Inicio MUNDO JUDIO Se identificó la legendaria sinagoga del Magid de Mezeritch

Se identificó la legendaria sinagoga del Magid de Mezeritch

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol.- Este próximo Shabat, el 19 de Kislev, será el 248 aniversario del fallecimiento del Rabino Dov Ber, «El Magid de Mezeritch», conocido como el segundo líder general de Jasidut tras el fallecimiento del Baal Shem Tov.

Aunque el Magid se llama así por la ciudad de Mezeritch donde se estableció después de la muerte del Baal Shem Tov, él y sus discípulos vivieron durante mucho tiempo en la ciudad de Rivne, Ucrania, a 40 kilómetros de Mezeritch.

Durante el liderazgo del Magid, el movimiento jasídico se extendió y se hizo popular, principalmente porque él vivía en el distrito de Podolia, que era el centro de la judería polaca en ese momento. Muchas de las conocidas sectas jasídicas de hoy en día fueron fundadas por los estudiantes del Magid.

Entre sus prominentes estudiantes se encontraban: el rabino Aharon de Karlin, el rabino Menajem Mendel de Vitebsk, el rabino Menajem Nahum de Chernóbil, «Los Hermanos Santos», el rabino Zusha de Anípoli y el rabino Elimelec de Lizhensk, el rabino Levy Itzjak de Berditchev, el rabino Leib Sará y su discípulo más joven, el fundador de Jabad Jasidut, el rabino Shneur Zalman de Liadi, el «Ba’al Hatanya».

En los últimos días, el emisario de Jabad en la ciudad de Rivne, Rabino Shneur Schneersohn (descendiente de la décima generación de los Ba’al Hatanya), ha hecho un dramático y sorprendente descubrimiento histórico: resulta que la única sinagoga que sobrevivió a los horrores del Holocausto y a la Unión Soviética, en la calle Shkolnia 39, donde los judíos de Rivne rezan hoy, es en realidad la «Alte Kloiz» – el antiguo «beit midrash» usado por el Magid y sus discípulos.

Hasta ahora ha habido especulaciones sobre el asunto, pero sólo recientemente ha quedado claro que los documentos en poder de las autoridades de la ciudad lo confirman.

El rabino Schneersohn dice que «la ciudad de Rivne es conocida y famosa por ser una importante ciudad judía donde el Magid de Mezeritch sirvió como Magid Meisharim antes de su liderazgo, y más aún después de su liderazgo, y de hecho durante la mayor parte de sus años como líder de la generación que vivió aquí en Rivne. Recientemente, mientras ayudábamos a muchos judíos a verificar su judaísmo encontrando documentos en los archivos del gobierno, descubrimos un hecho impactante: Resulta que la sinagoga usada por nuestra comunidad es exactamente la misma sinagoga que fue usada por el rabino, el Magid, y sus estudiantes».

«Enviamos los documentos a los profesionales para certificar su veracidad, y después de un examen profundo y el descubrimiento de documentos adicionales, se aclaró más allá de toda duda que el edificio de la sinagoga era en realidad el edificio llamado ‘Alte Kloiz’ que fue utilizado por el rabino Maggid de Mezeritch y, según lo que se había leído, fue erigido en 1760, hace 260 años. Es difícil para mí describir con palabras la gran emoción que me llenó a mí y a los involucrados en el trabajo cuando nos dimos cuenta de la magnitud del descubrimiento».

Según el emisario, «encontramos señales de una antigua mikvah en una de las entradas del edificio. De acuerdo con las pruebas, esta mikvah fue utilizada por los estudiantes del Maggid.» Según lo que se sabe, el propio Maggid no usó la mikvah, debido a su estado de salud y a la instrucción del Baal Shem Tov.

Tras el descubrimiento, el rabino Schneersohn decidió restaurar la antigua sinagoga. «Desde que llegué a la ciudad, hemos hecho todo lo posible para renovar la sinagoga varias veces, pero su mal estado aún requiere una extensa renovación, para que no se derrumbe, el cielo no lo permita. El techo, las ventanas y las paredes se están desmoronando, y en el duro invierno el agua, la nieve y los fuertes vientos se filtran de ellas. El Almirante Hazaken [Ba’al Hatanya] testificó que, en presencia del Magid, los milagros «rodarían por debajo de la mesa», pero no hubo tiempo de recogerlos. Todo esto ocurrió aquí en la sinagoga, un lugar donde se puede sentir la majestad y la santidad, y que ahora está en peligro», advirtió el rabino Schneersohn.

Cabe señalar que, además de su valor espiritual y su importancia histórica, la sinagoga es el único edificio que posee la comunidad judía local y es el lugar en el que se desarrollan la mayoría de las actividades de la comunidad, y otro edificio está alquilado en beneficio de las instituciones educativas.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat