Inicio MUNDO JUDIO EE.UU.: Los restos de la jueza Ginsburg reposarán en la Corte Suprema

EE.UU.: Los restos de la jueza Ginsburg reposarán en la Corte Suprema

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Los restos de la difunta jueza Ruth Bader Ginsburg, quien falleció la semana pasada a los 87 años, descansarán en reposo frente a la Corte Suprema de Estados Unidos el miércoles y jueves de esta semana para que el público pueda presentarle sus respetos, dijo la Corte en un comunicado.

El miércoles por la mañana se llevará a cabo una ceremonia privada en el tribunal a la que asistirán la familia y los amigos de Ginsburg y otros jueces de la Corte Suprema, según el comunicado.

Ginsburg será enterrada en el Cementerio Nacional de Arlington en una ceremonia privada la próxima semana, agregó el comunicado.

Ruth Bader Ginsburg, la primera mujer judía miembro de la Corte Suprema de Estados Unidos, murió en uno de los días más sagrados del judaísmo, Rosh Hashaná (Año Nuevo).

Si bien Ginsburg se crió en un hogar secular, en 2018 explicó que su origen religioso influyó en el trabajo de su vida: «Soy jueza, nací, crecí y estoy orgullosa de ser judía. La demanda de justicia, paz e iluminación atraviesa la totalidad de la historia y la tradición judía».

La noticia de su muerte viajó rápidamente a través de las redes sociales y se convirtió en un punto focal en muchos servicios religiosos de Año Nuevo.

«Me enteré de la muerte de Ruth mientras recitaba el Kadish del doliente en el servicio de Rosh Hashaná», dijo el juez de la Corte Suprema Stephen G. Breyer en un comunicado, refiriéndose a una oración en memoria de los seres queridos fallecidos.

Ginsburg era «una gran jueza, una mujer de valor, una roca de rectitud y mi buena amiga. El mundo es un lugar mejor después de que ella haya vivido en él», agregó.

Su muerte en la víspera de Rosh Hashaná también tiene un significado en la tradición judía, dijeron rabinos y amigos. «Uno de los temas de Rosh Hashaná sugiere que personas muy justas morirían al final del año porque eran necesarias hasta el final», dijo el rabino Rick Jacobs, presidente de la Unión para el Judaísmo Reformista.

Aquellos que mueren en la fiesta de año nuevo son considerados «tzadik», un título que se otorga a los justos y santos. «D’s los ha retenido hasta el último momento porque eran los más necesarios y eran los más justos», escribió en Twitter la periodista de la Radio Pública Nacional Nina Totenberg, una amiga cercana de Ginsburg.

Por su parte, Sheila Katz, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Mujeres Judías, expresó: «Espero que también sirva como una llamada de atención para nuestro país. No podemos simplemente llorar a Ruth Bader Ginsburg. Debemos tomar medidas para honrar su legado».

En 2018, una destacada organización judía otorgó a la Jueza de la Corte Suprema de EEUU, Ruth Bader Ginsburg, su primer premio de logros a lo largo de su vida.

La Genesis Prize Foundation destacó el «trabajo legal innovador de Ginsburg en el campo de las libertades civiles y los derechos de las mujeres» en su anuncio. Los cinco ganadores del Premio Genesis, el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, el actor Michael Douglas, el violinista Itzhak Perlman, el escultor Anish Kapoor y la actriz de este año, la actriz Natalie Portman, fueron los que seleccionaron a Ginsburg.

«Honramos a la jueza Ginsburg como una hija sobresaliente del pueblo judío que hizo una contribución duradera a la civilización humana, que es un ejemplo de talento y logros y que está comprometida con la mejora del mundo», manifestaron los cinco en una declaración conjunta. «Ella es una fuente de inspiración no solo para los judíos, sino también para las personas de todas las religiones y etnias de todo el mundo», continuaron.

La fundación patrocina el Premio anual Genesis, un premio informalmente conocido como el Nobel judío.

Ginsburg trabajó en la Corte Suprema desde 1993. A menudo citaba su herencia judía como una fuente de su amor por el aprendizaje y la sensibilidad ante la difícil situación de las minorías oprimidas.

El Premio Génesis fue inaugurado en 2014 y se lleva a cabo en una asociación entre la Oficina del Primer Ministro israelí, la Genesis Prize Foundation privada y la oficina del presidente de la Agencia Judía, un grupo sin fines de lucro con estrechos vínculos con el gobierno israelí. Está financiado por una dotación de 100 millones de dólares establecida por la fundación.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat