Inicio CULTURA La primera edición en ídish de “Harry Potter” se vendió en menos de 48 horas

La primera edición en ídish de “Harry Potter” se vendió en menos de 48 horas

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol/AJN.- Menos de 48 horas después de que la versión en ídish de «Harry Potter y la piedra filosofal», traducida por Arun Viswanath, estuviera disponible, el libro vendió su primera edición impresa de 1.000 copias.

«Es una locura, es difícil de creer», expresó el editor Niklas Olniansky, con sede en Suecia, quien anunció que se está preparando una segunda edición. «Pensamos que no podríamos vender más de 1.000 copias de un libro no jasídico». Olniansky señaló que hasta ahora se han ordenado copias en Estados Unidos, Israel, Polonia, Suecia, Marruecos, Australia y China.

Pocos libros en ídish publicados fuera del mundo jasídico venden 1.000 copias en un año, y mucho menos en 48 horas. La mayoría de los nuevos libros en ídish son autoeditados por sus autores o publicados en modestas ediciones de varias docenas. Los autores organizan su propia publicidad y venden sus libros principalmente de boca en boca, entre una pequeña comunidad de lectores.

Olniansky generalmente imprime alrededor de 500 copias de sus libros, que van desde simples ediciones de vocabulario hasta cuentos bilingües en sueco y en ídish. Su editorial, Olniansky Tekst, recibe el apoyo del gobierno sueco. En Suecia, el ídish es un idioma minoritario oficial.

Dentro del mundo jasídico, las cifras de ventas son más altas pero aún modestas, según los estándares de la industria editorial. (Muchos libros publicados para el mercado jasídico estadounidense en ídish se publican simultáneamente en inglés y hebreo para otras comunidades ortodoxas en Nueva York e Israel, lo que ayuda a compensar el costo).

Entonces, ¿cómo logró la edición ídish de «Harry Potter y la piedra filosofal» vender 1.000 copias en 48 horas? La popularidad de «Harry Potter» es un factor clave: sus libros han vendido más de 500 millones de copias en todo el mundo, sumado a la franquicia cinematográfica y los parques temáticos, el mundo mágico de J.K. Rowling es una de las empresas de entretenimiento más exitosas de la historia. Y las traducciones de los libros se han convertido en una herramienta de aprendizaje popular para los estudiantes de idiomas.

«Soy optimista por naturaleza, pero incluso me ha impresionado el entusiasmo. Estoy emocionado», dijo Arun Viswanath, el traductor del libro, y señaló que ha visto respuestas entusiastas no solo de hablantes de ídish y judíos en general, sino entre la comunidad más amplia del fandom de Harry Potter. «Espero que la gente esté tan feliz con el libro como lo estuvo con la noticia de su lanzamiento».

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat