Inicio NOTICIAS Israel/Opinión. La oportunidad y la infraestructura en el Golán. ¿Por qué fue eliminado Samir Kuntar?

Israel/Opinión. La oportunidad y la infraestructura en el Golán. ¿Por qué fue eliminado Samir Kuntar?

Por
0 Comentario

 AJN.-El operativo contra Samir Kuntar – no confirmado ni desmentido por Israel –se debe a su potencial de acciones futuras. Desde 2008 fracasó en casi todos sus intentos de organizar atentados, pero logró sabotear las relaciones con los drusos. ¿La respuesta? Habrá que estar preparado para una venganza de Hezbollah fuera de Israel. Por Ron Ben Yshai. Ynet.

Israel tiene una larga cuenta pendiente de sangre con Samir Kuntar. Fue responsable de la muerte, y de provocar heridas en ataques terroristas contra israelíes desde que tenía 16 años de edad, desde aquella noche en la que asesinó con sus propias manos a la familia Haran en la playa de Nahariya y a dos policías, hasta la actualidad. Pero lo que distingue aKuntar (Al-Kuntar árabe) de otros terroristas que actúan y actuaron en contra de Israel es el hecho de que se trata de un miembro de la comunidad drusa del Líbano, cuyo odio extremo hacia Israel y sus instintos asesinos no se desvanecieron incluso después de más de 30 años en una prisión israelí.
 
Estos impulsos lo llevaron a poner sus "servicios" a disposición de diferentes organizaciones en distintos períodos. El asesinato cometido hace 36 años en Nahariya lo hizo en nombre del "Frente para la Liberación de Palestina", mientras que su última iniciativa de ataque contra israelíes, el verano pasado, fue al servicio de Hezbollah, una organización chiita. Esto sucedió en el contexto de una infraestructura terrorista que Irán intentó establecer en el Golán sirio, con el objeto de abrir un nuevo frente contra Israel. 
En la comunidad drusa en el Líbano y Siria, en gran parte influenciada por sus hermanos que viven en Israel, no anida ese fervor antiisraelí característico de una parte significativa de las comunidades chiitas y sunitas ubicadas al norte de Israel. Kuntar fue excepcional y, a pesar incluso sus partidarios lo veían a veces como una rareza, era un asesino sin tabúes que sólo a causa de su torpeza no causó más víctimas ni daños aún mayores. 
 
Las autoridades israelíes no han confirmado ni desmentido las acusaciones reflejadas en los medios árabes de que la aviación israelí atacó con misiles aire-tierra de precisión en la localidad de Jaramana, al sur de Damasco, un edificio donde dormían Kuntar y un grupo de terroristas de una célula de Hezbollah, Irán y miembros de la milicia siria leal al presidente Assad. 
 
Sin embargo, después que los informes detallaran el ataque en los medios de comunicación del régimen en Siria y de la red "Al-Manar" de Hezbollah, se puede concluir que, con mayor o menor precisión, reflejan la realidad de lo sucedido.
 
El régimen de Assad no tiene ningún interés, ni intención de admitir la eliminación de Kuntar, uno de los iconos más importantes y coloridos de lo que ellos llaman la "resistencia en el Golán", y tampoco de la muerte en el mismo incidente de ocho altos cargos del “Comité de Resistencia Nacional Siria” (entre ellos su comandante, FarhanEssamShaalan, también druso).
 
Algunos de los miembros de esta milicia son drusos,que actúan al servicio del régimen de Damasco contra los insurgentes sunitas que están tratando de tomar el control completo del Golán sirio y al servicio del terrorismo iraní,que intenta levantar una infraestructura terrorista anti-israelí en la misma zona.
 
El edificio de seis pisos que se derrumbó sobre sus ocupantes, aparentemente servía como refugio y base común para los dos grupos. A la luz de estos hechos, es imposible dejar deelogiar a quienes consiguieron la información de inteligencia precisa y comprobada en tiempo real, lo que permitió un ataque exacto, y según los informes sin que se registraran heridos ni víctimas civiles sirias. 
 
Me arriesgaría a evaluar que, si efectivamente y tal como aseguran los informes el ejército israelí está detrás del ataque, se trata de un logro de inteligencia y de las Fuerzas de Seguridad de Israel en todos sus brazos operativos, como así también un logro de una política de seguridad de silencio a ambos lados de la valla fronteriza en los Altos del Golán, a fin de crear lo que Hezbollah llama "zona de seguridad". Una especie de delimitación informal, basada en motivaciones humanitarias, cuya existencia impide o complica los atentados terroristas y los disparos contra los asentamientos israelíes en los Altos del Golán sirios.
 
Cabe suponer que Samir Kuntar y sus cómplices fueron ejecutados no tanto por sus delitos del pasado, sino principalmente por su potencial de perjuicio futuro. Para comprender esto es importante señalar que, según fuentes internacionales, desde 2013 los expertos de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria de Irán y el liderazgo de Hezbollah buscanuna vía de acción capaz de disuadir a Israel para que dejara de atacar las transferencias de armas de Siria a Hezbollah.
 
El requisito de Irán y Hezbollah era que ese “proyecto” tuviera la capacidad de generar bajas y heridos en Israel, de modo tal que hiciera que las autoridades israelíes lo pensaran dos veces antes de hacer estallar un cargamento de armas destinado a Hezbollah, pero con un límite. Dichas actividades no deberían ser de tal intensidad que provocarán una escalada mayor en el frente sirio-libanés. El motivo es claro: Siria, Irán y Hezbollah ahora tienen un gran interés en no dar ningún pretexto a Israel que le permita iniciar una acción militar que pudiera derrocar o destruir físicamente al régimen de Damasco y termine influyendo finamente en el Líbano, algo que podría llevar a la caída de Siria como una fruta madura a manos de los insurgentes sunitas encabezados por el auto denominado Estado Islámico y el Frente Al-Nusra.
 
El proyecto que se decidió ya en 2013 fue abrir un nuevo frente terrorista contra Israel en el Golán. Allí actuaban juntos Hezbollah, Siria e Irán. Samir Kuntar –  quien fue liberado de la cárcel israelí en 2008, en el acuerdo en el que fueron devueltos los cuerpos de los soldados israelíes EhudGoldwasser y EldadRegev –  fue enviado del Líbano a Siria para dirigir esa organización de la que Hezbollah fue la fuerza impulsora.
 
Israel está tratando de crear una zona en los Altos del Golán que le sea relativamente favorable. Samir Kuntar, con sus actividades en el Golán sirio, generó un daño estratégico para Israel cuando saboteó su relación con la comunidad drusa, también en Siria y en el Líbano.
 
El líder de Hezbollha, Hassan Nasrallah, subestimó bastante a Kuntar, pero tuvo cuidado de hacerle honores y destacar la humillación de Israel,que se vio obligado a ponerlo en libertad. Hezbollah eligió a Kuntar para dirigir ese nuevo grupo terrorista por su condición de druso, y sus vínculos con la comunidad drusa, que es mayoría en la provincia de as- Suwayda, aledaña al Golán sirio, y con la aldea dursaKhader, justo en la frontera con Israel en la ladera sur del monte Hermón.
 
Kuntar fue responsable en los últimos años de cinco ataques en la frontera y del disparo de misiles realizado por drusos bajo su dirección, contra las poblaciones israelíes del Golán. La mayoría fueron llevados a cabo como venganza después de un ataque contra un convoy de armas o eliminación de los líderes terroristas atribuidos a Israel. En estos ataques, dos paracaidistas del ejército israelí sufrieron heridas y resultó muerto un adolescente árabe israelí que había acompañado a su padre, que trabaja para el ministerio de Defensa y estaba reparando la valla fronteriza. 
 
Pero por lo general Kuntar fue un fracaso y decepcionaba a quienes lo mandaban, cuando los atentados que planificaba eran detectados y frustrados por el ejército una y otra vez, y los hombres que enviaba terminaban muertos. Por ejemplo, los cuatro drusos que murieron la primavera pasada cuando intentaban colocar explosivos.
 
Kuntar, una barrera entre Israel y los drusos
 
Debido a los reiterados fracasos de Kuntar, en su lugar fue nombrado como comandante del proyecto terrorista iraní en el Golán el hijo de ImadMughniyeh, que murió en otro ataque aéreo junto a comandantes sirios, iraníes y de Hezbollah cuando recorrían la zona de la valla fronteriza con Israel para poner en marcha la estructura terrorista, a principios de año.
 
Después del asesinato y de la venganza de Hezbollah con el asesinato de dos soldados israelíes de la Brigada Guivati en HarDov, le dieron una nueva oportunidad a Samir Kuntar para demostrar su capacidad y poner a funcionar la nueva infraestructura terrorista, cuyos miembros eran principalmente drusos partidarios del régimen de Assad.Kuntar también se esforzó y consiguió abrir una brecha en la opinión pública entre Israel y la comunidad drusa a ambos lados de la frontera en el Golán, argumentando que Israel provee de armamento a Jabhat al-Nusrah, que planea masacrar a los drusos de Suwayda y la aldea Khader con ayuda israelí.
 
Estas acusaciones llevaron a enfrentamientos con miembros de la comunidad drusa, que trataron de detener la asistencia médica a los heridos sirios trasladados a Israel. A esto se sumó el linchamiento de un herido sirio, que deshonró a los drusos que viven en Israel. Quedó claro que Samir Kuntar aprendió la lección y se estaba volviendo más eficiente. Quizás por el adiestramiento que recibió por parte de Irán y por la cooperación de la milicia pro-Assad, cuyos integrantes realizaban trabajos para Kuntar. 
 
Samir Kuntar incluso se jactó de sus acciones este verano en una entrevista para la televisión libanesa diciendo que él sabe que está en la mira de Israel y no tiene miedo. Es probable que sus dichos sean una profecía cumplida, al menos según informes de medios extranjeros.
 
Ahora queda por ver cómo reaccionarán los patrones de Kundar a su ejecución atribuida a Israel. Cabe suponer que Hezbollah e Irán se conformarán con una reacción simbólica, como el disparo de misiles hacia territorio israelí sin generar un daño demasiado amplio, como para evitar una escalada que pueda poner en peligro la supervivencia del régimen de Bashar al Assad y afecte a sus socios del eje chiita.
 
Hay que recordar que también los rusos están en la escena y Putin declara a diario que él y sus compatriotas se oponen, en principio, a cualquier actividad terrorista. Israel tiene un "caso" muy fuerte cuando se trata de Kuntar,que hasta se jactaba de sus acciones. Los rusos ahora también tienen interés en no agravar la situación en Siria, cuando parece que las conversaciones y los esfuerzos diplomáticos por poner fin a la guerra civil están empezando a cobrar impulso.
 
Por lo tanto, es probable que también Rusia repruebe una represalia de Hezbollah e Irán contra Israel que cause muchas pérdidas humanas y grandes daños. Pero en Medio Oriente, lo que se espera es lo inesperado. Así que debemos estar preparados, entre otras cosas, para una respuesta que podría producirse fuera de Israel. 
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat