Inicio Irán Muere científico nuclear iraní mencionado por Netanyahu

Muere científico nuclear iraní mencionado por Netanyahu

Por IG
0 Comentario

Itongadol/AJN.- El científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh habría sido asesinado en Damavand, al este de Teherán, informaron noticieros locales el viernes. Irán luego confirmó los informes.

Fakhrizadeh era un alto oficial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria y dirigía el proyecto de armas nucleares de Irán. Era profesor de Física en la Universidad Imam Hussein de Teherán y ex director del Centro de Investigación de Física de Irán.

El comandante de la Guardia Revolucionaria de Irán escribió en Twitter que Irán vengará el asesinato de científicos como lo ha hecho en el pasado.

La Organización de Energía Atómica de Irán negó los informes y dijo que no se produjo ningún incidente que involucrara a científicos nucleares, informó la Agencia de Noticias ISNA.

Si bien se confirmó el asesinato de Fakhrizadeh, la agencia de noticias semioficial Fars, afiliada a la élite de la Guardia Revolucionaria de Irán, declaró que Fakhrizadeh solo resultó herido en el ataque.

«Fuentes de noticias dicen que un científico ha sido víctima de un intento de asesinato en un ataque armado por personas desconocidas de su equipo de guardaespaldas», dijo la televisión estatal iraní en la cobertura continua del incidente.

Se cree que Fakhrizadeh encabezó lo que el organismo de control nuclear de la ONU y los servicios de inteligencia estadounidenses creen que fue un programa coordinado de armas nucleares en Irán archivado en 2003.

Tenía la rara distinción de ser el único científico iraní nombrado en la «evaluación final» de 2015 de la Agencia Internacional de Energía Atómica de las preguntas abiertas sobre el programa nuclear de Irán y si estaba destinado a desarrollar una bomba nuclear.

En 2018, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, dijo «recuerden ese nombre» después de anunciar que el Mossad había obtenido 100.000 documentos de los archivos nucleares secretos de Irán.

Los archivos recuperados por el Mossad se centraron en el programa nuclear secreto iraní que se desarrolló de 1999 a 2003 llamado Proyecto Amad, que fue dirigido por Fakhrizadeh. Cuando Irán entró en el acuerdo nuclear de 2015, negó que existiera tal programa.

En 2003, Irán se vio obligado a archivar el Proyecto Amad, pero no sus ambiciones nucleares. Dividió su programa en un programa abierto y uno encubierto que continuó el trabajo nuclear bajo el título de desarrollo de conocimientos científicos, dijo Netanyahu en ese momento.

Continuó este trabajo en una serie de organizaciones, que en 2018 fueron dirigidas por SPND, una organización dentro del Ministerio de Defensa de Irán dirigida por la misma persona que dirigió el Proyecto Amad: el Dr. Mohsen Fakhrizadeh, dijo Netanyahu.

El mes pasado, inspectores del OIEA, el organismo de control de Energía Atómica de la ONU, confirmaron que Irán comenzó a construir una planta de ensamblaje de centrifugadoras subterráneas después de que la anterior explotara en lo que Teherán llamó “un ataque de sabotaje”, expresó el director del OIEA, Rafael Grossi.

Irán también sigue almacenando mayores cantidades de uranio poco enriquecido, pero no parece poseer lo suficiente para producir un arma, aseguró Grossi a The Associated Press, en una entrevista en Berlín.

Tras la explosión de julio en el sitio nuclear de Natanz, Teherán dijo que construiría una estructura nueva y más segura en las montañas alrededor del área. Las imágenes satelitales de Natanz analizadas por expertos aún no muestran signos evidentes de construcción en el sitio, en la provincia central de Isfahan en Irán.

“Han comenzado, pero no está terminado”, dijo Grossi. «Es un proceso largo», manifestó, y no dio más detalles, diciendo que es «información confidencial».

Irán dijo en septiembre que había identificado a los responsables del sabotaje en la instalación de Natanz, pero no reveló quiénes eran. Los informes de los medios extranjeros atribuyeron la explosión, que dañó gravemente una planta de ensamblaje y desarrollo de centrifugadoras avanzadas, a Israel o Estados Unidos.

El incidente perteneció a una de una serie de explosiones misteriosas en sitios estratégicos iraníes aproximadamente al mismo tiempo, que se atribuyeron en gran medida a Washington, Jerusalem o ambos.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat