Inicio NOTICIAS Crece la polémica en Israel por la campaña de los ultraortodoxos contra los soldados haredim

Crece la polémica en Israel por la campaña de los ultraortodoxos contra los soldados haredim

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- La actual campaña de deslegitimación lanzada por los extremistas ultraortodoxos contra los soldados haredim está cobrando fuerza, según advirtió el ejército israelí.
Un sub-comité de la Knesset formado por representes de los comités de Asuntos Exteriores y de Defensa recibió informes inquietantes sobre el fenómeno emprendido en los últimos meses por los elementos de la línea dura haredi que se oponen a los "nuevos haredim", aquellas personas que dentro del mundo ultra religioso optan por servir en el ejército israelí y trabajan o acuden a la universidad, en lugar de quedarse y aprender en yeshivas y kolelim.
La campaña incluye la distribución de carteles y folletos, el acoso de los soldados e incluso ataques físicos.
Los miembros de la comunidad ultraortodoxa se refieren a los soldados ultraortodoxos como "hardakim", tomado en el sentido de un "haredi de mente débil" que traicionó a la comunidad.
La palabra es también un acrónimo de la palabra hebrea harakim, una combinación entre "insectos" y "haredim".
Al exponer ante el Sub-Comité de Personal y Formación, el general de brigada Gadi Agmon comparó la retórica de la campaña con el periódico de propaganda nazi Der Sturmer, y señaló que ese fenómeno fue cobrando fuerza en una forma sin precedentes.
"Estamos viendo los esfuerzos que hacen para eliminar a los soldados ultraortodoxos de sus barrios, de las sinagogas y de yeshivot", dijo Agmon, y agregó que la campaña se está llevando a cabo en todo el país en los principales centros de población haredi.
Jardines de infantes y escuelas primarias Haredi también se negaron a aceptar a los hijos de los soldados ultraortodoxos, según consignó el diario The Jerusalem Post.
Agmon señaló que, además de la presión social intensa, el ejército recibió 80 denuncias de violencia física y de abuso verbal. El general señaló que los familiares de los soldados ultraortodoxos quedaron también en la mira de los extremistas.
A pesar de las 80 denuncias, la policía sólo ha recibido una queja formal, sobre la base de los cuales se abrieron tres expedientes penales sin que existan detenidos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat