Inicio ISRAEL Conversaciones entre Israel y el Líbano sobre la frontera marítima se reanudarán el próximo mes

Conversaciones entre Israel y el Líbano sobre la frontera marítima se reanudarán el próximo mes

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Israel y el Líbano mantuvieron conversaciones «productivas» sobre su disputada frontera en el mar Mediterráneo el jueves y acordaron reunirse nuevamente el próximo mes, dijeron Naciones Unidas y Estados Unidos.

El Líbano presionó por más territorio marítimo del que se había negociado anteriormente con Israel, informaron el miércoles medios con sede en Beirut, cuando la segunda ronda de conversaciones comenzó cerca de la frontera entre los países.

Sin embargo, según los informes, el Líbano busca adentrarse más en lo que habían sido aguas indiscutibles de Israel hasta esta semana.

Las conversaciones sobre la frontera marítima entre Israel y el Líbano comenzaron con una breve reunión inicial hace dos semanas en la sede de la fuerza interina de las Naciones Unidas en el Líbano en Naqoura, y la segunda ronda continuó el jueves en el mismo lugar.

El embajador de Estados Unidos en Argelia, John Desrocher, medió entre las partes.

Al igual que en la primera reunión, el miércoles no se dieron a conocer fotos. A principios de este mes, los medios libaneses informaron que su lado se negó a tomar fotografías con la delegación israelí.

Se autorizó a los equipos negociadores de Naqoura a discutir únicamente la cuestión técnica de la frontera entre las zonas económicas exclusivas de los países, y no la normalización o la paz.

Como tal, el Ministerio de Energía ha tomado la iniciativa en la resolución de la disputa y la está abordando como una cuestión económica.

El ministerio ha dicho que cada año que ha pasado ha significado una pérdida de miles de millones de dólares para cada lado. El Líbano, sin embargo, tiene más que ganar, ya que importa miles de millones de dólares en petróleo, diésel y gas licuado cada año, mientras que Israel ya no importa fuentes de energía y usa su propio gas natural, e incluso exporta algo.

Al inicio de las conversaciones, las declaraciones del gobierno libanés sobre las reuniones enfatizaron que son «indirectas» y «técnicas».

El canal de televisión de Hezbollah Al-Manar dijo que la delegación libanesa no habló con los israelíes. Su traductor hablaría con la delegación estadounidense y de la ONU, que luego pasaría los mensajes a la delegación israelí, y viceversa.

Estados Unidos ha tratado de llevar a Israel y el Líbano a la mesa de negociaciones durante la última década, y de manera más activa en los últimos tres años.

Funcionarios estadounidenses y libaneses han dicho que las disputas por tierras entre Jerusalem y Beirut se manejarán en un canal diferente, pero la fuente del Ministerio de Energía dijo que aún no hay un acuerdo final en ese frente. Israel quiere separar los dos temas para que las negociaciones sobre la frontera marítima tengan la oportunidad de tener éxito.

La delegación israelí puso al día al ministro de Energía, Yuval Steinitz, sobre los detalles de las conversaciones, y dio instrucciones para continuar con las conversaciones el jueves, dijo el Ministerio de Energía en una declaración.

«El propósito de la delegación en las reuniones es examinar la posibilidad de llegar a un acuerdo sobre la determinación de la frontera marítima entre los países de manera que permita el desarrollo de los recursos naturales de la región», dijo el martes el Ministerio de Energía.

Al igual que en la primera ronda de conversaciones, la delegación de Israel estuvo encabezada por el director general del Ministerio de Energía, Udi Adiri, acompañado por el jefe de gabinete del ministro de Energía, Mor Halutz, y por Aviv Ayash, asesor internacional del ministro. También estuvieron presentes el asesor adjunto de seguridad nacional Reuven Azar; el director general adjunto del Ministerio de Relaciones Exteriores para las Naciones Unidas y las organizaciones internacionales Alon Bar; y el general de brigada Oren Setter, jefe de la División Estratégica del ejército israelí.

El Líbano, sumido en su peor crisis económica desde la guerra civil de 1975-1990, busca resolver la disputa de la frontera marítima para poder seguir adelante con su búsqueda de petróleo y gas en alta mar. Beirut espera que los posibles descubrimientos en sus aguas territoriales le ayuden a superar una crisis económica y financiera sin precedentes y a pagar su enorme deuda, que asciende al 170% del PIB, lo que la convierte en una de las más elevadas del mundo.

La búsqueda de hidrocarburos ya ha aumentado las tensiones en el Mediterráneo oriental tras las repetidas operaciones turcas de exploración y perforación en aguas reclamadas tanto por Chipre como por Grecia.

Las conversaciones entre el Líbano e Israel también tienen como telón de fondo las sanciones estadounidenses que recientemente incluyeron a dos influyentes ex ministros del gabinete aliados con el grupo terrorista Hezbollah.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat