio CAUSA AMIA AMIA. Murió el juez Claudio Bonadío que investigaba la denuncia por el memorándum con Irán

AMIA. Murió el juez Claudio Bonadío que investigaba la denuncia por el memorándum con Irán

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- El juez argentino Claudio Bonadio, quien investigó distintas causas vinculadas con el atentado a la AMIA, murió hoy en Buenos Aires a los 64 años.

Según informó el diario Clarín a través de su sitio web, el magistrado falleció a las 6:20 en su casa del barrio porteño de Belgrano.​ En mayo del año pasado había sido operado por una lesión cerebral.

De una extensa trayectoria en la Justicia, se recibió de abogado en la Universidad de Buenos Aires en 1988. Tras ser asesor del entonces ministros del Interior Carlos Corach desde septiembre de 1990 y septiembre de 1992, y subsecretario de Asuntos Legales desde ese mes hasta junio de 1994, en 1993 fue nombrado juez federal a cargo del juzgado de Morón, propuesto por el entonces presidente Carlos Menem.

Posteriormente, el propio Menem lo asigna al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional cuando el presidente aumentó el número de juzgados federales, y desde 1994 quedó a cargo del Juzgado Criminal y Correccional Federal N° 11.

En esos años, Bonadio estuvo al frente de causas trascendentales, como la del atentado a la AMIA. Justamente, el magistrado investigó el caso de encubrimiento del ataque terroristas entre los que estaban como imputados el ex juez federal Juan José Galeano, el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy, varios agentes de inteligencia y Carlos Telleldín, señalado como el entregador de la camioneta con la que se perpetró el atentado.

Sin embargo, tres jueces de la Cámara del Crimen, actuando como conjueces en la Sala I de la Cámara Federal, expulsaron de esa investigación al juez federal Claudio Bonadío y enviaron los antecedentes de su decisión a la Comisión de Disciplina del Consejo de la Magistratura. Le reprocharon falta de imparcialidad y haber mantenido un doble rol de magistrado y sospechoso.

Los jueces Gustavo Bruzzone, Carlos González y Jorge Rimondi recordaron que Bonadío debió haberse apartado voluntariamente del caso cuando el Gobierno imputó en la causa al ex ministro del interior Carlos Corach, pues Bonadío había sido su segundo cuando el ahora ex funcionario se desempeñaba al frente de la Secretaría Legal y Técnica de la Presidencia, durante la gestión de Carlos Menem.

El fallecido juez volvió a quedar vinculado a la causa AMIA a partir de una denuncia presentada por el fiscal Alberto Nisman, quien aseguraba que detrás de la firma del memorándum de entendimiento entre Argentina e Irán se escondía la garantía de impunidad a los supuestos responsables de la voladura de la mutual judía en 1994.

El caso llegó a las manos de Bonadío luego de una presentación realizada por la DAIA, la representación política de la comunidad judía argentina, tras el cierre de la investigación dispuesto por el juez Daniel Rafecas.

La causa pasó, entonces, a manos del juez Claudio Bonadio que había empezado a trabajar en paralelo en una denuncia por supuesta traición a la patria contra la ex presidenta por la firma del mismos memorándum: la supuesta comisión de ese delito fue después revocada por la Cámara Federal porteña.

En marzo de 2018, Bonadio elevó a juicio oral la denuncia contra la ex presidenta, su ex canciller y otros por supuesto para que sean juzgados por supuesto «encubrimiento agravado, abuso de autoridad y estorbo de un acto funcional», por el supuesto intento de encubrimiento en el marco de la investigación de la causa AMIA.

Lo hizo sin tomarle declaración a Ronald Noble, el exjefe de Interpol que negó la acusación de Nisman sobre las alertas. En diciembre pasado, la defensa de Zannini solicitó a la Justicia que el testimonio sea volcado en el expediente.

Si bien el juicio aún no tiene fecha de inicio -entre otras cuestiones porque el tribunal lleva casi un año esperando que la Corte Suprema responda una solicitud de recursos-, el TOF 8 aceptó en su momento tomarle declaración indagatoria anticipada al ex canciller Héctor Timerman, porque padecía un cáncer que le costó la vida

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat