Inicio ISRAEL Acuerdo de fronteras marítimas con Líbano requiere referéndum nacional en Israel

Acuerdo de fronteras marítimas con Líbano requiere referéndum nacional en Israel

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- La ley israelí requiere que el Gobierno celebre un referéndum nacional sobre cualquier acuerdo alcanzado con el Líbano sobre la frontera marítima, escribió el grupo de expertos Foro de Política Kohelet mientras las conversaciones mediadas por Estados Unidos entre Jerusalem y Beirut parecen estar llegando a su fin.

Israel y Líbano han estado negociando indirectamente su frontera marítima desde finales de 2020, con la mediación de Estados Unidos. La semana pasada, funcionarios israelíes y libaneses expresaron su esperanza de que las conversaciones estén llegando a su fin, con el enviado de Energía de Estados Unidos Amos Hochstein reuniéndose con los líderes en Beirut, así como con el primer ministro Yair Lapid.

Lapid actualizó a los ministros sobre el estado de las conversaciones en una reunión del Gabinete de Seguridad el miércoles.

Si bien las partes han mantenido en secreto los detalles de la propuesta sobre la mesa, Aharon Gerber y Ariel Ehrlich, dos abogados del Departamento de Litigios del derechista Foro Kohelet, expresaron su preocupación de que podría involucrar a Israel cediendo parte de sus aguas económicas.

La Ley Básica: Referéndum establece que si «el Gobierno decidiera firmar un acuerdo por el cual la ley, el Poder Judicial y la administración del Estado de Israel ya no se aplicarán a un territorio en el que se aplican, incluido un acuerdo que incluya un compromiso futuro y un compromiso condicional (…) después de la aprobación de la mayoría de la Knesset se requiere la aprobación en un referéndum nacional, a menos que sea aprobado por 80 miembros de la Knesset».

La segunda cláusula de la ley establece que lo mismo se aplica incluso si el Gobierno cediera territorio «no en forma de un acuerdo», es decir, unilateralmente.

“Para evitar un problema constitucional”, le escribieron Gerber y Ehrlich a Lapid, “le pedimos advertir sobre el requisito de una Ley Básica para cada acuerdo internacional en el que haya un cambio en el territorio en el que se aplican la ley y la administración israelíes”.

Los abogados de Kohelet escribieron que si bien el área que se está negociando con el Líbano está más allá de las aguas territoriales de Israel, la ley israelí se aplica en ella porque está en la “plataforma continental” de Israel, y agregaron que Jerusalem también ha hecho esa afirmación en las conversaciones.

El territorio de las aguas económicas de Israel está bajo la ley israelí de acuerdo con el derecho israelí e internacional, escribieron. Es bajo esa ley que Israel ha otorgado licencias a empresas para buscar y desarrollar campos de gas natural. Los abogados también se refirieron a un fallo de la Corte Suprema de 2018 afirmando su comprensión de la situación.

“Como tal, el Gobierno de Israel no puede firmar un acuerdo que ceda territorio sin seguir el procedimiento de la Ley Básica”, escribieron. “Como mínimo, debe realizar un examen legal exhaustivo para llegar a una decisión sobre si la Ley Básica se aplica a las concesiones de territorio en las aguas económicas de Israel”.

Líbano e Israel no están de acuerdo sobre el estatus de un triángulo de 860 kilómetros cuadrados en el Mar Mediterráneo, que sería alrededor del 2% de las aguas económicas de Israel. Jerusalem originalmente acordó dividir el área 58-42% a favor del Líbano. Las conversaciones se rompieron después de cuatro rondas en 2021 cuando Beirut aumentó drásticamente sus demandas para casi triplicar el área en disputa a 2.300 kilómetros cuadrados, colindando con el reservorio de gas Karish de Israel.

Hochstein y Lapid se reunieron en Jerusalem el lunes por la noche. El hecho que el enviado estadounidense se haya reunido con el primer ministro y no con la ministra de Energía puede interpretarse como una señal de que las negociaciones están casi completas.

Luego de una reunión con el presidente libanés, Michel Aoun, el presidente del Parlamento, Nabih Berri, y el primer ministro designado, Najib Mikati, el lunes, Hochstein dijo: «Sigo siendo optimista de que podemos lograr un progreso continuo como lo hemos hecho en las últimas semanas y espero ser capaz de regresar a la región para hacer los arreglos finales”.

Hassan Nasrallah, líder del grupo terrorista Hezbollah, respaldado por Irán, ha amenazado repetidamente a Israel, incluso en la última semana, por su desarrollo del reservorio de gas Karish, frente a las costas del norte del Estado judío.

La ministra de Energía, Karin Elharrar, dijo el domingo que quería «dejar lo más clara e inequívocamente posible que Karish es un reservorio israelí» y que Energean, la compañía que tiene la licencia para extraer gas de Karish, «podrá producir gas para los mercados locales y de exportación en el momento en que estén listos. No tiene conexión con el Líbano”.

Elharrar dijo el domingo que la propuesta de Israel “ciertamente puede ayudar al Líbano y tengo muchas esperanzas de que la acepten”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat