Inicio COMUNIDAD EN ACCION OSM. Sergio Edelstein: “El futuro está sobre los hombros del liderazgo juvenil”

OSM. Sergio Edelstein: “El futuro está sobre los hombros del liderazgo juvenil”

Por Iton Gadol
0 Comentario

Itongadol.- En el marco de la nueva etapa que está viviendo la Organización Sionista Mundial (OSM), presidida por Yaacov Hagoel, se ha puesto el foco en nuevos desafíos. Uno de ellos es reconocer la importancia de la educación no formal, como la esencia de asegurar la continuidad del movimiento sionista alrededor del mundo. Como encargado de lograr este objetivo fue nombrado Sergio Edelstein, titular del Departamento de Noar, Jalutz VeDor Hemshej de la OSM, que mantuvo una entrevista con ItonGadol, donde destacó la relevancia de realizar un diagnóstico extenso y detallado con el objetivo de comprender la realidad actual y así establecer el camino asegurando en el futuro del liderazgo comunitario.

– ¿Cómo vive esta nueva etapa de su vida en el mundo judío sionista?
-El 38º Congreso Sionista Mundial, decretó, después de muchos años, centralizar y coordinar los esfuerzos de la educación no formal ideológica sionista de todos los movimientos juveniles y las organizaciones relacionadas, bajo la responsabilidad de un departamento nuevo dedicado exclusivamente a asegurar la próxima generación de líderes sionistas. Los marcos de educación no-formal, las tnuot (movimientos juveniles) ya no estarán a la deriva en búsqueda de apoyo constante, sino que tendrán un departamento, un hogar, exclusivamente dedicado a apoyarlos en sus objetivos esenciales.

– ¿Cómo fue que se dio este renacimiento al poder de la educación no-formal por medio de las tnuot?
-Honestamente considero que la unión de las variables actualmente relevantes mezclado con el momento histórico que estamos travesando y la crisis de la educación judía formal, dio lugar a la creación de este nuevo departamento. Este departamento surge como una exigencia de los actuales líderes quienes llevan sobre sus hombros la responsabilidad por mantener en alto la llama de la identidad sionista en los rincones más alejados. La crisis generada por la pandemia COVID’19 destapó una dura realidad, en los momentos de mayor dificultad, brillan fuerte la luz de los jóvenes líderes quienes tomaron la responsabilidad por mantener la unión con todos aquellos encerrados en sus casas. El idioma de la educación no-formal es pujante y vivo, cambia con los años, nosotros debemos acoplarnos a esta nueva realidad. Los jóvenes líderes ideológicos llenos de creatividad y motivación abrirán nuevos caminos. La relación del Educador-Educando, y el ejemplo personal, son las esencias de la inspiración de carácter en la formación de líderes.
Nuestros sabios nos han educado que aquellos que tienen la habilidad de actuar, tienen la responsabilidad de hacerlo. No podemos mantenernos pasivamente observando la situación crítica actual.
Durante los últimos 10 meses, el poder de la educación no-formal tnuati ha llegado a nuevas dimensiones previamente desconocidas. Por ejemplo, al inicio de la cuarentena, fueron los movimientos juveniles sionistas que llevaron adelante encuentros virtuales, manteniendo contacto directo con cada uno de los chicos y sus familias… brindando no solo un marco educativo de receptor, sino que ofreciendo un marco de comprensión y compasión. En uno de los países, tuve el honor de ver, como los chicos participaron en un Majané (campamento) por medio de zoom. Cada chico, riéndose con sus compañeros y con su Madrij, mientras creaban tiendas de campaña, cada uno en un rincón de su casa con sabanas… de pié ante la cámara de una Laptop de manera firme en su Mifkad. En Yom Hazikaron le´Jalalei Tzahal, las tnuot coordinaron encuentros virtuales con las familias latinas que han perdido familiares en las guerras de Israel relatando sus experiencias o recordando aquellos que dieron sus vidas llegados de Latinoamérica, también organizaron un seminario de capacitación de Madrijim durante 10 intensos días de estudio y vivencia, 460 líderes jóvenes de 12 países del continente… Estos son los momentos inolvidables que fortalecen identidad y crean carácter de líder.

Junto a Shimon Peres

– ¿Cómo convive esa vivencia con la realidad de un Estado de Israel pujante?
-Debemos ser honestos, la relación de la diáspora con el estado de Israel es delicada. Nuestros abuelos, quienes habían vivido en un mundo que carecía de un Estado Judío, comprendían el valor del mismo. Nuestros padres, quienes nacieron ya con el Estado, siempre temían de su estabilidad, nosotros vivimos la transformación del Estado aislado, débil e indefenso a un país pujante, innovador, con fortalezas demostradas. Pero los jóvenes actuales solo ven la realidad actual. No podemos seguir educando el modelo sionista clásico, mientras el Estado de Israel lidera el mundo a nivel de emprendimientos y poder económico. Esta fuente de orgullo, heredada por nuestros abuelos, debe ser pujante en los ojos de la futura generación de líderes sionistas. Seamos sinceros, hay una crisis, en algunos países, la inmensa mayoría de la juventud no se ve identificada con el Estado de Israel. Es claro que en Latinoamérica la situación es mucho mejor que en otras zonas del mundo, sin embargo, está claro que hay una crisis y debe ser atendida a la brevedad. Tenemos que adecuarnos, la esencia del mensaje es la misma, el diálogo debe ser diferente, el idioma debe ser actualizado y ese es uno de los desafíos centrales de este nuevo departamento. Si no vamos a entender que tenemos que acercarnos para fortalecer la identidad sionista y el compromiso con Israel de esta generación de una manera que le llegue, la vamos a perder…

– ¿Cuál es el mayor desafío que imagina de cara al futuro? ¿De qué tratará el trabajo que empezarán a hacer ahora?
-La primera fase debe ser metodológica, realizaremos un análisis profundo de la situación actual en cada comunidad, en cada marco. Comprenderemos la naturaleza de los obstáculos principales, en conjunto con las comunidades y las tnuot prepararemos planes de trabajo estratégicos con el objetivo de enfrentar a los desafíos de manera unida. Este departamento busca centralizar y coordinar los esfuerzos de las distintas organizaciones para que juntos podamos enfrentarnos a los desafíos mutuos. Luchar de manera individual es ineficiente. Solamente juntos podremos salir adelante. Para unirnos, debemos dejar a un lado los aspectos que diferencian a una tnua de otra, a una corriente de otra, a una comunidad de otra. Nos enfocaremos en lo que nos une de manera incluyente, porque nuevamente, solamente juntos podremos salir adelante. Los desafíos son múltiples, nosotros los enfrentaremos unidos. Este departamento creará eje triangular de éxito conformada, por un lado, de los órganos del Movimiento Sionista Mundial (Keren Kayemet, Keren Hayesod, Agencia Judía), por otro lado, con todos los movimientos juveniles sionistas mundiales y en el tercer vector las comunidades, departamentos de juventud locales y consejos de educación nacionales. Este eje triangular tendrá el desafío de comprender los retos principales y aplicar las herramientas adecuadas. Para mí, la Diáspora e Israel son dos pilares de un solo puente. El puente es flexible, es dicha flexibilidad el secreto del éxito. Si no fuera por su flexibilidad, cualquier temblor o tormenta corre riesgo de derrumbarlo. Este nuevo departamento consolidará la flexibilidad de este puente tan importante. La flexibilidad es el dialogo de cooperación mutua, la acción de dejar a un lado lo que nos diferencia y concentrarnos en lo que nos une. Podemos generar un cambio radical, sionismo puede regresar a la grandeza que tuvo en la época de nuestros abuelos.

– ¿Cómo se puede ayudar a un director de una escuela, un docente o un directivo de México, Perú, etc.?
– A principios de año, vamos a tener el departamento armado, por el momento recién estamos en las fases iniciales de la creación de ideas. Hemos enviado una carta inicial presentándonos a las comunidades del mundo. En las próximas semanas buscaremos fortalecer los lazos de cooperación con todos aquellos que buscan consolidar y fortalecer la esencia de la educación no-formal en sus comunidades. Tanto en el colegio León Pinelo de Perú como en la Tarbut de México, como ejemplo, dado al lugar que le dan a los movimientos dentro del marco de las instalaciones del colegio, nos convierten automáticamente en socios. La idea es trabajar junto con los jóvenes, no para los jóvenes. Unir a las nuevas generaciones de futuros líderes con el liderazgo educativo de las comunidades actuales. Creemos en este medio de comunicación para llegar a la gente y me permito, con humildad, pedir que me ayuden en este desafío. Quiero aclarar: el departamento no está dedicado exclusivamente a las Tnuot Noar, la población de enfoque son niños, jóvenes y adultos de Dor Hemshej (generación de continuidad).

– El Keren Hayesod ya tiene un Departamento de Dor Hemshej…
– Efectivamente el Keren HaYesod tiene un importante departamento de Dor Hemshej que busca acercar y fomentar la siguiente generación de potenciales donantes. Nuestro departamento conlleva la misma terminología, sin embargo, aquí nos referimos a la formación de la continuidad de los líderes del movimiento sionista en su totalidad. Como mencioné anteriormente, estaremos formando una mesa con representantes de todas las organizaciones sionistas para que juntos podamos enfrentar a los desafíos generales de nuestro pueblo. El futuro de las comunidades de la Diáspora en particular y del Movimiento Sionista en general está sustentado sobre los hombros de los jóvenes líderes. Es nuestra responsabilidad apoyarlos en su formación, asegurando así la continuidad de nuestro pueblo.

– ¿Esto no genera un «ruido» político? Hay escasez de jóvenes adultos que quieran participar en la política comunitaria, ¿no va a afectarla cuando vean que participan en vuestra propuesta y no se involucran en alguna institución?
Es sumamente cómico, por un lado, decimos que queremos acercar a los jóvenes a la política comunitaria y a los marcos sionistas, pero a menudo siento que algunos de los actuales líderes no quieren liberar su control. Desarrollar los futuros líderes implica permitirles ser partícipes, subir a la cancha y dejarlos jugar. Quieren y deben acercarse a todo esto y así asegurar la continuidad sionista. El problema es que muchas instituciones de la política sionista en Latinoamérica recién ahora están asimilando el poder de la juventud. Nosotros debemos lograr que los jóvenes se interesen por la acción comunitaria, por la política comunitaria, con la intención de luchar contra el antisemitismo y la asimilación y el lugar del Estado de Israel entre las naciones. Debemos lograr que jóvenes en las universidades puedan estar en contacto, dialogando, criticando, preguntando, no estando de acuerdo con lo que el status-quo… buscando como mejorar. Claro que no todo es un jardín, está permitido y debemos fomentar pensamiento crítico. El liderazgo verdadero debe dialogar con los aspectos incomodos al igual como los puntos obvios. Y todo líder actual debe dedicarse en gran medida a la formación de los futuros líderes.

-¿Cómo es su relación con Yaacov Hagoel?
-Excelente. Con Yaacov tenemos una relación especial, porque juntos creamos el Consejo Mundial de Tnuot Noar Sionistas, allá por el principio del siglo, en 2003 o 2004. Yo los últimos 5 años fui el titular de este Consejo, que ha tenido un revuelo muy grande acá, porque logramos muchísimas cosas para las Tnuot. Yaacov cree fuertemente en la importancia de la educación no-formal, la formación de líderes y sobre todo de la unión de fuerzas.

-¿Es decir que Yaacov Hagoel ve con buenos ojos esta iniciativa?
-No sólo la ve con buenos ojos. Desde el primer momento dijimos que hay necesidad de este Departamento justamente por los desafíos que venimos hablando, y él se ubicó incondicionalmente detrás de esta iniciativa. Sin duda, está totalmente de acuerdo. Obviamente, él es el presidente de una institución que tiene muchos desafíos. Yo tengo la oportunidad y el lujo, de enfocarme exclusivamente en lo que me apasiona. Pero la relación con él es excelente, con un cien por ciento de apoyo incondicional.

Quisiera concluir esta entrevista haciendo un llamado a todo los que llevan el sionismo en su corazón, a todos los que recuerdan con nostalgia los momentos aquellos en algún majané o alguna peulá que cambió su vida y lo inspiró a grandeza a que se unan a nosotros. Solamente juntos podremos enfrentarnos exitosamente a los desafíos que nos esperan.

Fotos: Jaime Edelstein

También te puede interesar

Este sitio utiliza cookies para mejorar la experiencia de usuario. Aceptar Ver más

WhatsApp chat