Inicio ISRAEL Israel. Cómo funciona la aplicación de rastreo de COVID-19

Israel. Cómo funciona la aplicación de rastreo de COVID-19

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Aprovechando la mayor desventaja de Bluetooth en su beneficio, los programadores israelíes dicen que han construido una aplicación de rastreo de coronavirus estatal que mantiene al gobierno firmemente bloqueado de los teléfonos. De esta forma, aseguran haber resuelto la principal preocupación de la población israelí, que temía que el acceso de los gobernantes a los datos privados de los teléfonos personales comprometa la privacidad de los ciudadanos.

El Estado está impulsando fuertemente la descarga de la aplicación gubernamental, HaMagen, que advierte a los usuarios si han sido expuestos al coronavirus. En las dos semanas desde su lanzamiento, en hebreo, árabe, inglés y ruso, más de un millón de personas la han descargado.

Los informáticos que están detrás de la aplicación dicen que eligieron el diseño para evitar el rastreo telefónico abusivo que ha en lugares como China. “El diseño de nuestro código no permite al gobierno ninguna información sobre el usuario, a menos que éste dé su permiso expreso”, dijo Eyal Ronen, profesor asistente de informática en la Universidad de Tel Aviv.

“Las naciones asiáticas, especialmente China, pudieron luchar bien contra el coronavirus pero lo hicieron con medios de rastreo inaceptables en los países occidentales. Apuntábamos a esta eficacia respetando la privacidad”.

Contact tracing app against Coronavirus and Covid 19 pandemic spreading, when people in the city get too close, their smart phones connect, analyze the risk of infection and warn if necessary
Ronen y su compañero, el profesor Benny Pinkas, jefe del centro de investigación cibernética de la Universidad Bar Ilan, hicieron el proyecto de la aplicación, que establece su protocolo de privacidad, y en aras de la transparencia lo subieron a Internet para que todos lo vieran.

Los funcionarios del gobierno han insinuado que si un gran número de israelíes descargan la aplicación, el polémico seguimiento telefónico obligatorio por parte de la agencia de inteligencia del Shin Bet será suspendido. Ronen dijo que esta es una de sus grandes esperanzas.

Con su aplicación, cada usuario envía una señal especial de Bluetooth cada cinco minutos que es registrada por cualquier otro usuario de HaMagen que esté a menos de dos metros. El teléfono mantiene un registro de estos mensajes – sin ninguna información para identificar al usuario que los transmitió.

Si un ciudadano israelí da positivo en un test de coronavirus, no tienen ningún requisito legal para revelar que usan la aplicación. Pero si lo desean, pueden pedir al Ministerio de Salud un código que subirá todos los mensajes Bluetooth que transmitieron – sin información para identificarlos – al servidor del ministerio.

Otros usuarios de HaMagen no suben ningún dato al ministerio, pero se actualizan constantemente sobre qué mensajes de Bluetooth fueron transmitidos por pacientes con coronavirus. Si los mensajes almacenados en su aplicación coinciden con los transmitidos por alguien que dio positivo, su teléfono genera una alerta.

Un solo mensaje coincidente no disparará una alerta porque el encuentro habría sido demasiado corto para presentar un riesgo importante de infección, pero si se registran tres mensajes consecutivos de la misma persona, esto indica un encuentro de 15 minutos y se genera una alerta. “Si estabas al lado de alguien con COVID te lo dice pero no se lo dice al gobierno. Se trata de dar información a los usuarios para que puedan optar por el auto-aislamiento y decirle al gobierno que lo están haciendo, pero no forzarlos. Esperamos que hagan lo correcto”, dijo Pinkas.

Ronen y Pinkas estaban convencidos de que más gente actuaría en las alertas, y eligieron aislar si tienen información sobre el momento y el lugar de la exposición al coronavirus. Pero estaban decididos a no dar al gobierno acceso a los datos del GPS de los teléfonos de los usuarios. “Las alertas vienen con la hora y la ubicación, ya que los teléfonos de los usuarios recuerdan la ubicación del GPS cuando se recibe cada mensaje Bluetooth, pero no comparten estos datos con nadie más”, dijo Ronen. “Significa que cuando se genera una alerta, tu teléfono sabe dónde estaba, y puede decírtelo, sin comprometer la privacidad”.

Pinkas dijo que la nueva aplicación tiene mucho en juego porque “las alternativas son mucho peores”.

Una alternativa es la continuación del seguimiento del Shin Bet que, si el número de casos aumenta, podría terminar con un gran número de israelíes puestos en cuarentena debido a su imprecisión, según Pinkas. Dijo que la otra posibilidad es una aplicación de Bluetooth, pero que es obligatoria, con el gobierno concediendo automáticamente acceso a las alertas.

“Esto iniciaría un juego del gato y el ratón, con la gente apagando los teléfonos o poniéndolos en contenedores de aluminio”, dijo Pinkas. “Sería imposible y al final tendrían que poner en las manos de todos pulseras que no se pueden quitar”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat