Inicio NOTICIAS Discurso de Familiares y Amigos de las Víctimas

Discurso de Familiares y Amigos de las Víctimas

Por
0 Comentario

Hace pocas horas la comunidad judía recibió el nuevo año y en el seno de muchas familias que la componen más que nunca se hicieron presentes las ausencias.

Las ausencias de aquellos que fueron arrancados de nuestro lado, las ausencias de mas de 100 personas judías y no judías, mas de 100 seres humanos maravillosos que ya no están entre nosotros.

A ellos los masacraron en los dos atentados ocurridos en nuestro país, en la Embajada de Israel y en la sede de la AMIA.

Cuando se elevaron las copas para brindar, muchas quedaron sobre la mesa, quienes debían elevarlas ya no están, pero fueron elevadas por el corazón de cada uno de nosotros.

Más que nunca ellos están presentes, porque están en nuestra memoria, en la memoria de la sociedad argentina, la misma sociedad que cuando conoció el fallo del Tribunal Oral expresó su incredulidad, su vergüenza, su bronca, su desazón, su impotencia.

La Impunidad había sido consagrada, nos ganó otra batalla.

Los jueces no hallaron a los acusados culpables y denunciaron al estado argentino por las irregularidades que hicieron posible que la masacre ocurriera y no se investigara.

Las lágrimas, el dolor, la bronca, la angustia volvieron a surgir como si fuera el mismo 18 de julio de 1994, los habían asesinado nuevamente, después de poco mas de 10 años a los muertos en la AMIA los volvieron a matar.

Muchos de nosotros pensamos que a nuestros familiares los encontraríamos en nuestros hogares, que el Atentado a la AMIA era una fantasía, pero no, al regresar comprobamos que era una dolorosa realidad, que pese a que algunos se esforzaron para que creamos que no existió, las ausencias de 85 personas demuestran lo contrario.

Es por eso que hoy nos colocamos estos crespones negros, en señal de duelo.

El 2 de septiembre a las 18 horas nuestra memoria nos llevó frente a esa montaña de escombros, bajo los que murieron nuestros familiares y amigos, y vimos que junto a ellos aun esta la verdad.

La verdad que la justicia argentina no hizo nada para desenterrar, por el contrario la enterró más profundamente.

La impunidad producto de tanta corrupción, falsedades, componendas y mentiras cubrió con su manto el atentado a la AMIA.

Contra esta impunidad fue que convocamos a la sociedad el 8 de septiembre a la Plaza de los Dos Congresos. Queremos agradecer al Dr. Nelson Castro, a las Madres del Dolor y a los cientos de adherentes quienes junto a miles de personas nos unimos para expresar el rechazo absoluto a esta impunidad que nos agobia desde hace ya muchísimos años.

Lamentablemente muchos no concurrieron debido a que sectores que no entendieron el espíritu de esta convocatoria enviaron un mensaje plagado de falsedades.

Que quedaron demostradas cuando terminó nuestro discurso.

No tengan dudas que nosotros si hubiéramos estado en un acto que hubiesen convocado estos sectores en contra de este maldito flagelo llamado Impunidad.

Existen cientos de monumentos en nuestro país levantados por la impunidad y son estos pilotes que están detrás mío, como los que protegen entre comillas a cada uno de los edificios donde se desarrolla la vida de la comunidad judía argentina.

Los responsables que se hayan levantado estos pilotes por la Impunidad que encubre al Atentado a la AMIA, para nosotros tienen nombre y apellido, son Carlos Saúl Menem, una Secretaria llamada increíblemente de Inteligencia de Estado, Carlos Corach, Carlos Ruckauf, Hugo Franco, Hugo Anzorreguy, Andrés Antonietti, Juan José Galeano, Rubén Beraja, integrantes de la Policía Federal y de la Provincia de Buenos Aires, etc, etc.…… etc.

El juez Juan José Galeano a quien le pedimos el Juicio Político tiempo atrás, hasta hace pocos días decía que el no renunciaría y que demostraría su inocencia ante los hechos que se le imputan.

Pero como muchos otros no cumplió con su palabra, la que nunca tuvo valor alguno, presentó su renuncia y pretendió con esto eludir el Juicio Político y retirarse de su nefasta y vergonzosa carrera como Juez Federal cobrando una jubilación vergonzosa.

Pero ante la no aceptación de su renuncia por parte del Sr. Presidente Néstor Kirchner el Juez Galeano dio marcha atrás y la retiró.

Hoy este personaje que para nosotros es un mentiroso, un traidor, un corrupto, deberá afrontar el Juicio Político, y alli esperemos que diga de una vez por todas porque hizo lo que hizo.

Que diga aunque ya sea muy tarde los nombres y apellidos de quienes lo presionaron para que no se sepa la verdad, que señale quienes desde la policía y los organismos de seguridad le retacearon la información y le dieron incluso información y pistas falsas, como el asegura.

Aun seguimos sin entender que espera el juez Bonadío, que tiene a su cargo la causa en la que se investigan los delitos cometidos en la instrucción de la causa Amia, para procesar a Galeano, a Anzorreguy y a otros funcionarios que con su accionar impidieron que conozcamos la verdad de lo acontecido.

Si resulta inexplicable el freno que le puso Bonadío a las investigaciones, quien seguramente dejará la causa por disposición de la Cámara Federal por su probada vinculación laboral y amistad con el acusado Carlos Corach, más inexplicable aun es la actitud del Fiscal Carlos Cearras, que hace 4 años que es fiscal en la causa y no hizo absolutamente nada.

Nunca pidió ninguna declaración indagatoria ni ninguna medida importante para avanzar. Protegió a toda la corporación. Fue otro que se dedicó a hacer la siesta y que no quiere enfrentarse a Galeano y sus secuaces.

Antes repetían que no tomarían ninguna medida hasta que el Tribunal Oral dictara la sentencia, sentencia que no necesitaban porque en esa causa, la de Bonadío, los delitos cometidos por Galeano y Anzorreguy están probados hace muchos años, y son delitos que, para Galeano, no le permitirán su excarcelación.

Irá directamente a la Cárcel, una vez que lo destituyan del sillón al que ahora vuelve a aferrarse cuando el día viernes, dejó sin efecto su renuncia, demostrando una vez más que, además de corrupto, es un cobarde.

Tomó conciencia que puede ir preso y retiró su renuncia.

Por eso le decimos al Fiscal Cearras, por si no está enterado, que el Tribunal Oral ya dictó su sentencia, que no busque más excusas, que tiene como obligación legal impulsar la investigación, y que si sigue así, con los delitos acreditados ante sus ojos y sin hacer nada, también él va a ser denunciado, por encubrimiento de Galeano y de Anzorreguy.

Por eso, frente a esta impunidad, los Familiares y Amigos de las victimas de la masacre en la AMIA seguiremos de pié. Y seguiremos dando batalla allí.
Ningún asesino, ningún encubridor se la va a llevar de arriba mientras alguno de nosotros esté vivo para continuar esta pelea.

La sociedad argentina merece de una vez por todas conocer a los responsables de que hoy tengamos las manos vacías de Verdad y Justicia.

Es el único medio que tenemos para que nuestros muertos, que son de toda la sociedad, puedan al fin descansar en paz.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat