Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel aprueba el uso de un brazalete electrónico para los que llegan del exterior

Coronavirus. Israel aprueba el uso de un brazalete electrónico para los que llegan del exterior

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Este miércoles, el Parlamento de Israel aprobó el uso de un brazalete electrónico para todos aquellos que llegan del extranjero para asegurarse de que se aíslan en sus hogares. La legislación aprobada autoriza al gobierno a decidir que quienes entren en el país desde el extranjero puedan que elegir entre usar el brazalete o hacer la cuarentena en hoteles destinados a ese fin.

Por el momento, todas las personas que entran en el país están obligadas a aislarse, a menos que presenten una vacuna o un certificado de recuperación expedido por el Ministerio de Salud israelí. Los que se vacunaron o recuperaron en el extranjero pueden ser liberados de la cuarentena si se someten a una prueba serológica que demuestre su nivel de anticuerpos.

Ya se han utilizado dispositivos electrónicos para garantizar que la gente no rompa la cuarentena durante varias semanas de forma voluntaria. Según el proyecto de ley, la operación la llevan a cabo empresas privadas por encargo del ministerio. La información recopilada se almacena en servidores propiedad del gobierno pero mantenidos por las empresas y se eliminará al final del periodo si no hay denuncia de infracción, o en un plazo máximo de 30 días.

La empresa informará a las autoridades si la persona parece salir de su casa. El brazalete no puede controlar ningún detalle de la persona que lo lleva, excepto si cumple la cuarentena, dijo el presidente y director general de SuperCom, Ordan Trabelsi, a The Jerusalem Post antes del lanzamiento del programa piloto.

En caso de que se infrinja la cuarentena, los dispositivos no rastrearán ninguna ubicación, sino que sólo alertarán a las autoridades de que la persona ha abandonado la zona confinada en la que debía permanecer durante la duración de la cuarentena.
También el miércoles, los casos graves en Israel descendieron por debajo de 600 por primera vez desde diciembre, según el informe del Ministerio de Salud.

Unos 578 pacientes activos se encuentran en estado grave, de los cuales 269 están en estado crítico y 202 están intubados. El número de muertos asciende a 6.051. Mientras tanto, unas 1.472 personas fueron diagnosticadas con el coronavirus en Israel desde el martes por la noche, lo que eleva el número total de pacientes activos a algo menos de 26.000. Se realizaron un total de 72.600 pruebas y sólo el 2,1% dio positivo, la tasa más baja en Israel desde diciembre.

Por la mañana, el ministro de Salud, Yuli Edelstein, anunció que más de cuatro millones de ciudadanos israelíes pueden recibir el pasaporte verde contra el coronavirus, que permite la entrada a restaurantes, gimnasios y teatros, y exime a sus titulares de la cuarentena.

Más de 5,4 millones de israelíes han recibido al menos su primera dosis de la vacuna de Pfizer, mientras que otro millón puede vacunarse, dijo Edelstein. “Vemos lo eficaz que es la vacuna y lo peligroso que puede ser el coronavirus”, tuiteó. “Vemos ya algunos lugares abiertos sólo a los titulares de pasaportes verdes: ¿no es una pena que se queden atrás?”.

Aunque las cifras han ido disminuyendo, la Inteligencia Militar de Israel advirtió al público de que no debía perder la vigilancia e instó a la gente a seguir cumpliendo las restricciones de distanciamiento social y uso de máscaras. Según los informes, más de la mitad de las personas infectadas el martes eran menores de 19 años y muchas de ellas tenían menos de 16 años, un grupo demográfico que aún no puede recibir la vacuna.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat