Inicio ANTISEMITISMO Coronavirus. Líderes judíos de Nueva York califican como “descaradamente antisemitas” las restricciones por la pandemia

Coronavirus. Líderes judíos de Nueva York califican como “descaradamente antisemitas” las restricciones por la pandemia

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Tres congregaciones judías del condado de Rockland presentaron una demanda contra el Estado de Nueva York y el gobernador Andrew Cuomo, tras definir como “racha de discriminación antisemita” a las recientes restricciones que limita las reuniones religiosas para reducir la tasa de infección por coronavirus en ese distrito de Estados Unidos.

La demanda fue presentada ante el tribunal federal de Manhattan contra el gobernador demócrata por hacer declaraciones negativas, falsas y discriminatorias sobre la comunidad judía ortodoxa cuando impuso nuevas medidas de coronavirus para contrarrestar la creciente tasa de infección del Estado en las llamadas áreas de la “zona roja”.

Las declaraciones y acciones de Cuomo fueron dolorosas para los residentes en un área al norte de la ciudad de Nueva York, donde un hombre invadió una celebración de Janucá en diciembre del año pasado cuando apuñaló a cinco personas, según la demanda. Grafton Thomas espera juicio luego de declararse inocente.

El ataque ocurrió en Monsey, cerca de la frontera del Estado de Nueva Jersey a unos 56 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, donde se encuentran dos congregaciones en la nueva demanda.

El Estado comunicó que han aparecido seis grupos de coronavirus en áreas que comprenden el 2.8% de la población del estado en Brooklyn y Queens, así como en los condados de Broome, Orange y Rockland, lo que requiere el cierre de escuelas y negocios no esenciales y límites en las reuniones.

Las nuevas medidas anunciadas el 6 de octubre han dado como resultado la limitación temporal del tamaño de las reuniones religiosas en los puntos calientes de COVID-19 al 25% de su capacidad, o un máximo de 10 personas. Los límites provocaron varias demandas federales, incluidas dos en Brooklyn y una en Albany.

ny1

En la demanda se argumentó que la orden de Cuomo era “descaradamente antisemita, creando zonas de ‘puntos calientes’ codificadas por colores basadas en la observancia religiosa y dirigidas a comunidades judías particulares”.

Asimismo se sostuvo que la acción del gobernador “no solo contradice flagrantemente la evidencia científica” y una orden judicial que limita las medidas que puede tomar el Estado. También “señala específicamente a la comunidad judía ortodoxa en lo que ha demostrado ser la última extensión de la racha de discriminación antisemita del gobernador Cuomo”, agregó la demanda.

Cuomo, quien ha dicho que tiene “respeto y amor” por la comunidad ortodoxa, aseguró en declaraciones a la prensa que no estaba apuntando a las comunidades judías ortodoxas. Dijo que las zonas rojas se basan en direcciones de residencias donde más personas dan positivo por COVID-19.

Culpó a la falta de aplicación del gobierno local de que algunos miembros de la comunidad judía ortodoxa no siguieran las restricciones de reunión del COVID-19 desde la primavera. Señaló que las casas de culto pueden al menos abrir en zonas rojas, donde los negocios no esenciales no pueden.

“La mayoría de los grupos ultraortodoxos con los que he hablado han cooperado”, indicó el gobernador. “Hay un número relativamente pequeño que no coopera y simplemente cree que deberían estar exentos de estas operaciones gubernamentales”, añadió.

Cuomo también dijo que parece que la propagación de nuevas infecciones en los grupos donde impuso restricciones se ha estabilizado un poco, aunque sigue siendo más alta que en el resto del Estado. Y el número de neoyorquinos hospitalizados con el virus se ha reducido ligeramente a 897 pacientes el miércoles.

La demanda se produce casi una semana después de que un juez federal de Albany citó el interés del Estado en proteger la seguridad pública al fallar a favor del gobernador en una demanda de rabinos y sinagogas que argumentaron que las restricciones eran inconstitucionales.

En esa demanda, presentada por rabinos, líderes de sinagogas y el grupo judío ortodoxo nacional Agudath Israel, los abogados de Cuomo argumentaron en documentos judiciales que “el derecho a practicar la religión libremente no incluye la libertad de exponer a la comunidad… a enfermedades transmisibles”.

New COVID-19 Clusters Appear In NYC Despite Low Positivity Rate Citywide

Esos sentimientos se hicieron eco el jueves cuando el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, un demócrata, defendió las medidas del gobernador horas antes de una audiencia en una demanda en la que la Diócesis Católica Romana de Brooklyn luchó contra las restricciones.

Dijo que el Estado estaba tratando de detener una “segunda ola en toda regla” como las que ocurren en todo el mundo. “No podemos permitir que eso suceda aquí. Entonces, si durante unas semanas le pedimos a la gente que haga algo excepcional para ayudar a detener el crecimiento de un problema y evitar que se propague, creo que es justo. Y creo que la Corte lo entenderá”, dijo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat