Inicio ISRAEL Coronavirus. Israel abre sus puertas, ampliando los límites a los ciudadanos que vuelven del exterior

Coronavirus. Israel abre sus puertas, ampliando los límites a los ciudadanos que vuelven del exterior

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- Tras una decisión adoptada por el Consejo de Ministros, Israel redujo el domingo las restricciones a los viajes aéreos al país, lo que permitirá a miles de ciudadanos volver a sus hogares y eliminará la necesidad de alojarse en hoteles de cuarentena dispuestos por el Estado.

Las puertas de entrada terrestres y aéreas de Israel han estado cerradas en su mayor parte desde el 25 de enero, dejando a miles de personas sin poder regresar. El aeropuerto Ben Gurión ha sido cerrado para todos los vuelos, excepto para algunos viajes especiales de compañías aéreas israelíes y extranjeras para traer de vuelta a los ciudadanos varados en otros países. La entrada al país requería un permiso especial del gobierno, que se concedía caso por caso antes de cada vuelo por un comité de excepciones dirigido por el gobierno.

Según las nuevas normas, se permitirá la entrada de 1.000 israelíes al día, y la cifra aumentará a 3.000 a mediados de la semana.

También se ha suprimido el requisito anterior de que todos los retornados estén en cuarentena en los hoteles estatales designados, y los viajeros se comprometerán a autoaislarse en casa. Se reforzará la vigilancia policial para garantizar que los que regresen cumplan las normas, y el castigo por infringir las restricciones es una multa de 5.000 NIS (1.500 dólares).

Los ciudadanos podrán entrar en el país en vuelos procedentes de lugares específicos, con Kiev, Toronto y Hong Kong añadidos a la lista existente de Nueva York, Frankfurt, Londres y París.

Las compañías aéreas deberán facilitar al Ministerio de Salud una lista de pasajeros o se enfrentarán a una multa de 5.000 NIS.

Se concederán excepciones especiales a la cuota diaria a los nuevos inmigrantes que no puedan retrasar su llegada al país, a los trabajadores extranjeros esenciales y a los deportistas profesionales.

Además del transporte aéreo, se abrirán las fronteras terrestres de Israel.

Un paso fronterizo con Jordania se abrirá hasta dos veces por semana, y la frontera con Egipto se abrirá una vez para permitir el regreso de los israelíes que se encuentren allí. Quienes se hayan vacunado o se hayan recuperado del COVID-19 podrán salir a voluntad hacia Jordania, aunque el paso de Taba hacia Egipto permanecerá cerrado.

El zar del coronavirus de Israel, Nachman Ash, expresó el domingo por la mañana su preocupación por los cambios y, en particular, por el riesgo de que las cepas mutadas del virus, que habían provocado el cierre del aeropuerto, puedan entrar ahora en el país.

Ash declaró a la Radio del Ejército que «es necesario el autocontrol». «No tenemos suficiente aplicación de la ley y hay más que un pequeño peligro de que las mutaciones entren en el país».

Ash ha advertido recientemente que Israel podría verse obligado a un cuarto cierre si las medidas para suavizar las restricciones actuales provocan un aumento de las infecciones.

Al poner fin a la estancia obligatoria en los hoteles de cuarentena, el gobierno también liberó a sus hogares a cientos de personas que ya estaban alojadas en las instalaciones. Los que se marcharon firmaron un formulario en el que declaraban que continuarían su cuarentena en casa.

La semana pasada, el gobierno decidió que la policía utilizaría brazaletes electrónicos para hacer un seguimiento de los que regresaran del extranjero, y que los viajeros se quedaran en casa en lugar de utilizar el sistema de cuarentena de los hoteles. Los ministros tenían previsto avanzar en la legislación al respecto el domingo.

CORONAVIRUS

Pasajeros arrivados de Frankfurt muestran su brazalete electrónico con el que realizarán la cuarentena en sus hogares.

Canal 13 informó el mes pasado de que alrededor de 40.000 israelíes estaban considerando la posibilidad de regresar, 25.000 de ellos para votar en las elecciones del 23 de marzo y otros 15.000 que han presentado solicitudes al comité de excepciones, muchos de los cuales están varados en el extranjero.

Aunque los israelíes ya pueden entrar en el país, las opciones para viajar al extranjero sin pasar la cuarentena en el destino siguen siendo limitadas.

Actualmente, sólo Georgia reconoce el llamado pase verde de Israel, que identifica a quienes se han vacunado contra el coronavirus o se han recuperado de COVID-19.

Estados Unidos tampoco reconoce el pase verde de Israel y los israelíes que viajan a ese país deben presentar un análisis negativo del virus y pasar un tiempo en cuarentena.

En el último mes se han firmado acuerdos con Grecia y Chipre que permitirían a los titulares de pases verdes viajar entre los países sin necesidad de pasar por la cuarentena ni de someterse a las pruebas del virus.

Fuentes diplomáticas dijeron a Ynet que la Unión Europea, de la que forman parte tanto Grecia como Chipre, se opone firmemente a que cualquiera de sus miembros firme individualmente acuerdos sobre pases verdes.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat