Inicio NOTICIAS Kliksberg: “Toda mi construcción es a partir de la Biblia que tiene un mensaje ético de una profundidad excepcional”

Kliksberg: “Toda mi construcción es a partir de la Biblia que tiene un mensaje ético de una profundidad excepcional”

Por
0 Comentario

 Itongadol.- Hablar de Bernardo Kliksberg es asociarlo con la responsabilidad social empresaria, el capital social, y, sin duda, su palabra se cruza de manera habitual con algún pasaje de la Torá.

“Todo tiene que ver con la Torá. Toda mi construcción desde la gerencia social, pasando por el capital social y el programa de valores éticos surgieron a partir del texto bíblico que tiene un mensaje ético de una profundidad excepcional”, apuntó el economista, quien el próximo 6 de agosto será distinguido con el Premio a la Solidaridad y la Lucha por la Responsabilidad Social, que en forma conjunta entregarán Cáritas y la AMIA junto a un importante grupo de empresas y ONGs.
En este sentido, el economista que suele asesorar a organismos internacionales como Naciones Unidas, apuntó contra la especulación financiera que permite el enriquecimiento del uno por ciento de la población del planeta mientras que del otro lado mueren niños porque no tienen agua o alimento.
Más allá de las realidades de mundo moderno, Kliksberg será distinguido de manera inédita por dos entidades que son emblemas de la comunidad judía argentina y de la Iglesia Católica, pero también de la sociedad argentina.
Además, este premio cuenta con el respaldo de más de 30 organizaciones como la Unión Industrial Argentina (UIA), la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y la Cámara Argentina de la Construcción.
También se encuentran la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Acción Católica, Techo, Foro Ecuménico Social, Fundación Internacional Jorge Luis Borges, Fundación Ernesto Sábato, Asociación Cristiana de Jóvenes/YMCA, Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET), Confederación Cooperativa de la República Argentina (COOPERAR) y Red Latinoamericana de Universidades por el Emprendedurismo Social (REDUNES).
A estas se agregan la Fundación Observatorio de Responsabilidad Social (FORS), Facultad de Ciencias Económicas de la UBA, FONRES, Nuevo Hogar Ledor Vador, Universidad de Belgrano, Universidad de la Matanza, ORT Argentina, Universidad Católica de Salta (UCASAL), Universidad Nacional de José C. Paz (UNPAZ), Centro de Formación en Integración Regional (CEFIR- Uruguay), Congreso Judío Latinoamericano, Ieladeinu, y Fundación Cláritas.
“En lo personal esta distinción es muy importante porque la iniciativa tiene por finalidad estimular a que la ciudadanía argentina participe en causas de solidaridad y de responsabilidad social y ese solo hecho hace muy valioso el premio y sirve para estimular a la gente a participar en la AMIA, en Cáritas, en Un Techo o en otras organizaciones”, expresó Kliksberg.
El reconocido economista sostuvo que esta distinción le da “nuevos instrumentos” en la lucha que da contra la pobreza, la desigualdad y la pobreza.
Para Kliksberg, “la solidaridad es más necesaria que nunca” y en este pedido el economista no se siente solo porque cuenta con el apoyo del Papa Francisco, quien alertó que el mundo está en “una crisis moral”.
El economista señaló que “cada 15 segundos muere un niño por falta de agua potable en el mundo”
“El Estado de Israel es uno de los estados con menos agua del planeta y a nadie le falta agua potable porque fue una prioridad desde el momento de la Independencia. Cada gotita de agua que llueve es aprovechada al máximo”, señaló Kliksberg, quien destacó los sistemas de riego impulsados por los profesionales israelíes y que se extendieron por todo el mundo.
El analista lamentó que no esté asegurada el agua para todos, lo que es “central en el instrumento bíblico, como también los alimentos y el trabajo.
A todo esto, Kliksberg también alertó sobre los 300 millones de jóvenes que están fuera del mercado laboral, lo que representa el 20 por ciento del mundo. “Frente a estos grandes problemas más que nunca hace falta que la ciudadanía se movilice y sea solidaria, denunciando y presionando para que haya soluciones”, agregó.
Este año, Kliksberg publicó su último libro “Ética para empresarios”, una publicación que está orientada a la responsabilidad social empresaria y que es libro número 56.
En este sentido, el economista indicó que es “muy estimulante como contestaron los empresarios” sobre la responsabilidad social. “Cuando el libro se presentó en la UIA hubo 700 empresarios y la publicación va por la cuarta edición, hay mucho interés en la sociedad y en los empresarios por discutir la responsabilidad social”, resaltó.
“Hoy una empresa no es responsable solo por pagar sueldos sino que también debe preocuparse por si son saludables y producir sin que haya accidentes de trabajo. Todas las fábricas de Bangladesh están sostenidas sobre la base de la explotación de los trabajadores, en su mayoría mujeres, que reciben 37 dólares por mes bajo condiciones que no están garantizadas las condiciones mínimas de seguridad”, comentó.
En uno de los últimos hechos trágicos ocurridos en Bangladesh, más de 1120 operarios murieron al colapsar una fábrica.
Además, Kliksberg consideró que se debe trabajar para “cuidar a los consumidores, el personal, el medio ambiente y construir políticas públicas”.
En el caso de la Argentina, el economista señaló que uno de los puntos de preocupación es la situación de la juventud, dado que la quinta parte está excluida del mercado laboral y del sistema educativo.
En este sentido consideró que se debe trabajar para ayudar a los jóvenes excluidos, lo que a su entender permitirá reducir a la delincuencia.
“La empresa privada puede ayudar muchísimo con programas conjuntos. Doy ejemplos de cómo hacerlas. En Chile, hay un programa impulsado por Michelle Bachelet a través del cual las empresas contratan a los jóvenes y el Estado paga una parte del sueldo”, comentó Kliksberg, quien resaltó que a través de este plan fue contratado el 90 por ciento de los postulantes.
En la Argentina citó el caso de la Red de Empleo de la AMIA, que está formando trabajadores en más de 13 provincias y logra que “miles de jóvenes desocupados sean incorporados al mercado laboral”. “Las empresas están respondiendo a la acción en conjunto, lo que yo llamo el triángulo virtuosos”, añadió.
En lo que hace a la solidaridad, para Kliksberg, “la Argentina es un país de primera línea en potencial de solidaridad y lo demostró en la crisis de 2002 cuando 8 millones de argentinos se mostraron solidarios a través de la AMIA y Cáritas, fortaleciendo la alimentación de los más pobres”.
“Cada vez que se convoca al pueblo argentino, la respuesta es multitudinaria, eso hay que premiarlo e incentivarlo. Hay que preparar al voluntariado”, dijo.
El acto de entrega de la distinción se realizará el próximo 6 de agosto, a las 19 horas, en el Auditorio de la AMIA, en Pasteur 633 de la ciudad de Buenos Aires.
En la ceremonia hablarán el obispo Monseñor Oscar Ojea, presidente de Caritas Argentina, el titular de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky, y el Vicerector de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y decano de su Facultad de Ciencias Económicas, Alberto Barbieri.
Kliksberg, considerado el padre de la Gerencia Social y de la Ética para el Desarrollo, precursor del capital social, autor de decenas de obras de difusión mundial, es uno de los pioneros a nivel internacional, en el pensamiento y la lucha por el fortalecimiento de la sociedad civil, el voluntariado, el emprendedurismo social, y la responsabilidad social corporativa.
 

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat