Inicio Coronavirus Coronavirus en Israel: Se espera que tres millones de israelíes se infecten con el virus

Coronavirus en Israel: Se espera que tres millones de israelíes se infecten con el virus

Por M S
0 Comentario

Itongadol.- El director general del Ministerio de Salud dijo que Israel podría alcanzar la inmunidad de grupo * Los expertos prevén que 1 de cada 4 israelíes se infectará en dos semanas.

Alrededor de tres millones de israelíes -aproximadamente un tercio de toda la población de Israel- podrían acabar infectados por la variante Ómicron del coronavirus, afirmó el domingo un destacado experto médico y asesor del gobierno, mientras el país seguía registrando un aumento sin precedentes de los casos de coronavirus.

Según el profesor del Instituto Weizmann de Ciencias, Eran Segal, dentro de dos semanas uno de cada cuatro israelíes estará infectado por el COVID-19.

A primera hora del día, el Director General del Ministerio de Salud, Nachman Ash, dijo que Israel podría estar a punto de alcanzar la inmunidad de rebaño.

«El precio de la inmunidad de rebaño es que haya muchas infecciones, y eso puede ser lo que ocurra. Las cifras tienen que ser altas para alcanzar la inmunidad de rebaño, esto es algo posible», dijo Ash a la radio 103FM.

En la última semana, Israel registró casi 27.000 nuevos casos, lo que supone un aumento del 200% respecto a la semana anterior.
El viernes se identificaron 5.500 nuevos portadores del virus, tres veces más que el viernes anterior, y casi el 4% de las pruebas dieron un resultado positivo. El sábado se detectaron otros 4.200 casos, con casi 100.000 pruebas procesadas, una cifra similar a la de los días laborables anteriores, mientras que durante el fin de semana ambas cifras suelen ser mucho más bajas.

El número de pacientes graves también aumentó. Hasta el domingo, eran 110. Durante la mayor parte de las dos últimas semanas la cifra fluctuó entre 80 y 90. El sábado por la noche eran 101.

El Ministerio de Salud anunció el domingo que había firmado un contrato para comprar el tratamiento antiviral Molnupiravir. La píldora está destinada a ser administrada a los pacientes de coronavirus con síntomas leves o moderados para prevenir su deterioro. El tratamiento demostró reducir las hospitalizaciones y las muertes en un 30% y recibió la aprobación de urgencia por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. la semana pasada.

Al inaugurar el gabinete, Bennett dijo que «la tormenta nos está alcanzando».

«Todos estamos sintiendo el aumento de la morbilidad y ya esperamos ver una duplicación, y luego una duplicación de la duplicación, en los próximos días», señaló Bennett. «Habrá decenas de miles de casos verificados al día, muy pronto».

«La política y las medidas que tomaremos se adaptarán a la situación de morbilidad y a la capacidad de absorción de los hospitales», añadió. «Paralelamente a la aglomeración prevista en los hospitales, hay que tener en cuenta que la situación en la que hay decenas de miles de casos verificados al día es muy difícil de gestionar logísticamente. Son cifras que ni nosotros ni el mundo han conocido».
El primer ministro dijo que, entre otras cosas, el gobierno estaba trabajando en la búsqueda de soluciones para las largas colas en los centros de pruebas de todo el país. En los últimos días, los israelíes se han visto obligados a esperar durante horas para poder hacerse la prueba.

Más tarde, su oficina anunció que se dirigiría a la nación en una conferencia de prensa a las 20 horas del domingo.

Más del 40% de los nuevos portadores del virus identificados en la última semana habían recibido un refuerzo.

A Ash, en la entrevista, se le preguntó sobre la política relativa a la cuarta vacuna en un futuro próximo.

«Mientras tanto, estamos creando un equilibrio entre [la administración de la cuarta vacuna] y los conocimientos que tenemos sobre la enfermedad grave. Estimamos que la morbilidad grave es menor, y no hay suficientes conocimientos para decir que la cuarta vacuna evitará la infección masiva».

También abordó la cuestión de qué políticas aplicar ante el aumento de las infecciones.

«El dilema es, ante el gran número de infecciones, si continuar con la política de aislamiento [para los niños expuestos a Ómicron] o cambiar a otra política, por ejemplo, que los niños vacunados puedan venir [a la escuela] a la espera de los análisis diarios. Son cosas que estamos considerando ahora», dijo Ash en relación con el sistema educativo.

«No queremos cerrar escuelas, es una decisión compleja. Tenemos que reflexionar sobre si permitir el aprendizaje con pruebas y vacunas, o apostar por una política de paso a los estudios a través del Zoom», añadió.

Fuente: The Jerusalem Post.

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat