Inicio NOTICIAS Timerman. Para el vicepresidente de la DAIA, “la causa AMIA debe dejar de ser un fusible político”

Timerman. Para el vicepresidente de la DAIA, “la causa AMIA debe dejar de ser un fusible político”

Por
0 Comentario

VIDEO TIMERMAN EN DAIA.- A pocas horas de la reunión que el canciller argentino Héctor Timerman mantuvo con los familiares de las víctimas del atentado a la AMIA, el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, reclamó a la dirigencia comunitaria que “la causa AMIA deje de ser un fusible político”.
“De una vez por todas quiero que el tema AMIA deje de ser fusible político. Ningún judío bien nacido y bien integrado a nuestra comunidad puede creer que algún dirigente tenga otra intención que no sea que haya justicia en la causa AMIA. Acá no debe haber ni oficialistas, ni opositores”, expresó Wolff en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
El vicepresidente de la DAIA no sólo transmitió su satisfacción por el resultado del encuentro sino que además remarcó que la entidad cumplió con su misión que es “acercar a la gente al poder”.
“El responsable de la política exterior del país es el Ministerio de Relaciones Exteriores y su canciller es la máxima autoridad del país en esta área. Estamos para representar a nuestra gente, para compartir con ellos temas de interés mutuo y haber cumplido con esta misión es esencial”, afirmó.
Wolff remarcó que para el encuentro con Timerman fueron invitados “todos los familiares” de las víctimas del atentado a la AMIA. “No hubo restricción de nada, salió un comunicado de la DAIA diciendo que todo familiar que quiera participar era invitado a esta reunión”, aseguró.
Asimismo, el dirigente señaló que “un tema que no fue menor fue que no hubo ningún tipo de censura previa y cada familiar preguntó lo que quiso, se le abrió el micrófono y le preguntó al canciller cara a cara lo que quiso”.
Consultado sobre la ausencia de otros familiares de las víctimas, el vicepresidente respondió que desconocía los motivos por los que no concurrieron al encuentro realizado ayer en la sede de la DAIA.
No obstante, Wolff aclaró que “como esta DAIA va a estar abierta a la gente y esta es la primera de muchas reuniones, aquellos que no vinieron ayer van a tener la oportunidad de venir cuando tengamos una próxima reunión”.
“Nuestra obligación es levantar la bandera de reclamo de justicia y no renunciamos nunca a esa bandera. De hecho estamos tan convencidos de que la mantuvimos en alto, que invitamos a los familiares a que se sienten con el canciller y nosotros en el medio para que no quede ninguna duda de que la DAIA nunca actuó a espaldas de la gente”, aseveró.
En este mismo sentido, Wolff remarcó que “la DAIA es de las instituciones y de la gente que conforman las instituciones”, y garantizó que “va a estar abierta” para que sus representados vean que la dirigencia actúa para la gente.
Respecto del balance que hizo de la reunión con Timerman, Wolff resaltó “la coincidencia entre representantes y representados en que la justicia no se negocia como tampoco los acusados”.
Además, el dirigente destacó que reuniones como las de ayer son “acciones para avanzar” con la presentación de los acusados iraníes ante la Justicia argentina.
“Si no se llega a este acuerdo para que se presenten los acusados ante la justicia argentina va a haber valido la pena intentarlo. Lo que me deja tranquilo no es lo que pienso yo sino lo que piensan los familiares que estuvieron presentes porque en esto hubo unanimidad de que todos tenemos puesta la misma camiseta”, enfatizó.
En cuanto a lo ocurrido en la reunión de ayer, Wolff puntualizó que Sofía Guterman, una de las familiares que tuvo su primer encuentro con representantes del Gobierno nacional, le preguntó a Timerman si había la posibilidad de que se presente a algún otro acusado iraní que no sea alguno de los ocho requeridos por la Justicia argentina y “el canciller lo negó rotundamente”.
“El canciller anunció que el único ámbito en que se analiza avanzar es en la Justicia argentina. Además dijo que esta negociación no va a estar abierta eternamente sino que se va resolver en el corto plazo y si los iraníes no acceden a las exigencias no se va a seguir avanzando”, aseguró el dirigente.
Wolff también apuntó que el ministro argentino garantizó que “el proceso judicial (por la causa del atentado a la AMIA) nunca se abandonó y sigue por los carriles normales”. “No hay ninguna posibilidad de que se trate de una cuestión económica porque el intercambio con Irán es entre sectores privados y la Argentina no le compra petróleo a Irán. Además no le puede comprar porque las Naciones Unidas le trabó un embargo y la Argentina lo subscribió”, añadió.
Para el vicepresidente de la DAIA fue “una reunión positiva” la mantenida con el canciller. “Los grandes fantasmas de los desencuentros parten de la comunicación. Si bien los familiares están defendiendo el pedido de justicia por lo más trágico que le puede pasar a una persona que es perder a un ser querido, nosotros como representantes políticos de la comunidad estamos embarcados en que se haga justicia”, subrayó.
Wolff se mostró confiado en que “el Ejecutivo de la Argentina también está embarcado en que se haga cumplir la ley”.
El canciller Timerman se reunió ayer con familiares de las víctimas del atentado en un encuentro auspiciado por la DAIA.
El ministro, quien estuvo acompañado por el secretario de Culto, embajador Guillermo Oliveri, fue recibido por el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, junto al vicepresidente, Waldo Wolff, el secretario general, Jorge Knoblovits, y David Sujarchuk, miembro del Consejo Directivo.
Entre los familiares de las víctimas, además de Guterman, estuvieron Sergio Burstein, Olga Degtiar y la familia Furman, entre otros.
La reunión fue acordad en la entrevista que la dirigencia de la DAIA mantuvo la semana pasada con la presidenta Cristina Kirchner en la Casa de Gobierno.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat