Inicio INTERNACIONALES Francia. Condenan a 30 años de prisión a la viuda del asesino de Charlie Hebdo y del supermercado kosher

Francia. Condenan a 30 años de prisión a la viuda del asesino de Charlie Hebdo y del supermercado kosher

Por Martin Klajnberg
0 Comentario

Itongadol/Agencia AJN.- La viuda fugitiva de un terrorista del Estado Islámico y un hombre descrito como su ayudante fueron declarados culpables el miércoles de cargos de terrorismo y condenados a 30 años de prisión en el juicio de 14 personas relacionadas con los ataques de enero de 2015 en París contra el periódico satírico Charlie Hebdo y un supermercado kosher en el que murieron un total de 17 personas.

El veredicto pone fin a los tres meses de juicio relacionados con los tres días de asesinatos en todo París reclamados conjuntamente por el grupo del Estado Islámico y Al-Qaeda. Durante el proceso, Francia fue golpeada por nuevos ataques, una ola de infecciones de coronavirus entre los acusados y testimonios devastadores que dan testimonio de un derramamiento de sangre que sigue sacudiendo a Francia.

Patrick Klugman, abogado de los sobrevivientes del atentado del mercado, dijo que el veredicto enviaba un mensaje a los simpatizantes. “Acusamos al verdugo pero, en última instancia, es peor ser su ayuda de cámara”, dijo.

Los tres atacantes murieron en operativos de la policía. La viuda, Hayat Boumeddiene, huyó a Siria y se cree que aún está viva. Se cree que los dos hombres que la sacaron enérgicamente de Francia están muertos, aunque uno de ellos fue condenado a cadena perpetua por si acaso y el otro fue condenado por separado.

Otros once estaban presentes y todos fueron condenados, con sentencias que van desde 30 años para Boumeddiene y Ali Riza Polat, descrito como el lugarteniente del virulento atacante del mercado antisemita, Amédy Coulibaly, hasta cuatro años con una simple condena penal.

Los abogados de las víctimas y los activistas celebraron un veredicto que, según ellos, era una victoria para la justicia y la libertad de expresión después de un juicio de tres meses, a veces traumático, que había reavivado el horror de los asesinatos.

Los ataques se produjeron después de que Charlie Hebdo publicara las caricaturas del profeta Mahoma, lo que provocó la ira de todo el mundo musulmán.

Ali Riza Polat, acusado por los fiscales de ser la mano derecha de uno de los atacantes, fue condenado por complicidad en crímenes de terror y se le impuso una sentencia de 30 años.

El tribunal le dio el mismo término en ausencia a Boumeddiene.

Se dictó una sentencia de cadena perpetua a otro sospechoso principal, Mohamed Belhoucine, aunque también fue juzgado en rebeldía y se presume que está muerto en Siria. Todos los presentes en el tribunal fueron condenados por su papel en la prestación de apoyo a los asesinatos.

Un decimocuarto acusado, Mehdi Belhoucine, hermano de Mohamed y también presunto muerto, no fue condenado el miércoles porque el tribunal consideró que ya había sido condenado en un juicio separado en enero.

Los acusados en el juicio fueron acusados de ayudar a los hermanos Said y Cherif Kouachi, que llevaron a cabo la masacre de Charlie Hebdo, y a su cómplice, el secuestrador del supermercado Amedy Coulibaly.

Los tres atacantes fueron asesinados por las fuerzas de seguridad francesas después de los ataques.

El presidente del tribunal manifestó: “El hecho de elegir a las víctimas precisamente por ser periodistas, o un miembro de las fuerzas de seguridad, o de fe judía, demuestra claramente en sí mismo su deseo de sembrar el terror en los países occidentales”.

Christophe Deloire, jefe del grupo de libertad de prensa Reporteros sin Fronteras (RSF) manifestó em Twitter que el veredicto “es una prueba de que los extremistas violentos no tienen la última palabra. Gracias a la justicia, es la libertad la que tiene la última palabra”.

Laurent “Riss” Sourisseau, actual editor en jefe de Charlie Hebdo, expresó que “el ciclo de violencia, que había comenzado en las oficinas de Charlie Hebdo, finalmente se cerrará. Al menos desde la perspectiva del derecho penal, porque desde una perspectiva humana, las consecuencias nunca se borrarán”.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat