Inicio CULTURA Windsurf: Israel logró dos títulos europeos juveniles de IQFoil en Croacia

Windsurf: Israel logró dos títulos europeos juveniles de IQFoil en Croacia

Por IG
0 Comentario

AJN/Itongadol.- Las jóvenes windsurfistas Mika Kafri (hasta los 19 años) y Tamar Steinberg (menor de 17 años) ganaron medallas de oro en el Campeonato de Europa Juvenil en el nuevo modelo olímpico QFoil, que se disputó en Croacia.

Kafri terminó las dos últimas regatas en primer lugar que le aseguraron la medalla de oro.

Hace unos dos meses ganó una medalla de bronce en el Campeonato del Mundo.

En una categoría de menos edad (hasta 17), Steinberg mostró una excelente habilidad después de terminar todas las regatas de la competencia en primer lugar.

También es campeona mundial en este modelo en 2021.

Además, el windsurfista Yoav Barzilay ganó una medalla de bronce (hasta los 17 años).

En las categorías más jóvenes (hasta los 15 años) Kfir Geffen ganó la medalla de plata y Maya Barel la de bronce.

En el campeonato adulto, un logro importante para las windsurfistas Maya Ashkenazi y Gal Zuckerman, quienes se clasificaron para las semifinales y terminaron en el séptimo y decimotercer lugar respectivamente.

Hace tres semanas, otros dos israelíes se consagraron campeones mundiales juveniles en atletismo y windsurf.

Shachar Reshef (16 años) finalizó en el quinto puesto del Campeonato del Mundo de Suiza en la nueva clase olímpica IQFoil y así se coronó campeona del mundo hasta los 21 años.

Su compañera de equipo Sharon Kantor terminó en el noveno lugar en el Campeonato Mundial Femenino y ganó la medalla de bronce en la competencia Sub-21.

Entre los varones, Tom Reubeni terminó en décimo lugar.

En tanto, el saltador de altura Yonatan Kapitulnik (18 años, de Macabi Tel Aviv), pupilo del entrenador Anatoly Shafran, se coronó en la competición celebrada en Nairobi, Kenia.

Llegó a la competición como vigente campeón de Europa hasta los 20 años, con un logro de 2,25 metros, el segundo mejor resultado del mundo a esa edad.

Esa vez estableció un récord personal de 2,26 metros, un logro que consiguió en su primer intento.

El mes pasado, el presidente Yitzhak Herzog y el primer ministro Naftali Bennett organizaron un evento de homenaje en honor a la delegación olímpica de Tokio 2020 en la Casa del Presidente.

A la reunión asistieron el décimo presidente Reuven «Ruby» Rivlin, el ministro de Cultura y Deportes Hili Trooper, el presidente del Comité Olímpico de Israel, Yigal Carmi, el director general del Comité Olímpico de Israel y el jefe de la delegación de Tokio, atletas, entrenadores y personal médico de la delegación.

El presidente abrió sus comentarios señalando su agradecimiento a los atletas: «Desde que el primer ministro Bennett y yo estamos en el cargo han habido tantas medallas, y esta es la primera vez que el primer ministro y el presidente realizan este evento juntos. Nuestros campeonas y campeones, bienvenidos a la Casa del Presidente, bienvenidos a casa. Medallas, honor y fama mundial. ¡Son enormes!

Cuando viajaron a Tokio teníamos un sueño: escuchar el ‘Hatikva’ en Japón. Y han cumplido nuestro sueño. A todos nosotros. Hicieron historia cuando los sonidos del ‘Hatikva’ se tocaron no solo una, sino dos veces, en el Salón de la Fama de las Campeonas y Campeones del Mundo gracias a ustedes».

«Linoy, Artiom, Avishag, el querido equipo de judo, toda la delegación, los que recogieron las medallas, pero también los que lo dieron todo y estuvieron tan cerca. Para nosotros, ustedes son los campeones de los campeones”, enfatizó el presidente.

El presidente agregó sobre la unidad de la gente en torno a los Juegos: «Ustedes han expandido nuestros corazones, inflado nuestros pechos y han hecho que todo un país se sienta orgulloso, feliz por unos momentos. Mientras los veíamos respirar un momento antes del marcador final, un segundo antes de la batalla decisiva, mientras los miramos, llorando de emoción, marchando hacia el podio, millones de israelíes, todos éramos uno. Izquierda y derecha, laicos y religiosos, judíos y árabes, veteranos e inmigrantes, coalición y oposición. De un extremo al otro del país. En esos momentos, todos éramos solo israelíes. Con un corazón lleno de felicidad y orgullo».

Al final de su discurso, el presidente agradeció al Comité Olímpico Israelí, a los entrenadores y a las familias que acompañaron a los atletas durante muchos años, no siempre en términos sencillos. «Estamos orgullosos de ustedes. Todos estamos esperando que recojan el oro de la Torre Eiffel en París. Gracias», firmó.

En palabras del Primer Ministro Naftali Bennett: «Ser parte de la delegación olímpica israelí es siempre un gran privilegio. Formar parte de la delegación olímpica que ha traído los logros más destacados de todos los tiempos: es un doble privilegio que ustedes han ganado. La inversión, el esfuerzo, el trabajo duro, las decepciones y las alegrías, el largo camino que recorren desde la infancia, y especialmente el mensaje a través de ustedes para la juventud del Estado de Israel: que hay que esforzarse y esforzarse, esa es la principal cosa, y por eso estamos agradecidos. En un momento complejo y desafiante para todos nosotros, un país entero los miró desde lejos, se conmovió y se secó una lágrima. Miramos a todos y cada uno de ustedes, sostuvimos sus dedos, y no decepcionaron. En nombre del gobierno israelí, y en nombre de todos los ciudadanos israelíes, quiero felicitarlos. Ustedes ganaron medallas y los ciudadanos de Israel los ganaron a ustedes».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat