Inicio NOTICIAS Memoria Nisman. Nuevo acto en reclamo de esclarecimiento y justicia por Alberto Nisman z’l

Memoria Nisman. Nuevo acto en reclamo de esclarecimiento y justicia por Alberto Nisman z’l

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- En el salón de actos de la Congregación Israelita de la República Argentina se llevó a cabo ayer el reclamo mensual de esclarecimiento y justicia por Alberto Nisman z’l, con un panel integrado por la periodista Clara Mariño y la diputada nacional Laura Alonso.

 
El rabino y diputado nacional Sergio Bergman, quien en esta oportunidad ofició de moderador por estar de viaje Santiago Kovadloff,  inició el acto agradeciendo la presencia de quienes los acompañaban en el acto mensual en Memoria de Alberto Nisman z’ y afirmó: “Sabemos la enorme limitación que tenemos como sociedad para hacer memoria y también el inconveniente en estos temas cuando ya salen de los medios y tienen el efecto de la anestesia y el adormecimiento de una sociedad alienada en determinadas cosas, que ya asumimos como si fueran normales y hablan justamente del estado de degradación de la plena vigencia de las instituciones, que son las que nos tienen que cuidar a todos por igual como ciudadanos”.
 
Bergman presentó a ambas miembros del panel, a la vez que destacó que esta era la primera vez que involucraron a un referente político partidario, Laura Alonso, por lo cual aclaró: “No lo hacemos desde el punto de vista de la representación partidaria, que no negamos ni ocultamos, sino justamente por el trabajo sostenido de Laura, a través de los años, tanto en esta causa como por haber estado en el Congreso cuando se cometió este acto, que a mi entender es de traición a la patria, el Memorándum de Entendimiento con Irán, y por su cercanía en los años que Alberto Nisman, de bendita memoria, estuvo trabajando con él en interconsulta ocupándose de esta causa (en referencia a la causa AMIA)”.
Clara Mariño, luego de agradecer la invitación, manifestó: “Creo que el caso Nisman nos interpela a todos como sociedad. El caso Nisman interpela a todos los poderes del Estado: el Gobierno, el Poder Judicial, las fuerzas de seguridad. Creo también que no podemos analizar el caso Nisman dentro de un todo, porque la Argentina tiene la trágica paradoja que un atentado, como el atentado a la AMIA que le costó la vida a decenas de personas, parece cerrarse, nada más ni nada menos, con la muerte del fiscal que estaba investigando este caso”.
 
“Cuesta encontrar en la historia de la Argentina un conflicto que registre tantos disparates desde el punto de vista del comportamiento de una sociedad, el comportamiento de la justicia, e implica también lo que es la política exterior de la Argentina. El tratado con Irán, la muerte de Nisman y AMIA, está todo vinculado, ha colocado a la Argentina en una situación de desprestigio internacional como pocas veces he visto a lo largo de mi carrera periodística”, agregó.
 
Luego, expresó que la muerte de Nisman ha tenido una repercusión internacional en la gente común, pues “el tema de la muerte de Nisman, el asesinato, desde el punto de vista de la política exterior de la Argentina le ha hecho un enorme daño y se transformó en un tema hablado incluso por personas que no saben nada de la Argentina”.
 
Dentro de esta tónica, Mariño se refirió a lo expresado por la presidenta Cristina Fernández en su último discurso pronunciado en la Asamblea de las Naciones Unidas, que calificó de “papelón” el haber mencionado el tema de Stiuso y que la presidenta dijo en ese mismo discurso “que la actuación del ISIS a ella le parecía una película de Francis Ford Coppola”.
 
Además, se refirió a la fiscal Viviana Fein: “Tenemos una fiscal que se ha pasado la vida, cuando recibió el caso, tratando de probar que fue un suicidio, y en los reportajes casi se muestra enojada cuando le dicen que no tiene pruebas para probar que fue un suicidio”, también fue crítica con el juez Rafecas, a la vez que mencionó que el Memorándum no fue aprobado por el parlamento iraní: “Creo que cuando Nisman hablaba de una complicidad con Irán, en realidad esa complicidad era el mismo tratado”.
“El objetivo es de alguna manera, sacarle la responsabilidad a figuras, personas, del gobierno iraní que estaban implicadas en el caso AMIA. El famoso acuerdo de encubrimiento es el propio tratado con Irán, que además es inconstitucional y no fue refrendado por el parlamento iraní.”
 
Por su parte, Laura Alonso sostuvo que no puede separar el caso Nisman del atentado a la AMIA: “Para mí. La memoria a Nisman es la memoria al atentado de la AMIA, son casi 22 años de impunidad, la Argentina está enferma de impunidad. A los argentinos no les gusta la verdad, no buscamos la verdad, la verdad nos duele. En Argentina los servicios de inteligencia, sobre todo las fuerzas de seguridad, operan en contra de la Constitución para espiar, amedrentar, amenazar y también matar a los ciudadanos. También, consideró que quienes tienen la responsabilidad institucional de buscar la verdad en el caso Nisman no lo hacen.
 
Posteriormente se refirió a la cantidad de causas judiciales que investigaba Alberto Nizman z’l, que para ella consiguió el máximo logro: las alertas rojas impuestas por Interpol hace ocho años: “Estas vencen en noviembre del 2017. Mi pregunta es para todos nosotros: ¿Qué estamos haciendo o qué vamos a hacer para que esas alertas rojas se sostengan por 10 años más? Porque es probable que sea la única condena que los acusados iraníes tengan: no poder moverse del territorio iraní mientras estén vigentes. Por ende tenemos que trabajar para mantenerlas”.
 
La diputada nacional también mencionó que no entendía por qué uno de los fiscales de los cuatro que fueron designados para la UIF AMIA, que se encargaba de las circulares rojas, volvió a su anterior puesto en el Chaco. “Si la Argentina necesitaba seguir consolidando la impunidad, ya sea en la causa principal o en el juicio por encubrimiento, la persona que más sabía era Alberto Nisman y por eso era la persona a la que había que cuidar y proteger. Pero también se había vuelto demasiado peligrosa para muchos sectores del poder, desde el Gobierno hasta la Secretaría de Inteligencia del Estado. Era alguien que sabía evidentemente demasiado y la reacción del poder ha sido tan impresionante que tiene que ver con la proporción del conocimiento que tenía de la causa principal de la AMIA, del juicio por encubrimiento, que se empezó a desarrollar aceleradamente este año a pedido de la Presidenta, con una presión clara al presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien se vio obligado a adelantar ese juicio”.
 
Al referirse a la causa sobre la inconstitucionalidad del Memorándum, Alonso sostuvo: “Algo debía saber Nisman para que el poder político se preocupara tanto por seguir tapando, interviniendo y violando la Constitución Argentina en forma aviesa”. Además, sobre la causa que investiga la muerte del fiscal considero que es “una investigación hecha para que nunca sepamos la verdad”. También se refirió críticamente a la causa que investiga un presunto lavado de dinero por parte de Nisman, su madre y su hermana, y a la causa de Traición a la Patria, en la que Labake denunció a dirigentes comunitarios y a dos diputadas nacionales y fue desestimada. “Este es el poder político probablemente más corrupto que hayamos conocido en un régimen democrático que opera como si estuviera en una isla”, remarcó.
 
“En la campaña electoral no se habla de esto porque a la sociedad no le importa. En las campañas electorales los candidatos hablan sobre lo que a la gente le importa y no van a hablar de la causa AMIA, ni de la policía bonaerense, ni de la Secretaría de Inteligencia del Estado, ni de los jueces corruptos que hay en la Argentina, ni de los fiscales que no hacen nada porque son ineptos o dependientes o tienen miedo. La fiscal Fein no sabe lo que hace o tiene miedo por su vida, porque si a un fiscal lo mataron, ¿por qué no la van a matar a ella? Es muy fácil matar a alguien en este país”, dijo.
 
Alonso reconoció que vivió dos meses con miedo y que no fue la única: “Conozco a mucha gente que sigue yendo a esa fiscalía, que sabe cómo trabajó Nisman durante los meses previos a la presentación de esa denuncia, que no se la escribió nadie porque la investigación la llevó adelante él. Entonces si gana el miedo se pierde la libertad. Lo que tenemos que aprender para honrar la memoria de Nisman es que lo que no debe ganarle a la sociedad argentina es el miedo y que lo que tenemos que defender siempre es la libertad de buscar la verdad. Los que resistimos todos estos embates para no volvernos Venezuela fuimos cada vez menos. Yo tengo que decirles que entre todos tomemos el compromiso de ser cada vez más, así que si alguien tiene miedo déjelo en la puerta porque la Argentina que se viene es la Argentina de la libertad, donde el miedo no va a tener lugar para nadie. No hay lugar para el miedo, y esa es la mejor forma de honrar la memoria de Nisman y de los 85 muertos de la AMIA”.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat