Inicio MUNDO JUDIO Día del Recuerdo. Sobreviviente de Auschwitz de 92 años toma la cuenta oficial de Twitter de Israel

Día del Recuerdo. Sobreviviente de Auschwitz de 92 años toma la cuenta oficial de Twitter de Israel

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- La página oficial del Estado de Israel en Twitter mostró este miércoles un contenido muy diferente al habitual. La foto de perfil mostraba a un hombre de 92 años, con los números tatuados en su brazo izquierdo como imagen de fondo. El nombre de la página durante el día de hoy es «Itzik Yaakobi – Prisionero B.11057».

Yaakobi, que sobrevivió a Auschwitz y a una de las marchas de la muerte de los nazis, fue el único miembro de su familia que sobrevivió al Holocausto.

La iniciativa de un día de duración, llamada «Cómo Itzik sobrevivió», fue obra de la sección de diplomacia digital del Ministerio de Asuntos Exteriores para conmemorar el Día Internacional de la Memoria del Holocausto.

Yaakobi, con algo de ayuda técnica, contó sus recuerdos y sus experiencias y respondió a las preguntas del público en Twitter. Entre otras cosas, dijo que nació en Debrecen (Hungría) en 1929, en el seno de una familia jasídica ultraortodoxa, y estudió en una yeshivá. Tenía 13 años cuando los judíos fueron trasladados a guetos.

«Los nazis nos daban de comer cerdo a propósito», recordó Yaakobi en un twit. «Mi madre me obligaba a comerlo porque nos moríamos de hambre. Lo vomité», agregó.

Yaakobi fue transportado a Auschwitz a la edad de 14 años. Estuvo al lado de su abuelo Ze’ev durante una de las famosas «selecciones» del médico nazi Josef Mengele.

«Oí una voz que decía ‘Ervinke’ (ese era mi nombre en húngaro) ¡ve a la derecha! Era mi primo Poli. Mi abuelo me dijo que lo escuchara. Poli me salvó la vida. Mi abuelo fue enviado a la izquierda. Esa fue la última vez que lo vi».

Yaakobi se hizo muy amigo del Premio Nobel Elie Wiesel en el campo para niños «Kinder Lager». Los dos estudiaron juntos el tratado del Talmud Bava Kama, que Yaakobi todavía se sabe de memoria. «Lo último que me dijeron en yiddish las víctimas que murieron en las cámaras de gas fue: ‘Nunca olvides, recuerda siempre'», dijo Yaakobi a The Times of Israel. «Ese recuerdo ha permanecido conmigo todos estos años y por eso estoy compartiendo mi historia, por ellos».

Siendo un adolescente, sobrevivió a una marcha de la muerte, una prueba de la que le quedaron recuerdos del antisemitismo de los aldeanos polacos. «Caminamos con un frío de 27 grados bajo cero, vistiendo solo pijamas y zapatos de madera, sin comida», recordó en 2018. «En nuestro camino pasamos cerca de pueblos polacos y les rogamos que nos dieran un trozo de pan porque no recibíamos comida. No nos dieron nada. Los que escapamos a las aldeas polacas, fuimos entregados por los propios polacos».

Pero la liberación de los horrores del Holocausto no fue una oportunidad para alegrarse. Yaakobi descubrió que toda su familia había sido asesinada.

Después de la Segunda Guerra Mundial, emigró a Israel, y fue herido en la batalla de Negba de junio de 1948 contra las fuerzas egipcias. Llegó a ser ayudante del legendario alcalde de Jerusalem, Teddy Kollek, y subdirector de la Oficina del Primer Ministro.

Junto con su esposa Leah, Yaakobi crió a dos hijos, tiene tres nietos y está esperando la llegada de su primer bisnieto.

Este es el segundo año que el Ministerio de Asuntos Exteriores cede su cuenta oficial de Twitter a un superviviente del Holocausto, dijo Tamar Schwarzbard, responsable de nuevos medios de comunicación del Ministerio. En 2020, el hashtag «Cómo sobrevivió Miki» permitió a Miki Goldman, otro sobreviviente de Auschwitz, contar su historia de forma similar.

«Se puede ver que la gente está tratando de aferrarse a estas historias porque pueden sentir que la vida de los supervivientes se escapa», dijo Schwarzbard a The Times of Israel. Según explicó, muchos de los que han hecho preguntas están conociendo las historias del Holocausto por primera vez. Las preguntas llegaron de todo el mundo, incluso de Irán y de Pakistán.

«Sé que esta será una pregunta extraña y probablemente muy difícil de responder, pero ¿hubo nazis ‘buenos’ allí?», preguntó un usuario de Twitter. «No», fue la contundente respuesta de Yaakobi. «No conocí a un solo nazi amable durante todo el tiempo que estuve en el Holocausto. Eran los malos de los malos».

Siendo Twitter -un informe de la ADL de esta semana dio a la plataforma una «C» por sus esfuerzos para abordar la negación del Holocausto- el antisemitismo se coló en la conversación. «Ellos son los que aseguran que seguiremos haciendo todos los proyectos que podamos y que nunca dejaremos de compartir las historias de aquellos que soportaron una de las mayores injusticias humanas», prometió Schwarzbard.

La obligación de «dar voz»

La idea de utilizar la cuenta oficial de Israel en Twitter para contar la historia de un sobreviviente del Holocausto en particular se le ocurrió a Schwarzbard el año pasado antes del Día Internacional de la Memoria del Holocausto. «Cuando hablamos de 6 millones de personas que fueron asesinadas en el Holocausto, estamos hablando de 6 millones de hombres, mujeres y niños, cada uno con su propia historia», señaló.

«Como Estado judío, nos corresponde mantener vivos el legado y la memoria de los asesinados en el Holocausto, especialmente con el público más joven, que quizá nunca haya conocido a un superviviente o ni siquiera haya oído hablar del Holocausto. Twitter nos ha permitido crear interacciones digitales entre los supervivientes del Holocausto y aquellos que quizá nunca tengan el privilegio de hablar cara a cara con los sobrevivientes».

Sobrevivientes, 75 años después

A finales de 2020, había 179.600 personas definidas como sobrevivientes del Holocausto viviendo en Israel. De ellos, 17.000 murieron, incluidas las 900 víctimas del virus.

Todos los supervivientes actuales tienen más de 75 años -la Segunda Guerra Mundial terminó hace 75 años- y alrededor del 17% de ellos tienen más de 90 años.

Iniciado por las Naciones Unidas en 2005, el Día Internacional de la Memoria del Holocausto marca el día en que Auschwitz-Birkenau -el mayor de los campos de exterminio de la Alemania nazi- fue liberado por el ejército soviético el 27 de enero de 1945. Un millón de judíos de toda Europa fueron asesinados allí en cámaras de gas, además de 100.000 víctimas de Polonia, Rusia y otros lugares.

Esta semana, por primera vez, las Naciones Unidas y la UNESCO organizarán conjuntamente una serie de actos con motivo del Día Internacional de la Memoria del Holocausto, incluida una campaña en las redes sociales – #ProtegeLosHechos- para concienciar a la gente de «los peligros de la negación y la distorsión del Holocausto».

Según las estadísticas publicadas por la UNESCO, el 47% de los alemanes encuestados en 2020 respondieron que Alemania «no era especialmente culpable» del Holocausto. Dos tercios de los jóvenes estadounidenses no saben cuántas personas fueron asesinadas en el genocidio y -en Suecia- más de un tercio de las declaraciones en los medios sociales que hacen referencia a los judíos contienen estereotipos antisemitas o comentarios cargados de violencia.

El secretario general de la ONU, António Guterres, la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, y la canciller alemana, Angela Merkel, tenían previsto rendir homenaje a las víctimas de la persecución nazi en una ceremonia el miércoles, a la que seguiría un panel en línea sobre la negación y distorsión del Holocausto con la historiadora Deborah Lipstadt.

«Al transmitir la historia de este acontecimiento, defendemos los principios de la justicia rechazando la lógica odiosa del nacionalsocialismo, y desafiando a quienes niegan el Holocausto o relativizan los crímenes cometidos contra los judíos y otros grupos perseguidos, porque pretenden perpetuar el racismo y el antisemitismo que causaron el genocidio», dijo Azoulay.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat