Inicio LATINOAMERICA La nueva normalidad en las sinagogas porteñas

La nueva normalidad en las sinagogas porteñas

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Los rabinos de los principales templos de la ciudad de Buenos Aires se mostraron cautelosos ante la nueva normativa anunciada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que habilita a partir de hoy miércoles las reuniones y ceremonias religiosas con un máximo de 10 personas en simultáneo y bajo estrictas medidas sanitarias dispuestas en el marco de la pandemia por el COVID-19.

El rabino Alejandro Avruj, también líder religioso de la Comunidad Amijai, confirmó que va a continuar con las ceremonias en streaming y online. «Era algo que ya veníamos haciendo y todo esto lo potenció. Nada reemplaza lo presencial, menos la dimensión comunitaria, pero nos dimos cuenta también que mantuvimos abiertas las puertas de nuestra Beit Knesset (sinagoga), de nuestro espacio de estudio, los hemos mantenidos abierto y se ha multiplicado la cantidad de gente que participa en todas de nuestras propuestas», contó el religioso en declaraciones a la Agencia de Noticias AJN.

Por su parte, el Gran Rabino de la Comunidad Sefardí de Buenos Aires y presidente de Menora, Isaac Sacca, explicó que estaba interiorizado sobre la nueva normativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, pero aclaró: «Nuestra recomendación en carácter de religiosos es que sea utilizada con mucha precaución porque todavía la pandemia sigue y nuestro mandamiento, el principal, es cuidar la salud y la vida».

Asimismo, Avruj advirtió: «Entendemos que la política de apertura de la cuarentena obedece a razones de emergencia económica y también al hartazgo social por el encierro, pero de ninguna manera responden al haber contenido el virus, todo lo contrario». En este contexto, Avruj agregó: «Estamos en el peor momento del invierno, en los días de mayor frío, estamos con la mayor tasa de mortalidad por el virus y con los mayores niveles de contagio. En este momento hay pocas familias que no tengan un amigo, un conocido o un familiar internado o que haya dado positivo de COVID por lo que incentivar a cualquier encuentro masivo, me refiero a las Altas Fiestas (Año Nuevo y Día del Perdón) que tenemos en siete semanas me parece cuanto menos irresponsable».

Siempre en diálogo con esta agencia, el religioso comentó que desde varios espacios rabínicos incentivan y esperan tener abiertos los templos para los Iamim Noraim (las Altas Fiestas judías). «Me parece una medida lamentablemente irresponsable», dijo.

Rab. Avruj

«Respecto a las pequeñas reuniones de minián de diez personas, cada institución tendrá o evaluará la dimensión de cada institución. En el caso de Amijai, por la masividad de sus minián sería imposible manejarlo con diez personas. Pero insisto: creo que estamos en el peor momento de la pandemia. En el caso de estar equivocados con las medidas, lo que habremos hecho es no arriesgar en nada la salud de ninguno de nuestros mil mitpalelim (personas que van a la sinagoga). Hasta pasadas las fiestas vamos a continuar con nuestros servicios de manera online», dijo.

Por su parte, el rabino del Gran Templo de Paso, Yosi Baumgarten, quien desde el inicio de la pandemia transmitió diariamente su plegaria online, en la jornada de hoy hizo un vivo desde la propia sinagoga con barbijo y cumpliendo con las medidas dispuestas por las autoridades de la ciudad de Buenos Aires.

Rab. Yosi Baumgarten

Además, en declaraciones a la Agencia AJN, el rabino Marcelo Bater de la Congregación Dor Jadash de Buenos Aires explicó que «la nueva normalidad que es la autorización para el rezo individual con máximo 10 personas está más orientado a la Iglesia católica donde la gente va a sentarse en la Iglesia a hacer su rezo individual».

Rab. Bater

«En el caso nuestro, los rezos funcionan más de manera colectiva con el tema del minián, que es un quórum mínimo de diez personas adultas requerido según el judaísmo para la realización de ciertos rituales, el cumplimiento de ciertos preceptos o la lectura de ciertas oraciones», señaló.

Bater comentó que en Dor Jadash se mantendrá el sistema de streaming y las reuniones online tanto para el minián como para todos los servicios religiosos. «Más adelante, cuando se permita una mayor cantidad de gente que pueda asistir en un rezo ya colectivo vamos a regresar, por ejemplo, con el minián haciéndolo de una manera presencial y manteniendo un sistema online para gente que no puede venir físicamente».

Diferente es la realidad en el templo Lamroth Hakol, en la ciudad de Vicente López, en la provincia, ya que según explicó el rabino de esa congregación Fabián Skolnik «no hubo ningún cambio en los permisos» para reuniones o ceremonias y se mantienen las restricciones dispuestas en el marco de la cuarentena para frenar el brote de coronavirus.

Rab. Skolnik

«Nuestra sinagoga sigue funcionando sólo para transmitir ceremonias, yendo la menor cantidad de gente posible para hacer este servicio y que lo pueda disfrutar en sus casas. Entrando y saliendo de la sinagoga con los protocolos establecidos y manteniendo las distancias dentro de la sinagoga», explicó el religioso.

El rabino Skolnik puntualizó que «todo lo que hacemos está coordinado con la Municipalidad de Vicente López para estar enmarcado dentro de lo que la ley permite, con el objetivo de cuidarnos entre todos». «Por ahora no tenemos ninguna fecha ni ningún cambio a la vista sobre los permisos. Ojalá pronto nos dejen por lo menos que haya una pequeña cantidad de personas que pueda concurrir y estén desperdigadas por la sinagoga que tiene una capacidad de entre 800 o 900 personas sentadas».

«Por lo tanto podríamos tener entre 20 y 30 personas muy cuidadas y muy distanciadas pero hasta ahora no están los permisos y hasta que no estén no lo haremos», añadió.

Por su parte, el Gran Rabino de la Comunidad Sefardí de Buenos Aires reiteró: «Nuestro mandamiento, el principal, es cuidar la salud y la vida». «Por eso se profana el sábado (shabat) cuando hay un problema salud, como así también en Iom Kippur (Día del Perdón)», comentó.

Rab. Sacca

«Uno no puede actuar de manera inconsciente y decir que Dios me va a cuidar porque estoy cumpliendo con un mandamiento ya que el primer mandamiento que Dios dijo es cuidar tu vida, y cuidar la salud. Por eso y pese a que está autorizada, hemos extremado las medidas para poder realizar en algún momento alguna ceremonia para necesidades especificas, para gente que realmente puede asistir y que esté segura de que no se va a contagiar ni va a contagiar a los demás», agregó el rabino Sacca.

También en diálogo con esta agencia, el religioso sostuvo que «la recomendación es que se conecte con Dios desde su casa porque Dios está en todos lados, en todos los corazones nobles que lo aclaman con sinceridad».

El rabino Adrián Fada de la Comunidad NCI Emanuel confirmó a AJN que la comunidad abrió formalmente hoy y estará abierta toda la semana. «Pero en shabat vamos a salir desde el templo de forma virtual porque todavía no vamos a generar un minian por cuidado de la gente ya que estamos en uno de los momentos que hay más brotes y frío», explicó.

Rab. Fada

«Lo mejor es que la gente no venga para poder cuidarnos entre todos. La comunidad está abierta para prepararnos para lo que se viene y para poder adaptarnos en estas nuevas situaciones no de encuentro pero si de forma virtual», señaló.

No obstante, el rabino Fada aclaró que en la comunidad se continúa con todo el proceso porque nunca cerró. «Siempre se estuvo abierta a través de clases y espacios, charlas, tefilot y en principio continuamos con esta modalidad para que en este tiempo de frío cuidemos a todas las personas y de a poco nos vamos a ir encontrando todos», transmitió.

En tanto, el rabino Sebastián Grimberg, director comunitario del Bialik de Devoto, explicó que desde el inicio de la pandamia se transmitió en streaming con emisiones desde el templo. «Cuando no se pudo y había que quedarse en casa lo hicimos desde casa pero siempre estuvimos brindando ese espacio porque sentíamos que era el momento que la gente más lo estaba necesitando», comentó.

Rab. Grimberg

«A partir de este próximo viernes y mientras la reglamentación así lo permita vamos a hacer el streaming desde Bialik para shajarit, minja y arvit (los tres rezos del día). ya el sábado a la tarde lo seguiremos haciendo desde nuestra casa para no trasladarse sin necesidad y siempre adaptándonos a la normativa que da el Gobierno, esperando que pronto pueda haber asistencia no de colaboradores sino de gente para poder conformar el minián», manifestó.

Por su parte, Uriel Aiskovich, director de Sinagoga y Proyectos Institucionales de Iona, dijo: «Se qué hay algunas sinagogas que van a volver al minián, pero lo que interpretamos según el protocolo que mando la Dirección General de Cultos es que solo se autoriza para lugares religiosos el rezo individual en el lugar. Entendemos que eso forma parte de la modalidad de otras religiones».

Rab. Aiskovich

«Todavía no se autorizó ceremonias presenciales ni con cinco, ni con diez, ni con veinte personas. lo que si se autorizó es que se puede hacer hacer un streaming hasta diez personas que estén asistiendo, con lo cual seguiremos avanzando en las formas online que podemos hacer para la gente sobre todo a hora en pleno pico de pandemia no vamos a poner en riesgo la vida y la saluda de ninguna persona», apuntó en diálogo con AJN.

La habilitación del ingreso a los templos se da en el marco del Plan integral y gradual de puesta en marcha de la Ciudad de Buenos Aires. “Estamos convencidos de que en estos momentos la dimensión espiritual es fundamental para muchos vecinos y vecinas. Por eso, se habilita el ingreso a los templos para que los fieles puedan tener un momento de oración individual siempre guardando la distancia de seguridad y tomando los recaudos según el protocolo”, destacó en un comunicado Federico Pugliese, director general de Entidades y Cultos de la Ciudad de Buenos Aires.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat