Inicio NOTICIAS Jerusalem vibró con el rugir de la Fórmula Uno

Jerusalem vibró con el rugir de la Fórmula Uno

Por
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Decenas de miles de israelíes, palestinos y turistas se reunieron hoy jueves para presenciar la Fórmula Uno internacional, cuyos autos recorrieron por primera vez en la historia las calles de Jerusalem.
El show, que incluyó ocho carrera de Fórmula Uno y algunas motos, está previsto que continúe mañana viernes.
El alcalde de Jerusalem, Nir Barkat, un fanático de los deportes de motor, inició las gestiones para que la capital israelí sea incluida en el calendario de la máxima categoría del automovilismo.
"Hemos hecho historia", declaró Barkat. "No hay nadie que no haya conseguido excitarse con la presencia de los campeones del mundo y las paredes de la ciudad vieja de fondo… A lo largo de la ruta hubo más 100.000 espectadores árabes, cristianos y judíos: laicos, religiosos y ultraortodoxos, todos unidos por el deporte” expresó.
Asimismo, Barkat resaltó que “el evento también contribuye a la imagen de marca y el desarrollo de la ciudad”.
Desde el antiguo complejo de la Estación de tren, los coches corrían por toda la ciudad, a lo largo de la calle David Remez, Derech Hebron, Hativat Yerushalayim, Yitzhak Kariv y King David. Las calles fueron cerradas al público el jueves por la tarde y la medida se mantendrá durante mañana.
La fiesta se vivió a lo largo del circuito callejero, en los balcones y en las vallas. Los lugares más deseables estaban en las esquinas, donde se podía oír los neumáticos chillando en el asfalto.
Entre los miles de espectadores hubo un buen número de jóvenes ultra-ortodoxos, palestinos de la parte oriental de la ciudad, turistas y familias con niños pequeños en cochecitos.
Después de una larga espera, los coches comenzaron a correr más allá de las multitudes a gran velocidad, mientras espectadores intentaban capturar los momentos con sus cámaras de teléfonos celulares.
Los motores ruidosos y los neumáticos chillando competían sólo con los gritos excitados de la multitud.
Estos son, sin duda, los coches más rápidos que nunca habían pasado por las calles de Jerusalem, en sus miles de años de historia.
Uno de los espectadores, que cronometraba a los coches de Fórmula Uno, confirmó que los autos tardaron un minuto y medio para cumplir con el trazado del circuito, algo que diariamente los israelíes tardan varios minutos en recorrer.
"Jerusalem necesita estas celebraciones", dijo Eliezer Zeligboim, un jubilado del ejército israelí que se colocó en una maceta grande para seguir el máximo espectáculo.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat