Inicio NOTICIAS La Knesset considera el proyecto de disolución y el tiempo se acaba para formar una coalición

La Knesset considera el proyecto de disolución y el tiempo se acaba para formar una coalición

Por Gustavo Beron
0 Comentario

Itongadol.- Al primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, se le agota el tiempo para formar una coalición y la Knesset (parlamento israelí) comenzó las discusiones al mediodía sobre un proyecto de ley para disolver el cuerpo y dirigirse a una segunda ronda de elecciones nacionales este año.

Netanyahu, que está reñido con el posible socio de la coalición Avigdor Liberman por el reclutamiento de hombres ultraortodoxos en el ejército, ha indicado que llevaría al país a una nueva votación en lugar de ceder la tarea de formar el próximo gobierno a un rival dentro de su propio bloque de derechas o líder opositor Benny Gantz.

Fuentes políticas citadas por el portal de noticias Ynet dijeron que Netanyahu estaba buscando un acuerdo con los líderes de los partidos en la legislatura para un día de elecciones a mediados de septiembre.

Liberman, quien ha sido un socio frecuente de la coalición durante la década de Netanyahu como primer ministro, se ha negado a unirse a la coalición sin garantías de que el proyecto de ley para reclutar estudiantes de yeshiva (seminario judío) se presentará en la Knesset sin cambios.

Los partidos ultraortodoxos que también son un componente clave del próximo gobierno de Netanyahu, insisten en rechazar los objetivos de reclutamiento dentro del proyecto de ley se diluyen.

Los legisladores del Likud de Netanyahu y Israel Beitenu de Liberman intercambiaron golpes verbales el miércoles por la mañana cuando la Knesset se preparó para votar y se disolvió apenas un mes después de su juramento.

El miembro de la Knesset por Israel Beitenu Oded Forer culpó a los ultraortodoxos por el impasse, y dijo que su negativa a considerar el servicio militar era «un dedo en el ojo» de los israelíes que realizan el servicio nacional.

«No les estamos pidiendo que voten por la ley», dijo Forer a Ynet. «Un gobierno de derecha no es un gobierno de capitulación ante la facción de Haredi», agregó.

Sin embargo, el ministro del Likud, Zeev Elkin, atacó a Liberman, acusó de intransigencia al líder de Israel Beitenu y le dijo a Ynet que no había mostrado signos de compromiso en la disputa sobre el proyecto de ley de Haredi.

«Liberman viene con una actitud de ‘dame el 100 por ciento (de lo que pido) o habrá elecciones’. Cualquier persona razonable se da cuenta de que esto llevará a las elecciones «, dijo Elkin.

«Hasta ahora, Liberman está bloqueando el establecimiento de un gobierno de derecha y, de hecho, lo está obstruyendo», dijo. «No está dando ninguna indicación de que esté buscando una solución (a la crisis)», sostuvo.

Con la perspectiva de que se avecinan elecciones, la legisladora opositora Stav Shaffir declaró que estaba tratando de detener el plan para una nueva votación, calificándolo de un movimiento ilegal.

Shaffir indicó que había apelado al asesor legal de la Knesset, Eyal Yinon, en un intento por detener la segunda y tercera votación del proyecto de ley para disolver la Knesset.

«El jefe de la rama ejecutiva, una persona sospechosa de soborno, está tratando de obligar a la Knesset a dispersarse en contravención de la ley y contra la voluntad de los votantes», dijo Shaffir, refiriéndose a las tres investigaciones de corrupción de Netanyahu.

Asimismo apuntó que si Netanyahu no podía formar un gobierno antes de la medianoche, el presidente Reuven Rivlin debería encargarle al líder de Azul y Blanco Benny Gantz la organización de la próxima coalición.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat