Inicio MUNDO JUDIO Una sobreviviente del Holocausto de 91 años murió en un sótano de Mariupol

Una sobreviviente del Holocausto de 91 años murió en un sótano de Mariupol

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Vanda Semyonovna Obiedkova nació en Mariupol, Ucrania, en 1930 y sobrevivió a las redadas nazis que se llevaron a su madre y su familia. Obiedkova, miembro activo de la comunidad judía local, murió en un sótano helado en Mariupol el 4 de abril.

Mientras yacía en un sótano de Mariupol, congelada y suplicando agua, la sobreviviente del Holocausto Vanda Semyonovna Obiedkova solo quería saber una cosa: “¿Por qué sucede esto?”.

Enferma y demacrada durante las últimas dos semanas de su vida, la anciana de 91 años ni siquiera podía ponerse de pie. Murió el 4 de abril, no pacíficamente de vejez en su propia cama, sino como víctima de la horrible guerra del siglo XXI que ha asolado su ciudad natal.

“Mamá no se merecía una muerte así”, dice Larissa, la hija de Obiedkova, entre lágrimas, pocas horas después de llegar con su familia a un lugar seguro.

Había visto impotente cómo la vida de su madre se desvanecía, permaneciendo a su lado hasta el último momento. Después de que su madre falleciera, Larissa y su esposo arriesgaron sus vidas para enterrar a Obiedkova, en medio de un bombardeo continuo, en un parque público a menos de un kilómetro del mar de Azov.

“Todo Mariupol se ha convertido en un cementerio”, dice el rabino Mendel Cohen, director de Jabad-Lubavitch de Mariupol y el único rabino de la ciudad portuaria de Ucrania. Obiedkova y su familia habían sido durante mucho tiempo miembros activos de la comunidad judía de Mariupol, la matriarca recibía asistencia médica regularmente de la sinagoga de Cohen.

“Vanda Semyonovna vivió horrores inimaginables”, recordó el rabino. “Era una mujer amable, alegre, una persona especial que permanecerá por siempre en nuestros corazones”.

Desde que comenzó la guerra, Cohen ha estado trabajando a tiempo completo para evacuar a los miembros de la comunidad del infierno, usando los teléfonos incluso en Shabat y, más recientemente, en Pesaj. A principios de esta semana pudo evacuar a Larissa y su familia.

Vanda Obiedkova nació en Mariupol el 8 de diciembre de 1930. Tenía 10 años en octubre de 1941, cuando los nazis entraron en Mariupol y comenzaron a acorralar a los judíos de la ciudad. Cuando las SS llegaron a la casa de la familia y se llevaron a la madre de Vanda, María (Mindel), la niña logró evadir el arresto escondiéndose en un sótano.

El 20 de octubre de 1941, los alemanes ejecutaron entre 9.000 y 16.000 judíos en zanjas en las afueras de Mariupol, incluida la madre de Obiedkova y toda la familia de su madre. La niña fue detenida más tarde, pero llegaron amigos de la familia y convencieron a los nazis de que era griega. Su padre, que no era judío, logró que la internaran en un hospital, donde permaneció hasta que Mariupol fue liberada en 1943.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat