Inicio ISRAEL Coronavirus/Israel. Algunos sectores ultraortodoxos que volvieron a las sinagogas violando la norma

Coronavirus/Israel. Algunos sectores ultraortodoxos que volvieron a las sinagogas violando la norma

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Israel comenzó a salir de su tercer cierre este domingo. Sin embargo, ni las escuelas ni las sinagogas han vuelto a abrir, y si bien para las primeras se ha fijado como fecha de un paulatino y acotado regreso el martes, para las casas de oración no hay certezas. Por ahora, se rigen bajo el mismo principio que todo el resto de los espacios cerrados: máximo cinco personas. Pese a ello, ancianos ultraortodoxos que recibieron una segunda dosis de vacuna empezaron a rezar en las sinagogas, sin esperar la aprobación del Ministerio de Salud.

El fenómeno está muy extendido en todo el país y, en el proceso, los miembros ultraortodoxos de la Knesset- el Parlamento israelí- exigen que se permita rezar en edificios cerrados a quienes tienen el tan aclamado «pasaporte verde». Muchos en el sector ultraortodoxo obedecieron a los rabinos que les ordenaron rezar fuera de las sinagogas, en los patios, pero con el tiempo se empezó a dejar de lado el temor y se regresó a los templos.

El fenómeno es común en todas las ciudades ultraortodoxas, incluida Bnei Brak , pero también en localidades «mixtas» como Jerusalem, Haifa y Petah Tikva.

Uno de los miembros ultraortodoxos del Knesset que lidera la demanda para permitir que los vacunados y los que se están recuperando recen en las sinagogas es Yaakov Asher (Judaísmo de la Torá), presidente del Comité de Constitución. Él mismo se enfermó recientemente de coronavirus, pero incluso antes lideró la iniciativa «Pasaporte Verde», bajo la cual se supone que las instituciones religiosas y culturales se abren bajo restricciones.

No solo los miembros de la Knesset, sino también los rabinos ultraortodoxos y religiosos y los líderes públicos están exigiendo la apertura de sinagogas. El rabino Amichai Eliyahu, presidente de la Asociación de Rabinos de Congregaciones, dice que “es muy importante abrir las sinagogas y hacerlo de manera ordenada. Si no, la gente abrirá sin supervisión y sin cuidados. Las sinagogas no pueden tratarse como lo último en el camino hacia la rutina», señaló.

«Los tomadores de decisiones deben estar atentos a las cosas que son importantes para el público en el comportamiento y la fe de la comunidad. Estoy muy satisfecho con la iniciativa de abrir sinagogas a los vacunados, y pido al gobierno y a los miembros del gabinete de la corona que no olviden esto», agregó.

Muchos expertos, así como rabinos del sector nacional-religioso, se oponen firmemente a la apertura de sinagogas en esta etapa. El profesor Nadav Davidovich, miembro del gabinete de expertos de Magen Israel y director de la Escuela de Salud Pública Ben-Gurión, dice que «las vacunas son una herramienta muy importante para protegerse contra el COVID-19 y en un proceso gradual de regreso a la la llamada «nueva normalidad». Sin embargo, aclara que las vacunas no son una solución perfecta, ya que «no sabemos todavía en qué medida previenen la infección y, por lo tanto, debemos proceder con prudencia, seguir usando máscaras y mantener la distancia, y especialmente evitar las reuniones, especialmente en espacios cerrados».

«Las oraciones dentro de la sinagoga son propensas a la infección, por lo que en esta etapa y ciertamente en preparación para Purim es importante no cometer errores. Continúe rezando afuera y evite comportamientos que conducirán a una infección continua en este momento de salida lenta de la cuarentena», indicó. La referencia a Purim corresponde con una festividad alegre que se celebra a finales de febrero y que tiene como tradición el baile y el disfraz. El año pasado, la celebración de Purim causó un salto en la cantidad de casos positivos de COVID-19 que llevaron a Israel a imponer un cierre total.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat