Inicio NOTICIAS Funcionarios de Obama instan a Trump a defender el acuerdo con Irán

Funcionarios de Obama instan a Trump a defender el acuerdo con Irán

Por
0 Comentario

 Agencia AJN.- Mientras Estados Unidos se enfrenta a otro plazo crítico sobre Irán, los antiguos funcionarios de la Administración Obama están cada vez más preocupados por el destino del histórico acuerdo nuclear bajo la dirección del presidente estadounidense Donald Trump.

El jueves, Trump debe decidir si renuncia a las sanciones económicas a Teherán, una exigencia del Plan Integral Conjunto de Acción (JCPOA), el nombre oficial del acuerdo nuclear.

Si lo hace -como es de esperar- será la segunda vez que Trump tome esa acción desde que asumió el cargo, en un procedimiento que tiene el mandato de considerar cada 120 días. Si no lo hace, sería una violación de EEUU de un pacto que es repetidamente asediado como el peor nunca negociado.

Pero con Trump, que recientemente envió señales poco sutiles de que pretende eliminar el acuerdo, los que desempeñaron un papel de gran envergadura en la intermediación emitieron advertencias sobre lo que significaría tanto para la credibilidad de Estados Unidos como para la estabilidad regional.

“Ya sea directa o indirectamente, arrancar este acuerdo por parte de Estados Unidos es lo peor que podríamos hacer por la seguridad nacional estadounidense”, señaló Wendy Sherman, una ex subsecretaria de Estado y principal negociadora del acuerdo.

“Si el acuerdo se desmoronaba, porque o bien estábamos en una violación material o tomamos medidas en las que Irán decidió que tenía que marcharse, obviamente Irán estaría de vuelta en marcha para obtener potencial para un arma nuclear y el [Organismo Internacional de Energía Atómica] perder toda la visibilidad en el programa”, añadió.

El mes pasado, poco después de que Trump, a regañadientes, certificara a la República Islámica que respetaba el acuerdo, surgieron informes de que estaba dirigiendo a sus ayudantes para desarrollar un caso de por qué el régimen violó el acuerdo. También dijo a The Wall Street Journal que “no espera que cumplan”.

Esas observaciones llevaron a una especulación intensa sobre lo que puede suceder si Trump intencionalmente intenta desentrañar el acuerdo, a pesar de la evaluación de los investigadores del OIEA y la propia comunidad de inteligencia de Estados Unidos de que los iraníes están celebrando su fin de la negociación.

El vicepresidente de Irán y jefe de su agencia nuclear, Ali Akbar Salehi, manifestó al diario alemán Der Spiegel la semana pasada que si Trump se aleja del acuerdo, su país lo mantendrá con los otros países del P5 + 1.

La presión retórica sobre el manejo de la comunidad internacional del desafío iraní se calentará la próxima semana durante la Asamblea General de Naciones Unidas, donde tanto Trump como el primer ministro Benjamín Netanyahu tienen previsto un discurso. Cada uno de ellos probablemente dedicará una parte sustancial de sus discursos a la malversación de Irán.

Netanyahu declaró el martes que la posición de Israel es que el acuerdo nuclear debe ser revisado o abrogado por completo. “En el caso de Irán, ha habido algunas noticias sobre la supuesta posición de Israel sobre el acuerdo nuclear con Irán. Así que permítanme aprovechar esta oportunidad y aclarar: Nuestra posición es sencilla. Este es un mal negocio. O bien arreglarlo o cancelarlo”, resaltó desde Argentina, en el marco de su visita a Latinoamérica, previo a dirigirse a Nueva York para la confabulación del organismo mundial.

Sin embargo, otros líderes mundiales que participaron en el acuerdo indicaron que no están dispuestos a renegociar. “Francia no apoya la reapertura del acuerdo. Debe ser rigurosamente implementado como lo es ahora”, señaló el enviado francés a EEUU, Gérard Araud, el martes.

El presidente de Irán, Hassan Rouhani, también tiene previsto hablar en la Asamblea General de la ONU.

“Creo que será muy interesante ver lo que sucederá la próxima semana en la Asamblea General de la ONU, cuando todos estarán en el mismo lugar al mismo tiempo, y si hay más discusión en este respecto a dónde está el acuerdo”, destacó Sherman el miércoles.

“Muchos de nosotros hemos hablado con los iraníes en diferentes lugares desde el acuerdo y ciertamente siguen muy de cerca lo que sucede aquí”, agregó.

Colin Kahl, que sirvió como asistente del ex presidente estadounidense Barack Obama y consejero de seguridad nacional del ex vicepresidente estadounidense Joe Biden, calificó la “estrategia a corto plazo” de Irán de responder a la emboscada de Trump como una tentativa para cerrar la brecha entre Estados Unidos y Europa.”En última instancia, eso podría servir a los intereses iraníes. Pero creo que la pregunta se convierte, incluso si esa es su estrategia a corto plazo, si es políticamente sostenible a largo plazo?” señaló a medios israelíes.

Si Estados Unidos es visto como intencionalmente saboteando el acuerdo, Kahl dijo que proporcionaría “mucha munición para que los radicales iraníes golpeen a Rouhani y desacreditar a los reformistas y pragmatistas dentro del sistema iraní”.

“Su propia política interna”, continuó, “puede hacer que permanecer en el acuerdo sea insostenible, o puede exigirles que tomen medidas recíprocas en una especie de tit-for-tat para tomar represalias, que pone un mayor énfasis en el acuerdo y eso termina deshaciéndolo”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat